España | Tribunales

El juez propone sentar en el banquillo a López Madrid y Villarejo por hostigamiento a la doctora Pinto

Manuel García Castellón atribuye al empresario un delito de cohecho activo porque contrató al comisario cuando estaba en activo | Considera acreditado que hizo uso de medios policiales para tratar de desacreditar a la dermatóloga

Javier López Madrid llega a la comisión del Congreso.

Javier López Madrid llega a la comisión del Congreso. EP

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha propuesto juzgar al empresario Javier López Madrid (yerno del fundador de OHL Juan Miguel Villar Mir y exconsejero de dicha compañía) por contratar al comisario jubilado José Manuel Villarejo cuando estaba en activo para que llevara a cabo labores de hostigamiento a la doctora María Elisa Pinto con la que López Madrid había intercambiado distintas denuncias por acoso en juzgados madrileños.

En el auto de pase a procedimiento abreviado de la pieza 24 de la causa Tándem, el juez procede contra Villarejo y su socio, el abogado Rafael Redondo, por el delito de cohecho pasivo, mientras que en el caso de López Madrid lo hace por cohecho activo por haber contratado al comisario para labores privadas cuando aún estaba en activo en la Policía.

Utilización de medios policiales

El magistrado detalla en su resolución las actuaciones atribuidas a Villarejo desde septiembre de 2013 y 2014 que llevó a cabo en relación con la dermatóloga Pinto para impedir que denunciase a López Madrid. Entre las actuaciones, el juez incluye seguimientos, así como la utilización de medios policiales con el fin de desacreditar a la médico una vez que denunció al empresario. Además, considera acreditado que accedió a su información privada sin autorización e intentó interferir en la investigación policial, manipulándola y realizando actuaciones sobre el resultado de una rueda de reconocimiento en la que iba a formar parte.

El titular del Juzgado central de Instrucción 6 apunta la relación de López Madrid con distintos policías durante la investigación de los hechos que denunció María Elisa Pinto. En concreto, dice, Villarejo presentó a López Madrid al comisario Enrique García Castaño, exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) también investigado en la causa.

Además, añade que el empresario tuvo una estrecha relación con el inspector de la Policía Alberto Carba que instruyó la denuncia de la doctora Pinto. Este agente de policía “envió varios correos electrónicos comunicándole el estado de la investigación y recibiendo instrucciones” a López Madrid, considera acreditado el juez.

Te puede interesar

Comentar ()