España | Tribunales

La mitad de los acusados de 'Gürtel Boadilla' reconocen las mordidas para reducir su pena

El el Partido Popular está investigado como partícipe a título lucrativo de la trama, considerando la Fiscalía Anticorrupción que salió beneficiado en 204.198 euros | Arranca el juicio por la causa que investigó el magistrado José De la Mata

El exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, tras su declaración.

El exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, conocido como 'El Albondiguilla'. EFE

El exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero, conocido como ‘El Albondiguilla’ y más de una decena de acusados que se sientan desde este martes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional -entre ellos el líder de Gürtel, Francisco Correa- reconocen el escrito de acusación por el que la Fiscalía Anticorrupción les acusa de amañar distintos contratos públicos del acaudalado municipio para adjudicarlo a dedo a empresas que les entregaban una comisión o mordida.

El dueño de las empresas de Grupo Correa habría mediado con el alcalde popular y otros responsables del consistorio para, o bien llevarse él las adjudicaciones o mediar por inmobiliarias como Constructora Hispánica o Sufi (del grupo Sacyr) para que fueran las elegidas y le entregaran un porcentaje del contrato. Él, por su parte, habría entregado dádivas en forma de dinero en efectivo, viajes u otros regalos al ex primer edil González Panero por valor superior a 200.000 euros como compensación por permitir tal trama de corrupción desplegada entre 2001 y 2009.

Así lo ha reconocido el exalcalde, quien fue uno de los primeros acusados de la causa que se conformó este año con el relato de hechos expuesto por la Fiscalía Anticorrupción contra él en busca de una rebaja muy sustancial de la petición de pena de prisión, como adelantó El Independiente. La Fiscalía solicitaba en un primer momento 40 años de cárcel para él por los presuntos delitos de blanqueo de capitales con ocultación de fondos ilícitos por el que pedían la pena máxima, 7 años y 4 meses de cárcel y multa de 6,5 millones de euros. También se le acusa de asociación ilícita; cohecho pasivo continuado por el cobro de sobornos, por el que le piden además una multa de 4,4 millones de euros; prevaricación; fraude a las Administraciones Públicas; falsedad en documento mercantil; tráfico de influencias y malversación de caudales públicos. La defensa de González Panero, que ejerce Gustavo Galán, busca que la pena máxima pida el Ministerio Público por cada uno de los delitos sea de 1 año y seis meses de cárcel. Habrá que ver cuánto reduce la petición la representante de Anticorrupción en su informe de conclusiones finales.

Tercera posible condena para el PP a título lucrativo

En este proceso, que juzgan los magistrados José Ricardo De Prada, Julio de Diego y María José Rodríguez Duplá, el Partido Popular se enfrenta a una posible tercera condena como partícipe lucrativo de las actividades corruptas de algunos de sus miembros. La Fiscalía considera que salió beneficiado de la trama en 204.198 euros. El juez José De la Mata que instruyó la causa también lo vio claro cuando la envió a juicio.

Los escritos que los implicados han ido presentando a la Fiscalía Anticorrupción para reconocer los hechos y conseguir una rebaja de condena a cambio serán determinantes para que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decida si condena o no al PP finalmente, que ya fue considerado responsable civil subsidiario en la sentencia de Gürtel Época I relativa a la corrupción en los ayuntamientos madrileños de Majadahonda y Pozuelo, así como en la reciente sentencia condenatoria para el extesorero popular Luis Bárcenas por la reforma de la sede central del PP con dinero negro.

En éstos, algunos de los acusados han afirmado que parte de las mordidas de las empresas se utilizaron para financiar actos del PP local o de la comunidad, entre ellos una visita de la expresidenta Esperanza Aguirre para las elecciones autonómicas. González Panero afirmó en su escrito de confesión que «esto se hacía según las indicaciones e instrucciones recibidas por parte de la dirección regional y nacional del PP». El juicio arrancó este martes con las conclusiones previas con las que continuará esta semana.

Te puede interesar

Comentar ()