España 'Operación Púnica'

El empresario al que Bárcenas apuntó como donante de 60.000 euros para Aguirre lo niega

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. EP

El empresario Luis Gálvez, al que Luis Bárcenas apuntó como donante de 60.000 euros no declarados que entregó a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre para la campaña electoral de 2007, ha negado los hechos.

El propietario de la constructora Ploder, que ha declarado este jueves como investigado en el Juzgado Central de Instrucción 6, donde se investiga la presunta financiación ilegal del PP madrileño en la pieza 9 del caso Púnica, ha afirmado que nunca ha estado en la sede central del partido de la madrileña calle Génova, donde según Bárcenas entregó un sobre marrón con el dinero a la expresidenta madrileña.

También ha dicho, según trasladan fuentes presentes en la declaración a El Independiente, que no conoce ni a Luis Bárcenas ni a Álvaro Lapuerta y tampoco sabe quién es Beltrán Gutiérrez, quien fuera gerente de la formación en Madrid. Gálvez se ha ratificado así en la declaración que ya prestó como testigo en Gürtel Época I.

Bárcenas, en la que afirma que es su disposición a colaborar con la Justicia y ampliar información a los dos jueces de la Audiencia Nacional que investigan la presunta financiación ilegal del PP, presentó un escrito en el que él mismo entregó directamente a Aguirre en su despacho un sobre pequeño y de color marrón los 60.000 euros de Gálvez. Dijo que en ese momento estaba acompañado del entonces tesorero Álvaro Lapuerta y que en la habitación también se encontraban el secretario general del partido en Madrid Francisco Granados y el que fuera el gerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez.

Granados pidió un careo con Bárcenas

Aguirre negó los hechos y presentó una querella contra Bárcenas y Granados también los negó y pidió al juez un careo con él, petición que está pendiente de resolución.

Ploder es la compañía que aparece en el auto de 2019 en el que el juez imputó a Aguirre en esta pieza como una de las empresas que presuntamente pagó un 1% de las obras que se le adjudicaron para financiar la campaña de la expresidenta madrileña. Las fiscales del caso sostienen que ésta fue una de las vías de financiación ilegal del PP madrileño.

Comentar ()