El exdirector del Gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, ha asegurado este sábado que su intención no es volver a la política «en este momento», aunque ha matizado que está «al servicio del presidente», con quien «siempre» está en contacto, y de su país.

«Siempre hemos tenido una relación especial que mantenemos y cuidamos», ha afirmado Redondo en la localidad guipuzcoana de Ordizia, momentos antes de ser nombrado Cofrade de Honor del Queso Idiazabal.

Asimismo, ha explicado que junto a Sánchez ha vivido «momentos interesantes, con ciertas aceleraciones históricas», por lo que «donde ha habido una relación especial, la sigue habiendo y la va a haber siempre», un contacto que, ha añadido, se extiende a «las ministras y ministros», informa Europa Press.

No obstante, ha querido dejar claro que salida del gobierno, «del mejor lugar del mundo», como lo ha definido, fue a petición suya. «Voy a ser muy claro: decidí parar y paré, y el presidente lo entendió», ha remarcado.

Preguntado por su futuro inmediato, Redondo no ha querido desvelar si estará ligado al ámbito político y tampoco si finalmente recogerá todo lo vivido durante su labor en el Ejecutivo en un libro.

«Yo le he dado mucho a la política y la política me ha dado mucho», ha explicado, al tiempo que ha añadido que, a sus 40 años, aún le quedan «unas cuantas batallas y muchas etapas que se conocerán las próximas semanas».

En relación al reconocimiento como Cofrade de Honor del Queso Idiazabal, Redondo se ha mostrado «muy contento» por el nombramiento y por estar «en casa, en los orígenes, en una vuelta a lo básico».