España

El SUP pide al Gobierno más medios contra la violencia machista: "Algunos policías llevan un centenar de casos a la vez"

El sindicato denuncia que la falta de recursos "ha hecho que las UFAM se vean desbordadas en el peor momento"

Un grupo de policías nacionales, de servicio en la Puerta del Sol de Madrid.

Un grupo de policías nacionales, de servicio en la Puerta del Sol de Madrid. EP

El Sindicato Unificado de la Policía ha solicitado al Gobierno a través de una carta dirigida al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que dote a las Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional de medios humanos y materiales para actuar desde el cuerpo contra la violencia de género. Destacan que el Ejecutivo «habla de ‘incrementar los recursos disponibles’ en las comunidades autónomas, pero respecto a la Policía no va más allá de actualizar protocolos cuando precisamente la falta de recursos ha hecho que las UFAM, ya con graves dificultades de funcionamiento desde hace meses, se vean desbordadas en el peor momento».

El número de mujeres asesinadas por violencia de género en España asciende a 21 en 2021 y a 1.099 desde 2003, tal y como ha confirmado este martes a través de su cuenta de Twitter la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, después de que se haya detectado un incremento de crímenes desde la caída del estado de alarma en mayo. El SUP incide en que algunos de los agentes de estas unidades «se ven obligados a llevar hasta un centenar de casos a la vez por falta de personal, quedando muchas otras investigaciones de violencia de género en manos de otros grupos de policía judicial».

Asimismo, este sindicato hace hincapié en el hecho de que entre «los policías no existe ningún tipo de coordinación con los servicios sanitarios para poder elaborar una primera valoración lo más acertada posible de cada víctima», mientras que a las Unidades de Atención a la Familia y Mujer «reciben con años de retraso la formación necesaria para ocupar esos puestos».

Mónica Gracia Sánchez, secretaria General del SUP y autora de esta carta, pone en conocimiento del Ministerio del Interior que «no se cumplen los requisitos» establecidos en el Plan Integral de Sensibilización y Prevención contra la Violencia de Género 2021-2025 por la «falta de medios humanos y materiales». Este protocolo establece que en todas las dependencias debe haber UFAM investigación y UFAM protección, pero el sindicato recalca que «la realidad es que en muchas comisarias las valoraciones de riesgo las elaboran el personal de la oficina de denuncias ,que carece de formación específica» en la materia.

Las denuncias por violencia de género no se realizan, además, en las «dependencias habilitadas especialmente para las víctimas como manda la normativa y tampoco se dispone de vehículos adaptados para las víctimas y los menores que las acompañan», denuncian. El SUP asegura que «no hay personal especializado y las plazas no se acaban de cubrir», por lo que propone que en el concurso especial de méritos (CEM) se incluya a las Oficinas de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC) y a los Grupos de Menores «dentro del apartado de valoración del puesto de trabajo y actividades operativas, con el fin de que ambas fueran reconocidas para acceder a la especialidad».

Casi los mismos agentes que hace 10 años

Mientras en los últimos años los delitos relacionados con la violencia de género han seguido una curva ascendente, señalan desde el SUP, en 2021 los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) dedicados a la protección activa de las víctimas de la violencia de género «son prácticamente el mismo número del que se disponía en 2011». «Una vez más, los funcionarios suplen con su dedicación la falta de previsión y de medios, y los mayores perjudicados de esta situación son los ciudadanos», afirman.

Por ello, este sindicato ha pedido que se destinen «de forma urgente» las partidas económicas necesarias para dotar a las UFAM «de los medios materiales y humanos necesarios, tal y como ha anunciado el Gobierno qué hará con las comunidades autónomas». La carta concluye con una reflexión: «No invertir en la primera línea de la lucha contra la violencia de género (…) compromete el éxito del resto de iniciativas del Gobierno para erradicar esta lacra».

Te puede interesar

Comentar ()