España

El Gobierno vasco revisará si el gasto público en apoyo al euskera es el suficiente

El Ejecutivo vasco analizará las inversiones y gasto hecho por las diputaciones vascas y los consistorios en el fomento y apoyo del euskera para evaluar si es el adecuado.

Cientos de opositores optan a una plaza en una OPE de la Administración vasca.

Cientos de opositores optan a una plaza en una OPE de la Administración vasca.

El Gobierno vasco está preocupado. Lo está desde hace tiempo. Los indicadores de uso del euskera no repuntan pese a las inversiones millonarias de las instituciones. Los esfuerzos en la Administración, en el sistema educativo y en la divulgación y promoción parecen haber tocado techo y no surtir el efecto de años atrás. La última encuesta sociolingüística del Ejecutivo vasco revelaba que el 47% de los vascos ni entiende ni habla euskera y que otro 19% pese a entenderlo no lo emplea. Apenas un tercio de la sociedad vasca se declara vascoparlante en su día a día. Ahora el Gobierno de Iñigo Urkullu quiere revisar qué, cuánto y cómo están invirtiendo las distintas administraciones en la promoción y empleo del euskera.

El estudio que llevará a cabo durante los próximos seis meses repasará con detalle la liquidación de los presupuestos del año pasado, así como un análisis de los recursos humanos, subvenciones y convenios para el fomento de la lengua. Será una revisión de las acciones en todos los departamentos del Gobierno vasco, sobre cada una de las tres diputaciones y de las acciones llevadas a cabo por cada uno de los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes.

El estudio sobre el empleo de recursos en los tres niveles de la administración se adopta tras considerar que pese a los avances logrados en los últimos años la situación del euskera “sigue siendo similar a la de cualquier lengua minoritaria”, apunta el Gobierno. Se asegura que en muchos ámbitos de la sociedad vasca la presencia del euskera sigue siendo aún “muy escasa” e incluso en aquellos espacios donde es mejor, más avanzada en su empleo, “no se puede comparar con la del castellano o el francés”.  

Más recursos

La radiografía que en los próximos meses se llevará a cabo pretende conocer la situación para promover posibles cambios y empleo de recursos públicos en apoyo al euskera. “Es necesario multiplicar las acciones encaminadas a que los derechos lingüísticos de los ciudadanos sean respetados”, se asegura desde la consejería de Política Lingüística, impulsora de la medida, y para ello recuerda que son las administraciones públicas las responsables de que los derechos lingüísticos de la ciudadanía queden garantizados: “Para ello es necesario disponer de recursos económicos y humanos suficientes y gestionarlos adecuadamente”.

Una presencia del euskera que se quiere mejorar revisando el empleo de los recursos públicos, que han sido cuantiosos en los últimos años. Sólo la promoción de la lengua supone inversiones de alrededor de 100 y 110 millones anuales en los tres niveles administrativos. Desde 2002 la inversión pública ha rondado los 2.000 millones de euros. Una inversión que no ha supuesto un cambio significativo en su empleo. Si en 1991 apenas el 24% de la población vasca empleaba el euskera, en la actualidad esa cifra sólo ha crecido hasta el 33%.

Una evolución moderada si se tiene en cuenta en profundo cambio que se ha producido en ámbitos como el educativo o el de la función pública. En las últimas décadas el impulso del modelo D del sistema educativo en euskera –con el castellano como asignatura- ha sido muy importante. Hoy el 66% de los escolares están matriculados en él. A ellos se suma otro 17% matriculado en el sistema bilingüe, el llamado ‘modelo B’.

Apoyo social

Junto a ello, el acceso a la función pública ha reforzado la exigencia del conocimiento del euskera como mérito, con puntuaciones equiparables a la acreditación de doctorados, y la necesidad de tener que acreditar perfiles lingüísticos para la obtención de plazas públicas.

También se ha intensificado los planes para incrementar la relación de la ciudadanía con la administración en euskera o la relación entre distintos niveles administrativos en esta lengua. Recientemente el último impulso anunciado para el fomento del euskera ha sido la creación de una suerte de ‘Netflix vasco’ a través de ETB para el fomento de la producción vasca y la realizada en euskera en particular.

La sociedad vasca ha venido apoyando cada vez más las inversiones en apoyo a la lengua que se han venido haciendo. En el ámbito político, tan sólo el PP y Vox se ha mostrado críticos con la preponderancia que en inversiones y exigencias públicas se da a esta lengua, por su carácter aún minoritario en Euskadi. A comienzos de los años 90 apenas el 41% de la sociedad vasca respaldaba las inversiones para el fomento del euskera, hoy lo hace el 65%.

Te puede interesar

Comentar ()