Cataluña | España

Vergés, incapaz de explicar en el Parlament los datos de vacunación de policías y guardias civiles

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, en su escaño del Parlamento de Cataluña.

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, en su escaño del Parlamento de Cataluña. EP

La polémica vacunación a policías y guardias civiles en Cataluña ha centrado la primera sesión de control en el Parlament cuatro meses después. Un debate en el que la consellera de Salud, Alba Vergés, no ha podido argumentar por qué el 80% de los mossos están vacunados, frente al 10% de policías y 6% de guardias civiles destinados en esta comunidad.

Interpelada por PP y Vox, Vergés ha argumentado que «la estrategia pasa por vacunar a toda la población de Cataluña» y ha criticado la «judicialización» de las vacunas o la vacunación de militares para defender su actuación.

PP pide el cese de Argimon

«No me extraña que eluda la respuesta» le ha respondido Lorena Roldán. La ahora portavoz del PP ha tachado de «bochornosa» la actuación de Salud con Policía Nacional y Guardia Civil y salvamento marítimo, «porque representan al Estado y les produce urticaria». Por ello, ha reclamado a Vergés que cese al secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, y acate las cautelares dictadas por el Tribunal Superior de Justicia para que se vacune a esos colectivos.

«Han dejado a estas personas desprotegidos por venganza y por ese afán que tienen de clasificar entre buenos y malos» ha añadido Roldán. La prueba, asegura, es el tuit de Carles Pugidemont, y Argimon «pone la guinda diciendo que tendrán que retrasar la vacunación de los mayores de 70» por culpa de la decisión judicial.

«Nuestras decisiones son siempre de salvar vidas y superar la pandemia» ha defendido Vergés, quien se ha defendido criticando que «cuando habla de discriminación» no menciona las vacunas «que se apartan para un colectivo concreto, el de los militares».

Vergés responde criticando que «se apartaron vacunas para los militares»

Los argumentos de Vergés no han convencido tampoco al portavoz de Vox, Juan Garriga, quien ha vuelto a denunciar la discriminación sufrida por policías y guardias civiles. «Es una vergüenza, un acto de sectarismo sin rigor sanitario» ha denunciado, señalando que en el Parlament «no quiere dar la cara».

En respuesta, Garriga ha advertido de que seguiran «vigilando muy de cerca» al Govern, tras denunciar que Vergés les excluyera este miércoles de la reunión informativa sobre la gestión del Covid, en la que participó el resto de los grupos parlamentarios. «Discrimina a 200.000 votantes de Vox, ¿también les va a negar la vacuna?» ha concluido.

Comentar ()