España | País Vasco Reforma Laboral

PNV y Bildu recuerdan a Sánchez que "tendrá que elegir" entre Cs y ellos

Ambas formaciones afirman que aún no han recibido propuestas para incluir sus peticiones en la reforma laboral. Aseguran que esta tramitación puede condicionar las alianzas el resto de la legislatura.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar EFE

Otro día más sin novedad, salvo la tensión al alza en la relación entre los supuestos socios del Gobierno. PNV y Bildu se han reafirmado hoy en su rechazo a la reforma laboral, tal y como se aprobó entre Patronal, sindicatos y el Ejecutivo. Han recordado a Pedro Sánchez en que si no incorpora sus reclamaciones tendrá que elegir entre el apoyo de Ciudadanos y ellos. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que el presidente «no puede pretender aprobar la reforma con Ciudadanos y UPN y el resto de leyes aprobarla con quien nos llama ‘patulea'», ha afirmado en referencia a Cs. De igual manera, la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, se ha dirigido a Sánchez para asegurarle que «si apuesta por Ciudadanos tendrá que elegir con quién quiere seguir».

La posición crítica de las dos formaciones nacionalistas vascas en contra de la reforma laboral que el Gobierno pretende convalidar en el Congreso no ha variado. Pese a los contactos que ambas partes reconocen, ni PNV ni EH Bildu han recibido contraofertas para una posible modificación del texto que pueda incorporar sus reivindicaciones. Ambos partidos reclaman que se fije la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos sobre los nacionales. Además, la coalición de la izquierda abertzale exige que se restablezca la indemnización de 45 días por año trabajado, así como la necesidad de autorización administrativa para la aplicación de los ERE.

El presidente del PNV considera que la posición que adopte el Gobierno en esta materia puede condicionar el devenir de la legislatura, si bien, en declaraciones a Onda Cero, no considera que se ponga en peligro el actual mandato: «Pero sí que el Gobierno tendrá que elegir con quien va a querer operar a partir de ahora». Ortuzar ha recordado que aún restan leyes muy relevantes por sacar adelante y ya le hemos dicho que «debería invertir un poco más en los que él dice que son sus socios preferentes y no sólo cuando quiere que hagamos lo que no queremos hacer».

El «pulmón asistido» de Cs

El presidente del PNV ha arremetido contra Ciudadanos por haber permanecido al margen de la negociación de la reforma y sumarse ahora tras encontrar en la situación generada «un pulmón asistido» del que está necesitado, «un proyecto político tocado de muerte«. El líder del PNV se ha preguntado si sacar adelante la reforma con el respaldo de formaciones como C`s o UPN «no deja tocada la credibilidad de la reforma» que estaba llamada a modificar de modo íntegra la impulsada «por la derecha»: «Ciudadanos nos quiere expulsar del acuerdo, necesita su minuto de gloria y le daría igual esta reforma que la contraria».

Por su parte desde EH Bildu, Aizpurua ha reiterado que no contribuirán a «perpetuar» la reforma laboral del PP, que considera que es lo que ocurriría si sale adelante la actual reforma. Subraya que no se ha derogado ninguno de los aspectos esenciales de la reforma de 2012, tal y como se comprometió. La portavoz de la coalición, en declaraciones a Radio Euskadi, ha rechazado también que se busquen «subterfugios», como reformas posteriores o modificaciones en otras leyes, para satisfacer sus demandas.

Aizpurua también ha afirmado que «la credibilidad del Gobierno quedará tocada» si saca adelante la reforma con Ciudadanos, «es una aritmética de poco alcance»: «Es una política neoliberal y recentralizadora». Pese a ello, ha confiado en que el «bloque progresista» no quede en peligro, «nosotros sumamos 30 escaños y Ciudadanos diez».

Te puede interesar

Comentar ()