Cataluña quiere espaciar la dosificación de Pfizer, dejando seis semanas, y no tres, entre la primera y la segunda dosis para agilizar el proceso de vacunación. Así lo trasladará la consejera de salud de la Generalitat, Alba Vergés, al jueves al Consejo Interterritorial de Salud. Será la segunda vez, y Vergés ha reclamado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias una decisión «ágil» esta vez.

«Ha habido poca rapidez de Estado, poco ágil en las decisiones, esta vez no puede fallar» ha advertido la consejera. La Generalitat señala que la dosificación actual, con la segunda dosis a los 21 días, «nos obliga a reservar 40.000 dosis que podrían entrar en la cadena de vacunación» agilizando la inmunización de la población.

El hecho de que la vacuna predominante, la de Pfizer, tenga una pauta de 21 días «nos obliga en ocasiones a paralizar la vacunación porque tenemos que dedicarnos a segundas dosis» ha lamentado la doctora Carmen Cabezas. La próxima semana puede darse de nuevo esa situación, ha añadido, si el Consejo no acepta variar la pauta, como propone la Generalitat.

Francia e Italia ya lo aplican

De hecho, Vergés ya avanzó esta propuesta la pasada semana, y el lunes el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, insistió en ello en una reunión bilateral con el Ministerio. Por ello, Vergés ha urgido hoy al Gobierno ha seguir la estrategia decidida recientemente por Francia e Italia, ya aplicada también por Canadá y Gran Bretaña, para agilizar el proceso de vacunación.

Con estos ejemplos, ha añadido, «hay mucha evidencia contrastada» de la eficacia de la primera dosis de esta vacuna, que justifica el cambio de pauta. «Esto permite ganar tres semanas y llegar a mucha más gente no vacunada, permite vacunar mas rápido sin perder protección».

En este contexto, Vergés ha criticado la «poca agilidad» del Gobierno a la hora de adoptar decisiones de este tipo en ocasiones anteriores, y ha puesto como ejemplos los vaivenes en la gestión de la vacuna de AstraZeneca o la negativa a facilitar la venta de test de antígenos en las farmacias.

Segunda dosis de AstraZeneca

La consejera ha denunciado además la indefinición del Gobierno sobre la segunda dosis de AstraZeneca para los menores de 60 años, que Darias sigue sin concretar cómo se afrontará. El 26 de abril hay que empezar a administrar la segunda dosis a ese colectivo en Cataluña, ha recordado, para exigir a la ministra que tome una decisión «sea cual sea».

«Hemos oído que se puede retrasar durante semanas la decisión» ha alertado, cuando «la semana pasada había compromiso de decirlo mañana» y «esta poca agilidad en las decisiones y poco compromiso con los que tenemos que poner en práctica decisiones nos condiciona en la estrategia de vacunación. Estos retrasos son atasco.»