España ENTREVISTA | FATIMA HAMED, PORTAVOZ DEL MOVIMIENTO POR LA DIGNIDAD Y LA CIUDADANÍA DE CEUTA

"No soy la cuota exótica. Cada vez somos más las mujeres que damos la cara y hacemos política"

Hamed es una de las cinco invitadas este sábado al coloquio con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en Valencia. "Me sorprendió compartir espacio con personas de tanta relevancia", dice

Fatima Hamed, portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MdyC) de Ceuta E.I.

Fatima Hamed confiesa estar sorprendida por figurar en el acto que se celebra este sábado en Valencia en el que debatirá junto a Yolanda Díaz, Mónica Oltra, Mónica García y Ada Colau. Es la quinta de un coloquio que bajo el título de Otras políticas algunos consideran el germen de la plataforma amplia que la ministra de Yolanda aspira a crear, más allá de la marca Unidas Podemos y de la tutela de su liderazgo actual, representado en Ione Belarra e Irene Montero, las grandes ausentes de la cita a orillas del Mediterráneo.

“Recibimos la invitación hace aproximadamente un mes y medio. Me sorprendió sí compartir escenario con personas de tanta relevancia y que tanto están aportando a la política nacional y al cambio de mentalidad y de la forma de hacer las cosas”, explica Hamed en una entrevista con El Independiente. Española de padres marroquíes, Hamed es la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), una escisión de Coalición Caballas fundada en 2014 que actualmente ocupa 2 de los 25 escaños de la Asamblea de Ceuta.

En Ceuta tomamos la decisión de no callar frente a la ultraderecha y vimos los mensajes que querían trasladar basados en el odio

En la última legislatura, Hamed ha ganado visibilidad por sus rifirrafes con Vox y su polémico portavoz, Carlos Verdejo. Las andanadas de Verdejo, que la acusa de ser “promarroquí” y “quintacolumnista” de Mohamed VI, ha obligado a suspender sesiones del hemiciclo. “Me une con Yolanda y el resto de participantes no guardar silencio ante situaciones que son injustas. Aquí en Ceuta tomamos la decisión de no callar en el momento en el que apareció la ultraderecha y vimos los mensajes que querían trasladar basados en el odio para crispar a la sociedad e intentar romper nuestra ciudad”.

“Somos fieles creyentes de la democracia y como creyentes en un sistema democrático entendemos que hay que debatir. Con estas personas es muy difícil el diálogo, pero no por ello podemos guardar silencio y dejarles que ofendan constantemente a la población local, que no se siente representada con las barbaridades y las soflamas que ellos lanzan día a día”, replica Hamed, uno de los látigos de la formación de Santiago Abascal en la ciudad autónoma. “La nuestra es una forma de entender la política basada en el respeto, en la de contraponer ideas y personas que tienen un concepto de España absolutamente excluyente, en la que solamente tienen cabida quienes piensan como ellos”.

La primera musulmana en liderar un grupo político en la Asamblea ceutí rechaza ser “la cuota exótica” del encuentro que reúne a las primeras espadas de la coalición valenciana Compromís, la formación catalana En Comú Podem y Más Madrid y la ungida por Podemos para liderar su apuesta electoral en unas futuras elecciones generales. “Ni siquiera me lo he planteado, pero no creo que sea la cuota exótica. Afortunadamente en este país cada vez somos más las mujeres que damos la cara y hacemos política”.

La voz de las ciudades autónomas

En el diálogo en la capital del Turia Hamed pondrá voz a la mayor de las periferias, la de una de las dos ciudades autónomas españolas que viven constantemente bajo la presión del vecino marroquí y su reivindicación territorial sobre ellas. “Es una de las eternas reivindicaciones que hacemos en Ceuta. Consideramos que no se nos tiene muy en cuenta en Madrid, donde se gestiona todo lo relacionado con el gasto público o las inversiones porque continuamos dependiendo, en gran medida, de los Presupuestos Generales del Estado. Lamentablemente, hasta la fecha, los representantes que hemos tenido a nivel nacional cuando cruzan el estrecho se doblegan a los intereses de los partidos nacionales y no reivindican con suficiente fuerza ni transmiten todas las necesidades que tenemos en nuestra ciudad, que son muchas”.

