Miles de policías se manifiestan este sábado en Madrid contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida como ‘Ley Mordaza’. Jusapol, que encabeza la convocatoria de esta marcha, esperaba reunir a más de 75.000 personas en la capital de España bajo el lema ‘No a la inseguridad ciudadana’, aunque finalmente han elevado esa cifra hasta 150.000 asistentes, mientras la delegación de Gobierno lo deja en 20.000 personas.

Desde primera hora ha habido presencia de manifestantes en las cercanías de la Puerta del Sol, donde el arranque de la marcha estaba previsto para las 11.30 de la mañana. Los primeros cánticos de la mañana han sido contra el ministro del Interior: «Marlaska vete ya».

En la concentración, que protesta contra la intención del Gobierno de reformar la ‘Ley mordaza’ en puntos clave como el uso de material antidisturbios, el tiempo que un detenido puede pasar en dependencias policiales o la toma de imágenes de los agentes, participan dirigentes de PP, Ciudadanos y Vox.

«Esperamos que nos escuchen, que tengan en cuenta las opiniones de los expertos en materia de seguridad, porque [si se cambia la ley en los términos acordados] puede generar problemas de operatividad policial y situaciones comprometidas para la ciudadanía. Que nos hagan caso. La reforma sí es necesaria; hay margen para llegar a un entendimiento entre todas las partes», declaraba a este diario el presidente en funciones de Jusapol, Miguel Ángel Gómez, que confía en que muchos ciudadanos se sumen y secunden la protesta.

«Inseguridad a cambio de prebendas y poder político», ha resumido los motivos de la concentración el portavoz de Jucil, Agustín Leal, que ha denunciado la pérdida de autoridad de los agentes a la que, en su opinión, aboca esta reforma.

«Si no estamos encima de esta reforma, España va a involucionar en seguridad», ha dicho a su llegada a la manifestación la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se reunió el mes pasado con los sindicatos y comprometió su asistencia a la concentración. «La ley pone en tela de juicio el trabajo que realizan nuestros agentes y les señala como violentos o abusivos, cuando son todo lo contrario», ha añadido Ayuso. También acude el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Pablo Casado ha acudido también al término de la manifestación, en la que ha pedido la dimisión del ministro de Interior Fernando Grande Marlaska y ha alertado del «peligro» de la reforma.

En la misma línea, la dirigente de Ciudadanos Inés Arrimadas ha asegurado que la reforma busca «criminalizar» a los agentes y ha llamado a Pedro Sánchez a «elegir» entre sus socios nacionalistas o la ciudadanía.

«Estamos junto a los ciudadanos que se sienten desprotegidos y junto a los más leales y esforzados servidores de España», ha dicho por su parte Santiago Abascal, presidente de Vox, a su llegada a la manifestación, en la que le acompañan Javier Ortega Smith, Iván Espinosa de los Monteros o Rocío Monasterio, entre otros.