Cataluña | España

Cuixart deja la presidencia de Òmnium y pide relevar "los liderazgos del 2017"

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart , interviene tras salir de la prisión de LLedoners,

Jordi Cuixart abandona la presidencia de Òmnium. El líder moral del independentismo desde que pronunciara su «lo volveremos a hacer» ante el Tribunal Supremo durante el jucio del procés ha asegurado este viernes en declaraciones a RAC1 su intención de dejar la presidencia de la entidad cultural. No solo eso. También ha reclamado un relevo de los liderazgos de 2017 para reactivar el movimiento independentista. Un dardo hacia Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, que siguen presidiendo JxCat y ERC respectivamente.

El relevo se producirá el próximo 26 de febrero, en una Asamblea General Ordinaria que la junta de la entidad convocará hoy. «Tocan nuevos liderazgos, nadie es imprescindible» ha argumentado Cuixart, convencido de que «no había mejor momento para pasar el testigo que ahora, que la entidad está consolidada».

Consolidada y bien encaminada, porque Cuixart no ha dudado en señalar a su sucesor: Xavier Antich. «Conoce bien la casa y ha trabajado mucho» por la entidad. No será el periodista Marcel Mauri, que durante los años de prisión dirigió la entidad como vicepresidente, mientras Cuixart mantenía la presidencia desde la Lledoners.

El empresario accedió a la presidencia en 2015, sustituyendo en el cargo a Quim Torra. Y ha mantenido el cargo durante todo el proceso judicial iniciado en septiembre de 2017, cuando fue detenido junto a Jordi Sánchez por su papel protagonista en el cerco a la Consejería de Economía. Durante el juicio del procés se dio por probado su papel protagonista en el comité estratégico integrado por miembros del Govern y activistas en la organización del referéndum ilegal del 1-O.

Relevo de Puigdemont, Junqueras y Gabriel

Unos compañeros de viaje a los que Cuixart ha reclamado hoy que den un paso atrás. «Es imperativo que haya nuevos liderazgos y la graduación de las gafas del 2017 se tiene que reajustar para el 2022» ha advertido, asegurando que no tiene intención de pasarse a la política, como en su momento hicieron Jordi Sánchez y Carme Forcadell tras presidir la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

«No podemos renunciar a Puigdemont, Junqueras o Anna Gabriel, pero es obvio que en la situación actual, que necesita una estrategia compartida, hacen falta nuevos liderazgos que propicien que se pueda llevar a cabo» ha añadido para argumentar su decisión.

El líder independentista ha recurrido a una de sus fórmulas favoritas para asegurar que «esto no va de personas, va de colectivos» y ha expresado su convicción de que la nueva junta de Òmnium «se dejará la piel como hemos hecho nosotros».

Paluzie también dejará la ANC

No será la única despedida del año en el mundo independentista. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, abandonará el cargo también esta primavera. La Asamblea debe celebrar elecciones a su directiva este año, y Paluzie no puede repetir presidencia tras dos mandatos. Tampoco seguirán los nombres más destacados de su directiva, como David Fernández o Adrià Alsina.

Sin embargo, la renuncia de Cuixart y Paluzie no parece que vaya a tener traslado a los partidos. Oriol Junqueras sigue ejerciendo el liderazgo interno en Esquerra, especialmente desde que salió de prisión. «Manda mucho» aseguran quienes conocen de cerca el partido. Y Carles Puigdemont especula con la posibilidad de reactivar su liderazgo en el independentismo si consigue imponer sus tesis en la justicia europea, frente a las órdenes de extradición del Tribunal Supremo.

Te puede interesar

Comentar ()