La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha instado a mantener en 2022 el carácter «luchador» para seguir siendo «motor de nuestras vidas y de la nación», ha pedido que el desacuerdo no degenere en polarización y ha apelado a la unidad para salir adelante frente al «único enemigo» a combatir, «el virus».

Ayuso ha lanzado este mensaje en su discurso de Fin de Año, emitido en Telemadrid y grabado ante el tradicional belén que se instala en el patio de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional en la céntrica Puerta del Sol, el lugar «donde se oyen y se mezclan, ahora mismo, todos los acentos del español: de todas las regiones y de todas las partes del mundo».

En un 2021 en el que su Gobierno, ha dicho, ha seguido luchando contra el virus y «a favor de las familias, las empresas, los autónomos, el empleo, el turismo, la hostelería o los servicios públicos», Ayuso ha recalcado que los madrileños han hecho un esfuerzo de «vitalidad, alegría y empuje» que ha hecho que se hable de Madrid «en el mundo», informa Efe.

«Y se habla bien», ha proseguido, porque «empresas, inversores y visitantes miran a Madrid como ejemplo de actitud ante la adversidad», con medidas que «han servido de modelo dentro y fuera de España».

«La vitalidad de las calles revela que, en medio de todo, la libertad y la responsabilidad como modelo se corresponden con nuestra forma de ser. Ante la pregunta de: «¿Libertad para qué?» los españoles lo tenemos claro: para vivir», ha subrayado.

Frente a quienes «nos quieren dependientes, tristes y quejumbrosos», en Madrid «somos alegres, luchadores y no queremos depender de nadie, sino ser motor de nuestras vidas y de la nación, ejemplo para Europa y el mundo. Queremos ser una oportunidad y no una carga».

Esperanza

«Dure lo que dure aún la lucha contra la epidemia, y vengan las dificultades que vengan, seguiremos luchando y no perderemos la esperanza», ha prometido.

La presidenta ha repasado sus políticas en materia de educación, bienestar social, familia, vivienda, transportes, justicia o fiscalidad, pero sobre todo ha reiterado su compromiso con la mejora de la sanidad pública y ha tenido palabras de agradecimiento para los profesionales que están «en primera línea» estos días, «en urgencias y en la atención primaria. Sin ellos, ¿dónde estaríamos?», ha reconocido.

Ayuso ha apelado a la unidad, porque eso es lo que permitirá salir adelante. «El desacuerdo no debería degenerar en polarización, ni la preocupación en hartazgo ni mal humor. Los madrileños hemos demostrado estos meses una dignidad impresionante, todos: que no se nos olvide».

«El único enemigo estos largos meses ha sido el virus. Y así debe seguir siendo», ha insistido la presidenta, que ha pedido unidad, «conservar la alegría», «ayudar a los que sufren o se han desanimado a encontrar la inspiración y la ilusión por la vida» o a cuidar de las personas «maltratadas, explotadas, de los vulnerables, de los que han perdido su empleo, su empresa, o a un familiar».

«Estos son nuestros empeños para 2022, que me gustaría que compartiéramos todos», ha añadido Ayuso.

La presidenta ha prometido seguir «defendiendo nuestra historia de mestizaje en el mundo, la unidad de España, la solidaridad entre españoles, la Constitución y la Corona, gracias a los cuales hemos vivido algunas de las mejores décadas de nuestra Historia nacional».

«No estáis solos; a pesar de las dificultades tenemos muchas razones para la alegría y la esperanza. Sigamos trabajando unidos, acogedores, alegres, y llenos de esta vitalidad que a todos sorprende», ha invitado.