España

Sarkozy, en la convención del PP: "Sólo hay una España unida y esto no puede cambiar nunca"

Nicolas Sarkozy, en la convención del Partido Popular.

Nicolas Sarkozy, en la convención del Partido Popular. EFE

El expresidente francés ha afirmado rotundo que «solo hay una España, una España unida, que tiene una capital que es Madrid», al tiempo que hay una «Corona con un Rey que representa la unidad de España». «Esto no puede cambiar nunca», ha aseverado.

Sarkozy, que ha asegurada que «siempre» ha querido a España, ha recordado que cuando llegó al Ministerio del Interior rechazó «reflexionar» como le decían ante ETA, la «organización terrorista que ha matado a más personas en Europa». «Yo nunca he cambiado mi política», ha apostillado, para añadir que «la democracia no puede permitirse ser débil».

Casado ha puesto en valor la actuación de Sarkozy, «un gran amigo de España», en la lucha contra el terrorismo y durante su mandato quedó «muy claro que no se toleraba ninguna condescendencia con los independentistas de Cataluña». «¿Alguien entendería que Sarkozy hubiera pactado con los terroristas de Bataclán?», se ha preguntado, para atacar a Sánchez por sus pactos con Podemos, ERC y Bildu.

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy ha expresado este miércoles su apoyo al líder del PP, Pablo Casado, y ha desvelado que la primera vez que le vio en el Elíseo hace once años le dijo: «Algún día serás presidente del Gobierno de España».

Sarkozy ha dado su apoyo a Casado y ha señalado que desde que le vio hace 11 años le dijo que sería presidente. «No necesitaba ser muy inteligente y entendemos exactamente lo que tiene en el corazón», ha proclamado, en una intervención muy aplaudida por el auditorio.

En este punto, ha animado a Casado y al PP a sumar a más personas a su proyecto. «Ganamos cuando uno se amplia y reúne. Perdemos cuando uno se estrecha. Ésa es la realidad en España, Francia y en todas partes», ha proclamado. A este respeto, ha señalado que los populismos llegaron porque los partidos tradicionales no dijeron «nada». «El problema viene de nosotros antes, no de ellos», ha apostillado.

Te puede interesar

Comentar ()