España

González-Trevijano se perfila como relevo en la presidencia del Tribunal Constitucional

Pedro José González-Trevijano.

Pedro José González-Trevijano. WIKIMEDIA CREATIVE COMMONS

El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) que en estos momentos se perfila con más posibilidades de alzarse con la presidencia una vez fructifiquen las negociaciones entre el Gobierno socialista y el PP es Pedro José González-Trevijano Sánchez.

Según fuentes del Constitucional, consultadas por Europa Press, la norma interna no escrita pero que se ha cumplido a rajatabla durante los últimos 40 años dicta que la presidencia, la vicepresidencia y las presidencias de las secciones Tercera y Cuarta deben recaer sobre los magistrados más veteranos del tribunal.

Y estos cuatro son, en concreto, Pedro José González-Trevijano Sánchez y Antonio Narváez (elegidos por el Ejecutivo) y Juan Antonio Xiol Ríos y Santiago Martínez-Vares (escogidos ambos por el CGPJ).

Las fuentes consideran que si González-Trevijano, considerado conservador, se alza con la presidencia, entonces la vicepresidencia irá a parar a las manos de Juan Antonio Xiol –progresista–, por lo que las dos secciones serían para Narváez y Martínez-Vares.

De cumplirse este vaticinio, la presidencia de González-Trevijano se extendería como poco hasta que caduque su tiempo como magistrado del Constitucional, esto es, junio de 2022. Así, el periodo que ejercerían como tal debería ser relativamente corto después de permanecer en el tribunal los nueve años correspondientes.

Alivio tras el acuerdo de renovación

Más allá de quinielas, lo cierto es que los magistrados del Tribunal Constitucional han acogido con alivio el acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo y el PP para la renovación del tribunal de garantías, ya que reconocen que el bloqueo, que se arrastra desde noviembre de 2019 estaba generando muchas tensiones en el seno del Pleno. Además, con luces largas, esperan que éste sea el prólogo de un libro cuyo desenlace incluya la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Explican las fuentes consultadas que el hermetismo sobre los nombres de los nuevos magistrados que pueden llegar al TC, elegidos por el Congreso, es total, y opinan que puede ser debido a que aun quedan flecos pendientes.

Esos flecos podrían pasar por la circunstancia de que hay intención de aumentar el número de mujeres que participan de ese Pleno de doce personas. Dado que, de los que salen ahora tres son hombres y una es mujer –la vicepresidenta Encarnación Roca–, lo lógico es que tanto el PSOE como el PP propongan al menos una mujer cada uno.

Otros nombres para el TC

Dado que deben entrar cuatro personas, el rumor con los posibles nombres para esa renovación empieza a ser fuerte. De hecho, fuentes indican que nombres como el del catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social por la Universidad de Sevilla Jesús Cruz Villalón, suenan fuerte. De él comentan que es una eminencia y que como jurista de excelencia ya estuvo a punto de entrar en el Supremo.

Pero a ese nombre suman otros como el del magistrado de la Sala Tercera del Supremo José Manuel Bandrés Sánchez Cruzat. Doctor en Derecho, amplió sus estudios jurídicos en la Academia de Derecho Internacional de La Haya, en la Facultad Internacional de Derecho Comparado de Estrasburgo y en la Facultad de Jurisprudencia de Urbino (Italia).

Además es académico de la Academia Aragonesa de Legislación y Jurisprudencia y ha sido profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona (1988-1999). Desde 1980 es juez,y hHa ejercido en los Juzgados de Guernica y Luno, Vilanova y la Geltrú, Calamocha y Calatayud. En 1985 fue nombrado Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Territorial de Barcelona (ulteriormente Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña). En 2003 fue nombrado Magistrado del Tribunal Supremo.

Entre otras publicaciones, destaca ‘El derecho fundamental al proceso debido y el Tribunal Constitucional’, ‘Derecho administrativo y Tribunal Europeo de Derechos Humanos’ o ‘Los desafíos de la justicia contencioso-administrativa del siglo XXI’. Las fuentes indican que es una figura prudente e institucional con gran experiencia en derecho constitucional.

A estos dos nombres, las fuentes suman el del magistrado del Supremo Pablo Lucas Murillo. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y doctor por la Universidad de Bolonia, además de magistrado de la Sala Tercera. Además, por decisión del CGPJ ejerce el control judicial previo sobre el Centro Nacional de Inteligencia.

A esto suma que es catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba y que ha sido docente en las universidades Autónoma de Madrid, de Alcalá de Henares, Nacional de Educación a Distancia y Complutense de Madrid. Ha sido también profesor visitante de la Universidad de Bolonia.

Además, fue uno de los magistrados de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo que avaló de forma unánime y por razones de «interés general» la decisión en 2019 de sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos para su posterior inhumación en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

Otros nombres que entran como posibles aspirantes son Enrique Arnaldo –catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos–, Nicolás González Cuellar –Catedrático de Derecho Procesal de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Toledo de la Universidad de Castilla La Mancha (UCLM)–, Yolanda Gómez –directora del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales– y José Luis González Cussac –catedrático de la Universidad de Valencia–.

Por otro lado, fuentes del CGPJ hacen una lectura en positivo de este desbloqueo que escenificó el líder del PP, Pablo Casado, desde el atril del Congreso el miércoles pasado. Señalan que ahora tienen «la impresión y el deseo» de que este giro de los acontecimientos abra una «ventana de esperanza» para que el órgano de gobierno de los jueces siga por los mismos derroteros.

Si bien estas fuentes inciden en que la negociación está siendo muy discreta, llegan noticias de que algo «se mueve» y que en la propia Comisión Permanente del CGPJ celebrada el jueves se comentó que estaban asistiendo a sus últimos días.

Te puede interesar

Comentar ()