España

Yolanda Díaz sale 'bendecida' del acto con Colau y Garzón para liderar una España republicana "más pronto que tarde"

Ada Colau y Yolanda Díaz, en Barcelona.

Ada Colau y Yolanda Díaz, en Barcelona. EP

El acto de clausura de la III Assemblea Nacional de los comuns en Barcelona, ha contado con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, Ione Belarra -que ha intervenido por vídeo-; la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha defendido que la vicepresidenta representa una oportunidad política para garantizar «unas victorias que se transformarán, más pronto que tarde, en una España republicana«.

En este sentido, Garzón ha asegurado que su espacio político vela y fomenta el diálogo, la diversidad y la pluralidad en la sociedad «frente a esa España chiquitita, xenófoba, reaccionaria, casposa y facha» que asegura otras formaciones quieren imponer.

Por su parte, Yolanda Díaz, ha señalado que «toca volver a ser la vanguardia, a colocar Catalunya en el centro», y ha destacado que el acto de Valencia del fin de semana pasado ha traído esperanza: «Os necesitamos también a vosotras, sois imprescindibles para ampliar la democracia. Ahora que vemos como la España democrática se está levantando otra vez, comenzamos a vivir un momento de esperanza».

Plurilingüismo y diversidad

Díaz ha puesto en valor la importancia del plurilingüismo y la diversidad en España: «No es peligroso, no entiendo por qué les molesta tanto que caminemos hacia el plurilingüismo y hacia un país que es y debe ser plural».

Ha criticado a quienes construyen un país «desde el odio, en el que no cabe nadie», frente al país que se representa en esta Assemblea, que asegura que es un país de todos, y ha deseado que su hija pudiera leer a Joan Margarit en catalán.

La ministra ha defendido el diálogo como la mejor herramienta para hacer buena política, aunque cree que «es más lento pero más tenaz», y ha asegurado que, en Catalunya, los comuns han hecho bandera del mismo y han impuesto el sentido común con sus iniciativas.

Hoja de ruta hacia 2023

La Assemblea (en plena negociación de los Presupuestos catalanes 2022 y con los comuns como determinantes ahora que la CUP mantiene la enmienda a la totalidad), ha fijado los objetivos de la organización, con el horizonte puesto en 2023, cuando habrá elecciones generales, municipales y una cuestión de confianza al Govern de Pere Aragonès.

En la ponencia política que han debatido los inscritos, los de Colau han situado la economía y el conflicto político catalán como los dos grandes temas de los próximos años y «lo que definirá el resultado de los próximos procesos electorales», por lo que sitúan la mesa de diálogo como una de las claves para una nueva ordenación política y cultural.

Los comuns también han defendido desplegar una agenda política centrada en «el diálogo bilateral entre el Gobierno central y la Generalitat como solución a un conflicto que es de carácter político», y han asegurado que el objetivo fundamental de esta agenda es cambiar la dinámica derrotista que ven en torno al autogobierno catalán.

Han apostado por ampliar ese autogobierno para que Catalunya consiga «nuevas conquistas», y han defendido que esto pase por la mesa de diálogo y también por una cohesión institucional y política de su espacio alrededor de una propuesta territorial propia para Cataluña y toda España.

Comentar ()