No ha defraudado la comparecencia de José Manuel Villarejo ante la comisión de investigación constituida en el Congreso de los Diputados para depurar eventuales responsabilidades políticas por la conocida como Operación Kitchen, en la que él participó y que es investigada por la Audiencia Nacional. El antiguo agente encubierto ha defendido que Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal y el ex director general de la Policía Ignacio Cosidó conocían el dispositivo y ha dejado para el diario de sesiones algunas frases que han generado risas entre los parlamentarios cuando las ha pronunciado.

  • «En los discos duros que me requisaron y que no se han desencriptado está la Atapuerca de los últimos 50 años del país».
  • «Desde la época de la dictadura existen unas estructuras opacas en el Gobierno».
  • «Tengo complejo de Barragana. En privado todo el mundo quiere hablar conmigo, pero en público nadie me mira».
  • «El señor Marcelino Martín-Blas, responsable de Asuntos Internos [de la Policía Nacional], me ha llevado varias veces en su coche oficial a Torre Picasso [sede de su grupo de empresas]. Negar ahora a posteriori que eso no existía es negar que amanece y que anochece».
  • «¿Usted sabe lo que se puede hacer con las herramientas de clonación de voz? Si me dejaran un ordenador un día haría maravillas», responde el comisario ya jubilado al diputado de EH-Bildu Jon Iñarritu después de rechazar la veracidad de los audios que le fueron requisados y en los que se basa la acusación contra él.
  • «A mí me contactan a través del procedimiento habitual: medios políticos y estructurales del Ministerio del Interior para que yo intervenga con mi habilidad para captar fuentes humanas. Así lo hice».
  • «Soy un pobre jubilado. Mis hermanos e hijos mayores me han pagado muchas cosas, tengo los bienes embargados y me he tirado dos años sin cobrar la jubilación».
  • «Tomé la decisión equivocada, que es denunciar por la vía judicial a todo el mundo», contestó el antiguo agente encubierto al parlamentario Iñarritu sobre por qué pasó de ser un héroe a un villano.
  • «Si soy un ‘Torrente’ de la vida, ¿por qué todos mis archivos están encriptados? Si era muy patoso, ¿por qué me encargaban las cosas más delicadas?».
  • «Me intentaron asesinar en prisión. Trataron de envenenarme. Debieron decir: ‘Vamos a darle una dosis pequeñita para que no se note en la autopsia’. Y aguanté».
  • «Si yo hubiera sido la persona encargada de conseguir la documentación habría acabado en manos de la autoridad judicial», dijo sobre los papeles que trataban de requisar supuestamente a Bárcenas en el curso de la Operación Kitchen.
  • «No conozco a ningún periodista que no publique algo que caiga en sus manos por muy amigo que sea de uno».
  • «Tenía relación con Ana Rosa [Quintana] desde que ella era soltera, imagínese si ha pasado tiempo. No fui novio suyo», precisó al diputado Pablo Echenique (Unidas Podemos).
  • «Cuando gana las elecciones el PP en 2011, el señor Sanz Roldán [ex director del Centro Nacional de Inteligencia] vio que el Partido Popular era bastante más blandito que el PSOE (…) y él lo que quiso fue tener el monopolio de la información. España es el único país occidental en el que la información interior y exterior la tiene el CNI».
  • «Los americanos dicen: una vez, casualidad; dos, coincidencia, y tres, sabotaje».
  • «El límite fuera de la ética de las personas que tienen la máxima responsabilidad difícilmente se puede ejercer salvo que existieran mecanismos de control que lamentablemente en algunos casos no existe. Por eso el gran problema de los fondos reservados que se manejan y el gran problema de la Ley de secretos de Massiel», en alusión a que esta norma se aprobó cuando la cantante ganó el Festival de Eurovisión con la canción La, la, la.
  • «Señoría, su país es un condado», replica Villarejo a la diputada de la CUP Mireia Vehí. «Yo considero a Cataluña parte de España, por tanto eso de país es una entelequia!
  • «La señora [Margarita] Robles hizo unos informes diciendo que se habían mantenido relaciones con las autoridades de Laos que era mentira. No se podía sostener cuando el señor [Baltasar] Garzón pidió el aparato en sí y alguien lo destruyó», ha contestado al diputado del PP Luis Santamaría cuando éste le ha preguntado si los faxes se rompieron «a martillazos» cuando la información se hizo pública.
  • «Todo lo referido a la Corona entiendo que es un flaco favor que se está haciendo en este país a quien tanto deben los españoles que es Su Majestad el Rey Juan Carlos», replica a Iñarritu. «Se lo debe a Hacienda», apostilla con sorna el diputado.
  • «La cloaca máxima existía en Roma y permitió una Roma floreciente».