España Borja González. Secretario de Organización de Cs.

"La 'compra' de cargos de Cs que hace el PP aún no ha terminado "

El secretario general de Ciudadanos advierte a Génova de que si continúan "hostigando a su socio de tantos gobiernos" será complicado reeditar esas alianzas.

El secretario de Organización de Ciudadanos, Borja González, durante un acto de la formación.

Es consciente de que la fuga de cargos de su partido continuará. La situación es complicada pero «ni dramática ni definitiva», asegura Borja González, Secretario de Organización de Ciudadanos. Arremete con dureza contra la formación de Casado por la ‘compra’ de cargos de su partido que no dudan en «secuestrar» el acta que obtuvieron bajo las siglas de Cs para pasar a engrosar las listas del PP. Detrás de toda la operación, González sitúa a Teodoro García Egea: «Entendemos que en el PP en algún momento tienen que parar, si no, tendremos que poner pie en pared»: «Si Génova continúa por este camino, hostigando a su socio de muchos gobiernos, es muy complicado que esto se reedite».

No oculta que el partido se ha equivocado a la hora de interpretar a la sociedad, detectar sus demandas. Sin embargo, para el secretario de organización naranja en la situación actual de la formación ha jugado un papel determinante la pandemia y la polarización política: «Cuando se renueva un liderazgo y ese equipo no puede palpar la calle surgen problemas».

Advierte al PP que si continúa «hostigando» a cargos de Cs para absorberlos hacia el PP, la reedición de los acuerdos para gobernar puede estar en peligro. Por el momento, en cambio, no cree que puedan tambalearse las coaliciones en los Ejecutivos donde no exista riesgo de adelanto electoral, como Madrid o Zaragoza.

Pregunta.- ¿Qué le sucede a Ciudadanos, por qué se le van los cargos y los votos? ¿Cuál es su diagnóstico?

Respuesta.- El diagnóstico es que venimos de una situación complicada, con un liderazgo renovado, con Inés Arrimadas, que nada más asumir la presidencia entramos en la pandemia. La pandemia ha sido mala para partidos, empresas, autónomas y a nosotros nos ha provocado que perdamos el contacto con la calle, con nuestros votantes y militantes. Ahora, levantadas las restricciones, intentamos recuperar ese sentir de la calle y explicar el proyecto que tenemos para este país. La situación no es la que había anteriormente pero no es ni dramática ni definitiva.

P.- ¿Realmente cree que la pandemia explica la situación por la que atraviesa Ciudadanos? ¿No lo estaba antes de la pandemia?

R.- Cuando se renueva un liderazgo y ese equipo no puede palpar la calle surgen problemas, pierdes la conexión con el votante, con la sociedad. Creo que ese es uno de los problemas y otro es la polarización a la que otros partidos quieren llevar a este país. El PP estaba acostumbrado a observar cómo los votantes se cansaban de votar al PSOE y viceversa. Ambos partidos están ansiosos de volver al bipartidismo en el que, sin hacer nada meritorio, obtenían el poder máximo y absoluto en este país.

P.- Me da dos razones externas al partido; pandemia y polarización. Hagamos autocrítica. ¿En qué se están equivocando ustedes?

R.- Probablemente nos hemos equivocado en muchas cosas, como no saber leer con exactitud lo que demandaba esta sociedad. Intentamos hacer cosas diferentes en un contexto polarizado, no dividir a España entre rojos y azules. Eso tiene un coste político, pero es lo que tenemos que intentar. Es lo que tenemos que hacer. Flaco favor haríamos a este país si hacemos una política de cesiones con el nacionalismo, como los otros partidos.

Ni ‘rojos’, ni ‘azules’

P.- Luis Gordillo, exparlamentario de Cs en Euskadi, es uno de los últimos fichajes del PP. Aseguró que se iba porque quien ha cambiado es el partido, no él. ¿Ha cambiado el partido, ha dado demasiados bandazos?

R.- Luis Gordillo dice muchas cosas, también que está enfadado porque hemos votado los Estados de alarma, que se votaron en un contexto de alarma mundial donde había que salvar vidas y empleos. No creo que ha habido bandazo, quizá no hemos sabido leer en momentos determinados lo que estaba demandando la sociedad. Nuestra bandera siempre ha sido que no somos ni rojos ni azules. No se puede decir que antes éramos socialistas cuando apoyábamos al PSOE y ahora somos azules cuando apoyamos al PP. Somos el centro político y estamos capacitados para pactar a izquierda y derecha siempre que sea bueno para España.

