España | País Vasco

Bildu no apoya la declaración de condena por la agresión a un cargo del PP alavés

El ex concejal del Ayuntamiento de la capital alavesa, Iñaki García Calvo, fue agredido la noche del sábado mientras se encontraba junto a unos amigos en una zona de copas de la ciudad tras confirmar su pertenencia al PP..

La coalición EH Bildu ha rechazado hoy sumarse a la declaración de condena de la agresión sufrida por el vicesecretario de Comunicación del PP de Alava, Iñaki García Calvo el pasado sábado en Vitoria mientras se encontraba con sus amigos en una terraza. El Ayuntamiento de la capital alavesa, institución de la que García Calvo fue concejal cinco años, ha convocado hoy a su junta de portavoces para aprobar una declaración de condena a la que la coalición de la izquierda abertzale se ha negado a sumarse.

En la declaración el Consistorio muestra su «condena más enérgica» ante la agresión «por su ideología política» a las personas que le acompañaban. Señala que se trata de unos hechos que «para nada representan a una ciudad cuyas señas de identidad son la convivencia, la tolerancia y el respeto a la pluralidad».

EH Bildu sí se desmarco ayer de lo sucedido en palabras de su su portavoz municipal, Felix González San Vicente, quien a través de las redes mostró su «rechazo a las agresiones» y expresó su solidaridad con los afectados. Al parecer, la negativa de la coalición a firmar la declaración de condena de hoy se habría debido precisamente a la inclusión de la misma del término condena y de «rechazo» como había solicitado.

Los hechos contra los que hoy se han posicionado el resto de grupos del Consistorio ocurrieron la noche del pasado sábado cuando García Calvo, de 32 años, se encontraba junto a un grupo de amigos en una terraza de la calle Cuchillería de la capital Alavesa. En un momento, un grupo de jóvenes se acercó a él y le preguntó su era miembro del PP, a lo que García Calvo respondió afirmátivamente. A continuación, le habrían ordenado que se marchara y le habrían arrojado dos vasos con bebidas y posteriormente recibió una bofetada en la cara, según relató a la Ertzaintza el propio agredido que cifró en nueve personas el grupo que habría participado en la agresión. El resto de amigos acudieron en su defensa y se produjeron momentos de tensión y enfrentamiento. La Ertzaintza, que tras ser avisada acudió al lugar, informó de que cuatro de ellos requirieron atención al presentar contusiones y uno de ellos una herida sangrante que requiriró su traslado al Hospital de Txagorritxu.

Un detenido

Por estos hechos la Ertzaintza detuvo la madrugada del domingo a un joven de 23 años por su presunta participación.

La agresión recibió la condena de todas las formaciones políticas. El lehendakari Urkullu expresó su solidaridad con el PP vasco y manifesto su condena de los hechos. El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, aseguró que aún existen en Euskadi «alimañas radicales» y «guetos proetarras y falta de libertad». Desde el PP de Alava se denunció que «el odio sigue inoculadndo en parte de la juventud vasca, buscan amedrentar a los no nacionalistas. No lo conseguirán».

Hoy el alcalde Vitoria, Gorka Urtaran, ha reiterado la condena de lo ocurrido y ha asegurado que las agresiones por «motivos ideológicos» suceden en más ocasiones de las que se conocen. Ha instado a «los mayores» de la izquierda abertzale a que se impliquen para evitar este tipo de hechos y en lugar de «dejar hacer» a algunos grupos de jóvenes, terminen con estas actitudes, «hay que terminar con esto ya».

Comentar ()