España

Casado inaugura estrategia y pide renovar el Defensor, el Tribunal Constitucional y de Cuentas

Bolaños reanudará las negociaciones con el PP, pero sigue insistiendo en que el CGPJ también debe ser renovado

Casado se dirige a Sánchez en la sesión de control al Gobierno.

Casado se dirige a Sánchez en la sesión de control al Gobierno. EFE

El líder del PP, Pablo Casado, ha propuesto en la sesión de control al Gobierno negociar la renovación del rostro de los órganos institucionales pendientes de renovar. Porque no es sólo el Consejo General del Poder Judicial, en situación de bloqueo, sino el Defensor del Pueblo, el Tribunal Constitucional, el de Cuentas, la Junta Electoral Central y hasta la Agencia de Protección de Datos.

El PP inaugura así estrategia puesto que esa ha sido la línea que han seguido otros dirigentes populares que han intervenido en la sesión de control al Gobierno, como ha sido el caso de la portavoz popular, Cuca Gamarra, o su secretario general, Teodoro García Egea.

Bolaños reanuda sus contactos con el PP para renovar «todos» los órganos

En principio, los populares han pinchado en hueso porque ninguno de los ministros interpelados respondió a esta cuestión, empezando por Pedro Sánchez, pero pasada la sorpresa de una propuesta que no esperaban, ha comparecido el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para anunciar que hoy mismo se pondrá en contacto con Génova tras dar la bienvenida a un PP que «por fin ha rectificado su posición de bloqueo y quieren cumplir la ley, al menos en parte». Una llamada que ya se ha producido y en la que el ministro ha ofrecido la posibilidad de verse hoy mismo con el fin de poner en marcha la renovación de los órganos constitucionales.

Aunque ha pedido no adelantar acontecimientos, no ha sido claro respecto a si el Gobierno condicionará un acuerdo a que también se desbloquee el CGPJ. La idea de Bolaños es «renovar todos. El Consejo del Poder Judicial lleva tres años sin renovarse y los populares deben cumplir la ley -ha reiterado-, no sólo renovar los que al PP le apetecen» .

Por su parte, el PP expresa su disponibilidad a renovar el órgano de gobierno de los jueces «siempre y cuando avancemos en el reforzamiento de la independencia judicial en base a los estándares europeos, como piden los jueces, la UE y la gran mayoría de los españoles»

Sánchez no ha aludido a este tema en su réplica a Casado, a quien ha afeado sus catastrofistas manifestaciones en una amplia entrevista publicada en El Mundo, este fin de semana, en la que Casado aseguraba que España estaba ya en bancarrota y necesitaría un rescate más pronto que tarde.

«Un dirigente debe ponderar sus declaraciones para que no sean contrarias al interés de España ni de los españoles como no rectifica, sino que persevera, hay que corregirlo públicamente», le ha replicado Sánchez para agregar que «España no está en bancarrota. No sé a dónde le llevara su oposición, no haga declaraciones que son falsas e insultan la inteligencia de los españoles».

Tras lamentar que «siempre que gobierna la izquierda hay abucheos e insultos a los presidentes» en alusión a las escenas que se vieron y, sobre todo, se escucharon ayer cuando apareció en el desfile de la Fiesta Nacional, les ha acusado de ser así » como ustedes entienden la política». Además, el presidente del Gobierno ha atribuido al PSOE en exclusiva la subida del SMI, el acuerdo sobre vivienda y la indexación de las pensiones al IPC, olvidándose de su socio de Gobierno, Unidas Podemos.

Sánchez atribuye al PSOE la subida del SMI y las medidas para el control del precio del alquiler

Pero para Casado, el gran problema de Sánchez es que «confunde la imagen de España con la de su Gobierno» al tiempo que le ha pedido que «reflexione sobre sus cordones sanitarios. Ayer escuchó lo que dice la calle. Debe arrimar el hombro y no llevarnos a todos al barranco. La pelota está en su tejado»

Por lo demás, el «cara a cara» entre Sánchez y el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha sido de guante blanco aunque el vasco le ha pedido que incorporara modificaciones al decreto de la electricidad, que se vota mañana en el Congreso, por entender que «está en juego el futuro de la economía y e su propio gobierno. El decreto necesita ser retocado», ha sentenciado.

Te puede interesar

Comentar ()