P.- ¿El problema para el espacio de Ciudadanos se consolide es que el bipartidismo, lejos de desaparecer, parece que quiere volver, consolidarse?

R.- El bipartidismo quiere volver, está claro. Les basta con esperar que los españoles se cansaran de uno y luego del otro. Yo me pregunto con quién va a pactar el PP, ¿con el PSOE? ¿con vox? ¿con Podemos? Y el PSOE, ¿únicamente con Podemos? Evidentemente quieren volver al bipartidismo, donde es la clase media española la que paga su barra libre.

P.- ¿Por qué abandonan el partido tantos cargos de Ciudadanos?

R.- Es cierto que tenemos una fuga de cargos. No diría que es que se van de Ciudadanos sino que hurtan el acta, se apoderan de ella, la secuestran para marcharse. La utilizan como salvoconducto para irse a otro partido. Hay que poner nombre y apellidos. Teodoro García Egea, secretario general en Génova se preocupa de eso y no de la realidad de este país. El PP se está preparado para alcanzar el poder ejerciendo como una agencia de colocación y no para ejercer la gobernabilidad de este país. Va haber que pactar.

P.- La sangría de cargos, ¿ha terminado? ¿Se ha tomado ya el control del partido?

R.- No voy a negar que se han marchado cargos públicos. Tenemos 4.000 y se han ido un 3%. Esto les ocurre a todos los partidos. Lamentablemente creo que esto no ha acabado. Mi trabajo como Secretario General del Partido es poner pie en pared contra estas prácticas. Creo que no ha acabado porque Génova, en vez de preocuparse por los Gobiernos que tiene gracias a Ciudadanos, se preocupa de nuestros activos políticos para que se marchen con el acta que obtuvieron con Ciudadanos. Es muy grave, es revertir el mandato de los votantes en las urnas.

Casado y Arrimadas

P.- Este trasvase de cargos hacia el PP, ¿cómo condiciona la relación entre ustedes y el PP? Usted se pregunta con quién van a pactar PP y PSOE, pero y Cs, ¿con quién va pactar?

R.- Tenemos un amplio abanico, a izquierda y derecha. El PP es un partido fratricida que acomete luchas intestinas dentro y entre los que le rodean. Entendemos que en el PP algún momento tienen que parar sino tendremos que poner pie en pared. No es justo que el PP se baje del carro de los valores sobre los que hemos pactado.

P.- Con el PP actualmente no se llevan bien, con el PSOE tampoco lo parece… ¿con quién tienen una relación positiva?

R.- No se trata de llevarse mejor o peor. Si Génova continúa por este camino, hostigando a su socio de Gobiernos, es muy complicado que eso se reedite.

P.- ¿Cuándo es la última vez que hablaron Inés Arrimadas y Pablo Casado?

R.- No lo sé, pero me consta que la relación es fluida. Tenemos muchos puntos en común con el PP. Es lo que tenemos que potenciar.

P.- ¿Los acuerdos PP+Cs están en riesgo?

R.- No lo están donde no hay posibilidad de elecciones. Madrid y Zaragoza, por ejemplo, no están en riesgo. Sí lo están donde ellos pueden comprar un acta, comprar gente que tiene acta de Ciudadanos. Están más preocupados en hostigar a sus socio de gobierno que ganar legitimidad ante los votantes. Ciudadanos no va a dar pasos para desmantelar ningún acuerdo de Gobierno.  

P.- El partido sigue teniendo relación con Albert Rivera? Hay quien le sitúa más en la órbita del PP…

R.- Ha sido un magnífico presidente del partido. El legado político que dejó es excelente. Creo que jamás va a dilapidar su rédito político, todo lo que ha conseguido acercándose al PP. Compañeros míos tiene una relación normal con él, sí.  

P.- Quien dé a Ciudadanos por amortizado, ¿se equivoca?

R.- Se equivoca, sí. El PP carece de una agenda social, cultural. El PP ha cedido espacios al PSOE muy grandes. Ahí estamos nosotros con un proyecto completo, se trata de no ceder espacios ante el socialismo.

P.- Y el votante, que también se ha marchado por cientos de miles, ¿cómo se recupera?

R.- Recuperando el pulso de la calle, el ansia reformista. Es un espacio grande. Hay mucha gente sumida en la abstención. Hay que palpar más la calle. Los comités locales y provinciales son los que recogen ese sentir de la gente.

Comentar ()