En una reciente visita de Pedro Sánchez, Hamed le trasladó un mensaje al presidente del Gobierno. “Lo único que me dio tiempo a decirle es que no nos olvidara porque este trocito de España tiene una serie de necesidades y necesita contar imprescindiblemente con el apoyo del Gobierno de la Nación”, admite. Un SOS que, si el momento se tercia, también lanzará a Yolanda Díaz. “Si surge la conversación, le pediré que se acuerde de Ceuta porque las cifras de desempleo nos siguen azotando a toda la población local y se ceban especialmente con las mujeres, los colectivos vulnerables y la gente joven. Creo que es preciso que también a nivel nacional se articulen todas las medidas que sean necesarias para crear empleo en Ceuta”.

–  Ceuta fue víctima en mayo de una crisis migratoria provocada interesadamente por Marruecos. ¿Se ha recuperado la ciudad?

– Desde luego para esta ciudad supuso un antes y un después. Pero hay que tener en cuenta que, cuando llegamos a la crisis de mayo, la ciudad ya atravesaba esa otra crisis basada en la pandemia. Aquí se ha notado especialmente, no tanto en el ámbito sanitario sino en el socioeconómico. También arrastrábamos y arrastramos esa situación económica difícil. A eso se le une efectivamente la crisis del pasado mes de mayo. Hoy por hoy parece que se está recobrando cierta normalidad, pero aún queda mucho por hacer.

Crítica a Marruecos

–  El Gobierno de coalición permitió entonces la devolución en caliente de menores de edad a Marruecos. ¿Aprueba esa política?

–  Es un tema que se denunció por parte de diferentes entidades. Nosotros somos conscientes que en ese momento se tomaron decisiones, muchas de las cuales aún no han sido aclaradas y creo que las organizaciones no gubernamentales han hecho lo que tenían que hacer. Nosotros lo que siempre hemos pedido es que para cualquier procedimiento tenía que seguirse escrupulosamente la ley y si no se ha seguido la ley, lógicamente lo único que se puede hacer es estar del lado de las entidades que han denunciado que no se seguía la ley y del juzgado que ha dictado una resolución exigiendo que el procedimiento cumpla con toda la legalidad.

«Si surge la conversación, le pediré a Díaz que se acuerde de Ceuta porque las cifras de desempleo nos siguen azotando y se ceban especialmente con las mujeres, los colectivos vulnerables y la gente joven»

Hamed aplaude la reprobación del Parlamento Europeo al uso del régimen marroquí de sus fronteras como modo de presión política a España, con la llegada masiva de migrantes a Ceuta en mayo. “Muchas veces se olvida que somos la frontera sur de Europa. Esa resolución fue muy bien acogida porque se afeaba en mayúsculas y en negrita la actitud que había tenido el país vecino para presionar al nuestro en cuestiones políticas”, opina la diputada. “Hay una frase que dice que, cuando los elefantes se pelean, la hierba se resiente. Pues extrapolando a la situación geográfica que tenemos aquí en nuestra ciudad, nos pasa eso muchas veces. De ahí esa reivindicación. Que no se olviden de nosotros. Necesitamos una frontera inteligente y contar con infraestructuras sólidas y modernas”.

La resolución del Europarlamento fue muy bien acogida porque se afeaba en mayúsculas y en negrita la actitud de Marruecos para presionar al nuestro en cuestiones políticas

La política que ha seducido a Yolanda Díaz hasta incluirla “en un acto más con amigas”, como la ministra ha definido la cita, aboga por una relación con Marruecos “basada en el diálogo y en la puesta sobre la mesa de cuestiones en común que afectan a ambos países y desde luego, buscar la manera de tener la mejor relación posible. Somos una formación local y lógicamente estamos hablando de política internacional, que sí que nos afecta, pero en la que no participamos ni podemos participar”, subraya.

