La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, considera «indignante» y «una barbaridad» que el el ministro y dirigente socialista José Luis Ábalos haya señalado ahora como «piedras en el camino» las decisiones del Tribunal de Cuentas sobre el proceso independentistas de 2017, y lo achaca a que el Gobierno teme la decisión que deberá adoptar la institución fiscalizadora sobre la ayuda de 53 millones otorgada a la empresa Plus Ultra.

En declaraciones a las puertas del Congreso tras reunirse con asociaciones de gestación subrogada, Arrimadas ha sido preguntada por las palabras del ministro de Transportes en las que, una vez concedidos los indultos a los presos del procés, señala ahora a las resoluciones del Tribunal de Cuentas embargando a políticos independentistas como «piedras en el camino del diálogo» que hay que «desempedrar», informa Europa Press.

«Es una barbaridad», ha contestado la dirigente de Ciudadanos, recordando que esta institución también es un tribunal y que es «de vergüenza» que el Gobierno cuestione sus resoluciones.

Y respecto a la decisión de la Conferencia Episcopal de alinearse con los obispos catalanes en favor del diálogo, Arrimadas se ha ratificado en su posición contraria a los indultos y ha recordado que que el perdón exige «propósito de enmienda», algo que en su opinión no han cumplido los independentistas condenados por el referéndum ilegal de 2017.