El día después de cumplirse una década del final de las acciones terroristas de ETA, la izquierda abertzale ha vuelto a evitar una condena de la actividad de la banda. El Parlamento Vasco se disponía hoy a aprobar una declaración institucional para condenar la actividad de la organización terrorista, para lo que se requiere de la unanimidad de los partidos de la Cámara. Todas las formaciones habían mostrado su disposición a respaldar la propuesta hecho por la coalición PP+Cs, a excepción de EH Bildu, lo que ha impedido su aprobación.

En el documento que se había planteado se condenaba la trayectoria de ETA que se califica de «injusta» y «barbarie». En él se muestra apoyo a las víctimas que padecieron la violencia y se proclama «alto y claro que este dolor nunca debió suceder». El escrito se añade que, además, ETA dejó un daño irreparable en toda la sociedad vasca y se llama a trabajar en favor de «la memoria y el honor de las víctimas» y que ésta no quede relegadas «por una mirada al futuro que olvide el pasado». En el documento también se incorpora una exigencia al entorno de la izquierda abertzale al asegurar que el nuevo tiempo sin ETA «exige asumir responsabilidades y reconocer el daño causado» y trabajar en favor de una convivencia «desde la verdad y la memoria».

En la declaración de tres puntos aprobada por PNV, PSE, Elkarrekin Podemos, PP+Cs y Vox, también se rechaza la llamada «teoría del conflicto» como intento por minimizar o «legitimar» la trayectoria de ETA. Se defiende la necesidad de defender los derechos humanos de todas las personas.

«Más confrontación y trincheras»

La izquierda abertzale ha asegurado que su grupo no se ha mostrado «ni a favor ni en contra» del texto planteado. Apunta que si no lo ha apoyado de modo expreso es por considerar que el proponente, la coalición PP+Cs, no buscaba el acuerdo «ni tender puentes» sino contribuir a «más confrontación, más trincheras y más utilización partidista del tema».

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz ha reaccionado con dureza a la actitud de EH Bildu al asegurar que puede ser una formación legal «pero no es democrática». Considera que con posiciones como las mostradas hoy se ha vuelto a «retratar» dando «la espalda a las víctimas». En su opinión, negarse a apoyar esta declaración refleja que las palabras de Arnaldo Otegi expresando su pesar por el dolor caudado a las víctimas de ETA «fue una filfa». «Ha tardado muy poco en cantar la gallina».

Por su parte el PNV ha evitado a valorar públicamente la negativa de EH Bildu pero lo ha publicitado, junto al escrito, a través de las redes sociales.