–  Se lo preguntaba porque uno de los temas que amargan esos lazos es el eterno contencioso del Sáhara Occidental. ¿Cuál es su posición?

– Creemos que hay unas resoluciones de las Naciones Unidas a las que habría que dar cumplimiento. Son cuestiones de Estado y nosotros como formación local tenemos otras ocupaciones, que son las del pueblo de Ceuta.

«No hay ninguna plataforma»

Hamed niega, como el resto de rostros invitados, que el coloquio que acogerá el teatro Olympia sea el embrión del “proyecto de país” que prepara Yolanda Díaz para deshacerse de las siglas de Unidas Podemos, que cotizan a la baja. Las principales lideresas de la formación morada, Belarra y Montero, ni siquiera han sido invitadas. “No hay nada, de momento. No se ha hablado de ningún proyecto ni de ninguna plataforma a pesar del ruido”, responde la ceutí, que rechaza cualquier intención de saltar a la política nacional. “Somos un partido local que vamos a hacer llegar nuestras demandas siempre que tengamos oportunidad. No hay ningún planteamiento más allá de ese”, esboza.

Si fuera necesario, PP y Vox, ahora enfrentados en Ceuta, volverán a unirse

El azote de Vox en la ciudad que gobierna el veterano Juan Jesús Vivas (PP) desconfía de la distancia que separa a ambas siglas en Ceuta. “Cuando han tenido necesidad, se han apoyado. En Ceuta el PP comenzó la legislatura con el apoyo de Vox. El devenir de los meses hizo ver que sus discursos eran absolutamente incendiarios y que ni siquiera el Partido Popular estaba dispuesto a asumirlo abiertamente. Y fue cuando dejaron de estar con Vox y pasaron a tener esos denominados acuerdos puntuales con el PSOE, que es la época en la que nos encontramos ahora mismo. Pero desde luego, después de los ataques que se lanzan muchas veces entre uno y otro, no descarto que en un futuro, si fuera necesario, el PP y Vox volvieran a unirse”.

Hamed califica de sueño «conocer a personas que para mí son referentes que están marcando la historia política nacional» en referencia a sus compañeras de debate. “Se me hace complicado autodefinirme, pero hoy cualquier persona que cree entre la igualdad entre mujeres y hombres es automáticamente feminista. Por lo tanto, doy por hecho que todos los demócratas somos personas feministas. Si algo me mueve a mí es la lucha contra las desigualdades sociales que hemos conocido, vivido y que vemos a diario y que creo que tiene que ser la principal base de la lucha, porque no se puede consentir que exista tanta desigualdad social. Y le hablo de mi ciudad, en la que en apenas 20 kilómetros, observamos muchas diferencias. Me considero una persona progresista que lo único que quiere es participar activamente en política para buscar mejoras para nuestra sociedad”.

Me considero una persona progresista y feminista

– Le pido sinceridad. ¿Qué le separa de Yolanda y el resto de invitadas?

– Ahora mismo no sabría decirle que me separa, pero creo que lo que nos une es infinitamente superior en caso de que existiera alguna cuestión que pudiera separarnos. Porque nos une querer hacer política para mejorar el día a día de nuestra gente y querer cambiar las cosas desde un punto de vista más empático, poniéndonos en la piel de los demás.

– ¿Le distancia tal vez alguna de las leyes o proyectos de ley impulsados o aprobados por Unidas Podemos en el Congreso como la de Eutanasia o Transgénero?

– No tienen por qué ser puntos de separación. Es decir, que exista regulación sobre determinadas cuestiones no significa que se esté obligando a la gente, ni a la eutanasia ni a cambiarse de sexo ni a nada. Cuantos más derechos tengamos consolidados como sociedad, mejor es el avance que vamos a tener. Y cada uno es libre después de hacer lo que quiera o no hacerlo. No se obliga a nadie a nada.

Te puede interesar

Comentar ()