España

El exalcalde de Boadilla se suma a Correa y Crespo y reconocerá sobornos de Gürtel

Arturo González Panero, igual que la mayoría de acusados en la causa que irá a juicio en septiembre, negocia una conformidad con la Fiscalía y trata de reducir dos grados la pena máxima de los delitos por los que piden 40 años de prisión para él

El exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, tras su declaración.

El exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, conocido como 'El Albondiguilla'. EFE

El exalcalde Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero, conocido como ‘El Albondiguilla’, se suma al líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, y a su número dos en el Grupo Correa, Pablo Crespo, y reconocerá los sobornos que la trama le habría entregado para quedarse con la mayoría de las adjudicaciones de contratos del municipio entre los años 2001 y 2009.

Como él, la mayoría de acusados (27) de la pieza Gürtel Boadilla que irá a juicio en septiembre negocian una conformidad con la Fiscalía en la que reconocerán los hechos por los que se les acusa. Tratan de reducir dos grados la pena máxima de entre los delitos de los que están acusados por dilaciones indebidas y reconocimiento de los hechos, según informan fuentes jurídicas a El Independiente. De esta manera, esperan que la pena máxima que se les pida sea de 1 año y seis meses de cárcel.

El exedil está dispuesto a reconocer prácticamente la totalidad del relato de hechos corruptos que se recogen en el escrito de acusación contra él

En el caso de González Panero, la Fiscalía pide para él 40 años de prisión por distintos delitos -entre ellos blanqueo de capitales con ocultación de fondos ilícitos por el que solicitan la pena máxima, 7 años y 4 meses de cárcel y multa de 6,5 millones de euros-. También se le acusa de asociación ilícita; cohecho pasivo continuado por el cobro de sobornos, por el que le piden además una multa de 4,4 millones de euros; prevaricación; fraude a las Administraciones Públicas; falsedad en documento mercantil; tráfico de influencias y malversación de caudales públicos. El exedil está dispuesto a reconocer prácticamente la totalidad del relato de hechos corruptos que se recogen en el escrito de acusación contra él, según ha podido saber este diario.

En esta parte de Gürtel que se centra en la actividad de Boadilla del Monte, que investigó el juez de la Audiencia Nacional José De la Mata y que se juzgará en septiembre, el Partido Popular está investigado como partícipe a título lucrativo. La Fiscalía considera que salió beneficiado de la trama en 204.198 euros.

Crespo no se opone a que se repatríe el dinero de Suiza

Precisamente el número dos del Grupo Correa, para el que la Fiscalía pide casi 77 años de prisión en Gürtel Boadilla, presentó el pasado 30 de marzo un escrito de conformidad ante la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, que es la encargada de ejecutar las multas de la sentencia de Gürtel Época I firme del Tribunal Supremo en la que también fue condenado. En dicho escrito al que ha tenido acceso este diario, Crespo se muestra dispuesto a colaborar con la Justicia y reconoce el relato de hechos de la Fiscalía en la pieza Gürtel Boadilla. Entrega además otro documento de confesión, adelantado este martes por El Mundo, en el que «aporta datos adicionales que no aparecen reflejados en el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal».

Explica que en febrero y marzo ya ha mostrado su «no oposición» a que se repatríe el dinero que tiene en Suiza para el pago de la responsabilidad civil de Gürtel Época I y el sobrante se destine al resto de piezas en las que se pide también una responsabilidad civil para él, empezando por la pieza Boadilla. Para repatriar el dinero de Suiza, igual que desde otros países, se necesita la autorización de los titulares de las cuentas.

El líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, también presentó su propia confesión de los hechos, coincidentes con el relato de Anticorrupción, el pasado 29 de marzo. Igual que en el caso de Crespo, Correa sostiene que no hace esta confesión para conseguir beneficios penitenciarios (permisos para salir de prisión) como se ha interpretado en el caso de las confesiones del extesorero popular Luis Bárcenas. En el caso del número dos del Grupo Correa, el ofrecimiento de colaboración responde al «desgaste después de 12 años de investigación y juicios». Prefiere adelantarse y poner a disposición de la Justicia los fondos que tiene en Suiza antes de que se empiecen a ejecutar las penas contra propiedades suyas y de otros implicados, explican fuentes de su entorno.

Comentar ()