El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que es un error y ve «mal» la incorporación de David Plá, último jefe de ETA, en la dirección de Sortu. Ha señalado que se trata de un movimiento dirigido a la «base más pétrea» de la izquierda abertzale para asegurarles que no crean que «todo lo que ellos han sufrido, los años de cárcel, no han servido para nada»: «Es decirles que el pasado es el que les ha traído hasta aquí, que no deben renunciar ni avergonzarse de él».

El líder del PNV ha apuntado que el entorno de Bildu tiene «un problema grave» para romper con su pasado y por ello necesita incorporar figuras como las de Plá. Ha recordado, en declaraciones a Onda Cero, que pese al inmenso dolor causado a las víctimas y al conjunto de la sociedad, «necesitan que sus bases sientan que todo lo que han hecho no ha sido un fracaso»: «Es un error, hay que empezar de cero y con las manos limpias».

Respecto a la figura de Arnaldo Otegi, Ortuzar se ha referido a él como «el comercial de la marca» que es Bildu. Recuerda que el actual coordinador general de la coalición aúna un pasado en ETA, con penas de cárcel y un proceso de «reciclaje político» que incluso dirigentes de la política nacional «como Zapatero o Iglesias» aplauden. «El ejerce ese papel de comercial de la marca en un momento en el que la izquierda abertzale quiere disputarle la hegemonía política al PNV.

En relación a la incorporación de Plá en la dirección de Sortu también se ha manifestado la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua. Ha situado la decisión en el contexto de «una mirada constructiva al futuro en convivencia».