España | Tribunales

Pujol dice que su fortuna es un legado de su padre Florenci por la inquietud que le produjo que entrara en política

El expresidente catalán defiende que "no existe un solo ingreso en el patrimonio de sus hijos y esposa que tenga relación causal con un abusivo e ilegítimo ejercicio de su autoridad y potestades públicas"

Jordi Pujol y Marta Ferrusola

El ex presidente catalán Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola EP

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol i Soley (Barcelona, 1930) defiende que la fortuna que atesoró en Andorra, por cuya ocultación el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz abrió juicio el pasado junio contra él, su esposa y sus hijos como presuntos miembros de una «organización criminal enriquecida por la corrupción», es un legado que le hizo su padre, Florenci Pujol Brugat, cuando entró en política, preocupado por la inestabilidad económica que eso le acarrearía tanto a él como a su familia.

«La profunda inestabilidad política y los riesgos que D. Jordi Pujol i Soley asumía producían profunda inquietud y desasosiego en su padre D. Florenci Pujol Brugat, quien le aventuraba un futuro incierto para él y su ya entonces numerosa familia. En ese marco de preocupación y con voluntad de asegurar y garantizar la estabilidad económica de su nuera y nietos, D. Florenci Pujol Brugat hizo saber a su hijo y nuera que constituía un depósito en el exterior, con el deseo que se mantuviera unido e intacto, para amortiguar futuras eventualidades de necesidad económica por el riesgo político que asumía D. Jordi Pujol i Soley», se puede leer en el escrito que su defensa, ejercida hasta ahora por el abogado Cristóbal Martell, ha entregado al Juzgado Central de Instrucción 5 para que lo presente ante la Sala a la que corresponda juzgarle y al que ha tenido acceso El Independiente.

Así justifica el molt honorable la fortuna en Andorra que ocultó a Hacienda -que la Justicia no ha cuantificado- y que según se considera acreditado en la instrucción del caso Pujol obtuvo la familia por las relaciones políticas del padre.

Dice que no hay ni un solo indicio de corrupción política

La defensa de Pujol considera sin embargo en el escrito remitido a la Audiencia Nacional que «la acusación no identifica ningún segmento fáctico de ese tenor», que los hechos descritos por la Fiscalía contra Pujol no son constitutivos de ningún delito y «sin delito no cabe autoría», por lo que pide la libre absolución de la causa contra él.

«Nunca en el ejercicio de su alta función pública D. Jordi Pujol i Soley torció su recto y digno ejercicio, sin que resolviera o indujera por influjo a que otros lo hicieran, desoyendo el interés general por motivaciones económicas que favorecieran el interés particular o de sus hijos. La acusación no identifica ningún segmento fáctico de ese tenor. No existe un solo ingreso en el patrimonio de sus hijos y esposa que tenga relación causal con un abusivo e ilegítimo ejercicio de su autoridad y potestades públicas. La acusación no identifica un solo supuesto fáctico de ese tenor. D. Jordi Pujol i Soley, en la alta función pública que desempeñó, no se prestó jamás a desplegar gestiones de invitación, incitación, sugerencia o influjo de prevalimiento sobre autoridades resolventes o funcionarios informantes en interés o a petición de sus hijos o cónyuge, ni tampoco fue nunca requerido por éstos en esa dirección. No identifica la acusación un solo supuesto fáctico de ese tenor», se lee en el escrito de su defensa, que en el acto de juicio ejercerán los abogados Albert Carrillo y Pau Ferrer, a quienes Martell otorga la venia.

140 millones de pesetas en dólares

El expresident cifra la herencia que le dejó su padre, que fue consejero delegado de Laboratorios Fides o Banca Catalana como se repasa en el escrito, en «140 millones de pesetas en dólares». «D. Jordi Pujol i Soley arranca su trayectoria profesional manteniendo una fuerte vinculación con su padre D. Florenci Pujol Brugat y aúnan esfuerzos en proyectos de tanta dimensión como los “Laboratorios Fides” (antes Martín Cuatrecasas), de los que fue Consejero Delegado, o “Banca Catalana”, a partir de la adquisición por su padre de la Banca Dorca (marzo de 1959)», se lee en el documento de defensa.

«D. Florenci Pujol i Brugat había desarrollado una carrera empresarial cuyos hitos más destacados son la titularidad mayoritaria sobre los Laboratorios Martín Cuatrecasas (luego, Laboratoris Fides), la adquisición de la Banca Dorca como germen y génesis de lo que luego sería Banca Catalana, y con anterioridad, una muy singular actividad de intercambio de divisas desde las plazas de Ginebra y Tánger en un contexto de búsqueda de salidas para atender a las necesidades empresariales de moneda extranjera por parte de la industria algodonera en el marco de una política férreamente autárquica en lo económico».

El escrito sitúa a fecha del legado en 1980: «Comunicó que la gestión y administración quedaba en manos de su íntimo amigo y ejecutivo gestor en Banca Catalana D. Delfí Mateu i Sayos. Inopinadamente D. Florenci Pujol Brugat fallece el 30.9.1980 y su desaparición fortalece la determinación de respetar su voluntad con relación a mantener el depósito en el extranjero bajo la gestión de personas de confianza. Por razón de edad D. Delfí Mateu i Sayos es sustituido en la gestión del legado por D. Joaquim Pujol i Figa, primo de D. Jordi Pujol i Soley hasta que sobre 1990 es asumida por el hijo mayor D. Jordi Pujol Ferrusola. Esos fondos familiares que al tiempo del fallecimiento de D. Florenci Pujol Brugat ascendían a 140 millones de pesetas en dólares no guardan relación alguna con la alta función pública que D. Jordi Pujol i Soley desempeñó en la Generalitat de Catalunya desde su primer nombramiento como President (…) y en los sucesivos», se expone en el escrito con el que se busca archivar la causa contra el político que más años estuvo al frente de la Generalitat y contra el que la Abogacía del Estado tampoco formuló acusación en la causa, pidiendo juzgar a su hijo mayor como máximo responsable de la presunta ocultación a Hacienda de fondos familiares en el extranjero.

Te puede interesar

Comentar ()