Cataluña | España

Aragonés promete "un progreso que desembocará en la república catalana"

Pere Aragonés espera la imposición de la medalla de president de parte de Quim Torra EFE

«Me comprometí a hacer inevitable la amnistía y la autodeterminación y hoy empezare a ejercer este compromiso». Pere Aragonès ha revalidado hoy su compromiso de investidura en la toma de posesión como presidente de la Generalitat, en una intervención en la que el nuevo president ha puesto el foco en la recuperación económica y sanitaria tras la pandemia.

Aragonès, sin embargo, no ha olvidado el proceso independentista, ha hecho un reconocimiento explícito a su antecesor, Quim Torra, y ha prometido dejarse la piel en un progreso en derechos sociales, bienestar y modelo productivo que «debe desembocar en una república catalana». Lo ha hecho en un acto marcado por la simbología republicana, con saludo a los bustos de Francesc Macià y Lluís Companys, ex presidentes de ERC. También por el regreso a símbolos como la medalla de la Presidencia, que Torra se negó a recibir en su calidad de presidente vicario de Carles Puigdemont.

Acto al que ha regresado la representación del Gobierno, en las personas del ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, y la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, presentes en el acto junto al líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa. También estaba ahí una nutrida representación de los comunes encabezada por Ada Colau, pero no de Cs, PP y Vox.

Nuevo Govern

Tras la toma de posesión, Aragonès oficializará este martes la composición del nuevo ejecutivo catalán, que tendrá como vicepresidente al ex consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró. Próximo a Carles Puigdemont, Puigneró asume además la política territorial y será el máximo representante de Junts en el Ejecutivo.

JxCat ha confirmado además la incorporación de Jaume Giró como consejero de Economía, Josep Maria Argimon al frente de Salud y la ex delegada del Govern en Estados Unidos, Victoria Alsina, en Exteriores. La diputada por Girona Gemma Geis es la más probable titular de Universidades y el hasta ahora consejero de Interior, Miquel Sàmper, asumirá previsiblemente la cartera de Justicia.

La ex diputada de JxCat Violant Cervera es la última incorporación, para la consejería de Derechos Sociales, junto a otra ex diputada del entorno convergente, Laura Ciuró, escogida para asumir la cartera de Justicia.

Renovación en Esquerra

En ERC se da por segura la incorporación al ejecutivo de Laura Vilagrà, número dos de la candidatura de Aragonès, como consejera de Presidencia. Se ha confirmado además la entrada del ex socialista Joan Ignasi Elena al frente de la difícil cartera de Interior y de la ex síndica electoral del 1-O Tania Verge en la nueva consejería de Feminismos.

El ex presidente del Parlament, Roger Torrent, se perfila como nuevo consejero de Empresa, mientras Teresa Jordà sería la única consejera republicana con continuidad al frente de su departamento, Agricultura, ampliado con las responsabilidades de Acción Climática.

Josep González Cambray parece el designado para suceder a Josep Bargalló en Educación, departamento del que ha sido número dos esta legislatura. En Cultura, departamento gestionado hasta ahora por JxCat, quedará en manos de la secretaria de Cultura de Esquerra, Natalia Garriga.

Junqueras e Iceta

Más allá de la intervención de Aragonès, las miradas se centraban hoy en el presidente de ERC, y Oriol Junqueras, e Iceta. Desde que el Tribunal Supremo decretó la entrada en prisión preventiva de Junqueras, en noviembre de 2017, los republicanos, y especialmente el propio Junqueras, han recriminado a Iceta su negativa a visitar al líder republicano en la cárcel.

Iceta ha tenido que argumentar en más de una ocasión que no iría a visitar a los condenados por el procés porque el gesto tendría «lecturas políticas». «No he ido a ver a los presos por mi cargo, si no fuera primer secretario del PSC, tal vez habría ido» llegó a afirmar hace un año. Sí lo hizo el ex diputado del PSC Carles Castillo, ahora en las filas republicanas.

Durante la última campaña electoral Junqueras dinamitó los puentes con los socialistas al acusarlos de acarrear «un historial de corrupción». Una afirmación hecha en Hospitalet, bastión del PSC, con la mirada puesta en su alcaldesa y presidenta del partido, Núria Marin. Pero ya antes había dejado claro que responsabiliza a los socialistas tanto del 155 como de su condena judicial.

«A ver cómo me aguantan la mirada» afirmó en enero de 2020 refiriéndose a los socialistas catalanes, cuando volvió al Parlament para comparecer ante la comisión de investigación sobre el proceso independentista.

Te puede interesar

Comentar ()