España

Almeida se deshace en halagos hacia Manuela Carmena: "Su compromiso con Madrid es completamente innegable"

Almeida junto a Manuela Carmena

EFE

«Nuestras medallas de honor de este año son para dos referentes de la política municipal. Nuestras alcaldesas, las alcaldesas de todos. Votaran o no votaran esas listas electorales porque trabajaron y gobernaron para todos. Tanto Ana Botella como Manuela Carmena son dos personas que al margen de las discrepancias políticas entendieron su mandato desde la vocación de servicio público», comenzaba diciendo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida en su discurso del acto de entrega de las medallas de plata de la Comunidad de Madrid.

En este ha alabado este sábado la «valentía» de los madrileños en su día grande y ha aseverado que la capital del país cuenta con «las mayores cotas de libertad del mundo occidental», pero también ha halagado y mostrado su admiración y respeto con especial dedicación a una de las galardonadas, la exalcaldesa Manuela Carmena.

«Manuela Carmena, o simplemente Manuela. Cuando una persona que a pesar de su extensa trayectoria profesional en el ámbito de la justicia se presenta por primera vez a unas elecciones y no es necesario decir su nombre y su apellido, sino simplemente Manuela, cristaliza y simboliza que Manuela Carmena hizo de la cercanía y de la empatía la principal de sus características hacia los madrileños, que se ganó -en pocos días de campaña electoral y desde una lista nueva- el cariño de los madrileños y un resultado electoral impresionante, además de ser la primera alcaldesa electa de la ciudad de Madrid (…) Con independencia de las consideraciones ideológicas su compromiso con la ciudad es completamente innegable», ha ensalzado.

Además, Almeida también ha reconocido el «año difícil» que han atravesado los madrileños, pero ha celebrado que ya se atisba «el final de la pesadilla de la pandemia», por lo que hay «motivos para la esperanza». Pese a ello, ha puesto en valor la «lección de responsabilidad y valentía» dada por los madrileños tanto con la pandemia como con la gran nevada de Filomena a principios de enero de este año.

«Vivimos unidos la lucha contra el terrorismo, la solidaridad con Filomena, la explosión de la calle Toledo, que acabó con la vida de cuatro personas», ha recordado, para añadir que no se puede vivir de «palabras de aliento», que son «necesarias pero no determinantes para ganar ese futuro», ya que «Madrid es tierra de presente, pero sobre todo de futuro».

Por ello, el primer edil ha apuntado que la obligación del madrileño «no es conformarse con lo conseguido, sino apostar por una ciudad mejor» que se basará en los mismos cimientos sobre los que basó ese «modelo de éxito de una ciudad a la que miran muchos ciudadanos».

«Madrid puede y debe ser mucho más. El Madrid del futuro debe evolucionar hacia una sociedad que pueda atraer y retener el talento, una ciudad solidaria, un lugar de acogida de todos los ciudadanos», ha lanzado a renglón seguido. Todo ello, ha explicado, se conseguirá «desde el convencimiento mutuo de que juntos se es más fuerte».

Carmena invoca a recuperar la escucha política

Manuela Carmena, por su parte, con una mascarilla de lunares, estampado clásico en su vestimenta, ha recogido el reconocimiento de manos de su sucesor, José Luis Martínez-Almeida, agradeciendo la medalla al alcalde, a la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y a la Corporación. «¿Cómo no?», ha preguntado retóricamente a Villacís cuando la vicealcaldesa ha agradecido a los premiados que hayan recogido las medallas.

Es un reconocimiento que le ha entregado «un equipo con una visión, una ideología y un partido diferente» y que eso no es obstáculo para no recogerlo. «¿Cómo no voy a aceptar algo que no puede ser más que un gesto de encuentro, de reconocimiento, de acuerdo? Sobre todo en este momento que vivimos en una inútil y desaprovechada confrontación en el debate político», ha planteado la exedil.

La entrega de las Medallas de Honor de la ciudad es un «gesto esencialmente institucional» debatido en el Pleno de Cibeles aunque entiende que «es lógico que a veces se mezclen realidades distintas», la figura de la Alcaldía y el Gobierno.

«Cuando nos hacéis este reconocimiento a Ana (Botella) y a mí no lo hacéis por los gobiernos sino por reforzar en las instituciones lo que las hace permanentes», ha remarcado Carmena, que ha llamado a «cuidar la democracia» poniendo el acento en que «cuidar es un gesto femenino y que se reclama hoy por todas las partes, desde el Vaticano al movimiento feminista y toda la teorización social».

Manuela Carmena, fiel a su espíritu mostrado durante toda la legislatura anterior, ha invocado a emplear el condicional para «olvidar para siempre un debate político basado en el insulto, la injusticia o la descalificación». «¿No sería bueno esforzarnos en tener estos reconocimientos día a día?», ha planteado.

Y lo ha hecho pidiendo un «milagro civil» al patrón de Madrid, «sencillo, de manos enrojecidas, de alpargatas», «tener un debate político distinto donde reine lo esencial en la democracia, escuchar».

Cifuentes abraza a Carmena: «He venido a verte a ti»

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes se ha abrazado este sábado con la exalcaldesa Manuela Carmena tras recoger esta la Medalla de Honor de la capital con motivo del día de San Isidro. «He venido a verte a ti», le ha trasladado Cifuentes, quien ha acudido a la entrega de medallas acompañada por el también expresidente Ángel Garrido.

El encuentro se ha producido al concluir el acto institucional: «Menos mal que te he pillado antes de que te vayas», se ha dirigido Cifuentes a quien fuera alcaldesa madrileña en el mandato anterior. Carmena también ha tenido un afectuoso abrazo con la portavoz de Más Madrid en Cibeles, Rita Maestre.

Comentar ()