España

El Gobierno vasco abre su festival de derechos humanos con un film del 'caso Zabalza' impulsado por Sortu

La cinta 'Non dago Mikel?" relata los veinte días transcurridos desde el arresto de Mikel Zabalza hasta su aparición ahogado en el río Bidasoa en 1985 tras ser detenido por agentes de Intxaurrondo. La película cuenta con la colaboración de Sortu y EA.

La muestra se creó en víspera de que ETA anunciara el cese de sus acciones terroristas, allá por octubre de 2011. El objetivo era hacer del cine una herramienta más en favor de la convivencia y de defensa de la dignidad humana y el respeto a los derechos humanos. Organizada por la dirección de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad del Gobierno vasco, en la undécima edición el Ejecutivo vasco ha querido abrir a modo de preámbulo la muestra con la exhibición de la película, ‘Non dago Mikel?’ (¿Dónde está Mikel?). En ella se detallan las tres semanas transcurridas desde la detención por parte de la Guardia Civil de Intxaurrondo, al mando de la cual estaba el general Enrique Rodríguez Galindo, del conductor de autobuses, Mikel Zabalza -acusado de pertenecer a ETA- hasta la localización de su cadáver, esposado, en el río Bidasoa el 25 de noviembre de 1985.

Si hace apenas una semana se estrenó la película ‘Maixabel’, que narra el asesinato en 2000 a manos de ETA de Juan María Jauregui y el enceutnro de su viuda, Maixabel Lasa con sus asesinos, en el festival que hoy arranca en Bilbao, la cinta protagonista será ‘Non dago Mikel?’, donde se narra uno de los episodios más graves de la ‘guerra sucia‘ contra ETA practicada por los GAL.

El film con el que arrancará esta tarde la sección ‘Zinexit Topaketak’ (Zinexit, encuentros) ya ha sido estrenado. Se trata de una cinta que cuenta con el apoyo explícito de la izquierda abertzale que figura entre las entidades colaboradoras para la realización de la pelicula. Así, en los créditos figuran dos formaciones de la coalición EH Bildu, como son Sortu y Eusko Alkartasuna, además del Instituto de la Memoria, ‘Gogora’, o ETB. A lo largo de los 80 minutos del documental se muestran imágenes de la época, se recuperan testimonios de algunos de los detenidos en aquella operación y se incluyen entrevistas realizadas a familiares de Zabalza.

‘La bolsa’, ‘la bañera’…

A lo largo del documento no se muestran testimonios ni de la Guardia Civil, ni de aquel periodo ni del actual, ni del Ministerio del Interior, del Gobierno vasco o de otras instituciones u organismos. El llamado ‘caso Zabalza’ ha sido archivado en varias ocasiones y 36 años después continúa sin tener culpables. Zabalza murió, presuntamente, a consecuencia de las torturas que padeció en el cuartel de Intxaurrondo.

El recorrido por los 21 días transcurridos desde su arresto y la aparición de su cuerpo en el río Bidasoa, junto al Túnel de Endarlatsa (en Lesaka), está dedicado a profundizar en las torturas denunciadas siempre por el entorno de Zabalza y el resto de los detenidos, y por el uso que de la ley antiterrorista se hizo en aquellos años en el cuartel de Intxaurrondo.

En relación a la causa que motivó la operación policial no se dice nada. La víspera ETA ametralló en San Sebastián un microbús de la Marina, matando a un cabo y un soldado. La Guardia Civil justificó los arrestos en la búsqueda de los responsables de este crimen. Tampoco se aborda el contexto de violencia terrorista que se vivía en aquellos años en Euskadi, con atentados casi diarios de ETA y acciones de ‘guerra sucia’ por parte de una parte de los poderes del Estado.

El relato de hechos se limita al ‘caso Zabalza’ y a las circusntancias en las que se produjeron los arrestos. Muchos de los testimonios se dedican a relatar las prácticas de tortura como ‘la bolsa’, la ‘bañera’ o la tortura psicológica. También se incluyen testimonios de las autoridades de la época, entre ellas quien fuera ministro del Interior, José Barrionuevo, en la que defendían la teoría de que Zabalza se habría ahogado el mismo día de su arresto en el río tras huir cuando fue trasladado junto a varios agentes a localizar un supuesto ‘zulo’ de ETA. La mayor parte de los arrestados, entre ellos varios hermanos de Zabalza y quiera fue su pareja, Idoia Aierbe, fueron puestos en libertad sin cargos horas después.

«Nos encontramos con un muro»

Sin embargo, la tardanza en la liberación de Mikel Zabalza se prolongó durante semanas, generando un clima de tensión y crispación y de rechazo hacia la Guardia Civil y la Policía que queda plasmado en ‘Non dago Mikel?’. La cinta, dirigida por Amaia Montero y Miguel A.Llamas, ya ha sido vista por 15.000 espectadores y ha sido exhibida en varios festivales.

La directora de Derechos Humanos del Gobierno vasco, Monika Henando subrayó ayer, durante la presentación de ‘Zinexit Topaketak’, que cintas como ésta deben llevar a la «movilización, reflexión y promoción de la conviencia y de la defensa de los derechos humanos fundamentales de las personas».

El ‘caso Zabalza’ volvió a estar de actualidad con el estreno de la cinta y la publicación de varios audios entre el coronel del CESID en 1985, Luis Alberto Perote, y el capitán de la Guardia Civil, Pedro Gómez Nieto, en el que éste insinuaba que Zabalza habría muerto a causa de las torturas practicadas durante el interrogatorio que se le practicó. Precisamente esta grabación fue rechazada como prueba en la reapertura de la causa en 1995 -tras su archivo por falta de pruebas en 1988- al considerar que carecía de «una mínima calidad convictiva», lo que impidió juzgar la causa. 36 años después de los sucesos, el ‘caso Zabalza’ continúa sin culpables.

Idoia Zabalza, hermana de Mikel, se mostró ayer pesimista sobre la posibilidad de que el caso pueda juzgarse. Afirmó que corresponde ahora al ámbito de la politica dar pasos pero «esas zonas oscuras no interesa que se aclaren», apuntó. Lamentó que pese a que pruebas como la conversación que se hizo público hace ahora un año «es evidente», no ha tenido consecuencias: «Nos encontramos contra un muro, el tema parece que no compete a nadie y nos toca a nosotos intentar ser capaces de aporta nuevas pruebas». Se felicitó que, al menos, iniciativas como el documental ‘Non dago Mikel?’ han permitido que se reaviva la causa y que numerosas instituciones se hayan sumado a la petición de esclarecimiento de la muerte de su hermano.

La directora de Derechos Humanos, Mónika Hernando, prometió a la familia que procurará reparar el daño. Aseguró que su caso está siendo analizado en la Comision que investiga abusos policiales por parte de funcionarios del Estado, «aunque es difícil poner luz donde no se quiere que exista luz».

Te puede interesar

Comentar ()