España

Casado avisa a la Mesa tras la votación de la reforma laboral: "Vamos a ir hasta el final"

Pablo Casado, en el Congreso.

Pablo Casado, en el Congreso. EFE

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha confirmado que su formación irá «hasta el final» para revertir la votación de este jueves en el Congreso de los Diputados, cuando la reforma laboral resultó convalidada por la equivocación en el voto telemático del diputado Alberto Casero, al que no se le permitió subsanar su error y rectificar el voto.

«Lo que ayer vivimos es un auténtico pucherazo a la soberanía nacional y vamos a ir hasta el final para que esto se revierta. No se puede contravenir la voluntad de un diputado para aprobar por la puerta de atrás un decretazo», ha afirmado Casado en un acto de la campaña electoral de Castilla y León en la provincia de Soria.

«Anuncio que vamos a pedir a la Mesa que reconsidere este atropello. Si no lo hace de inmediato, la presidenta del Congreso podría estar prevaricando. Inmediatamente iremos al Constitucional», ha abundado Casado.

Sobre la debilidad del Gobierno escenificada en una votación que, de no mediar error, habría perdido, Casado ha sido claro: «No hay geometría variable que aguante este Gobierno de tramposos. No se puede tolerar que las instituciones queden completamente subordinadas a los deseos del PSOE y no hay globo sonda que lo oculte».

El Pleno del Congreso ratificó el decreto ley gracias a que el diputado del PP por Cáceres Alberto Casero votó a favor de la convalidación. La norma salió adelante por 175 votos frente a 174. Sin embargo, Casero sostiene que él votó que no, pero el sistema de votación telemática del Congreso contabilizó su voto como un sí.

Por ello, el PP niega validez a la votación, sostiene, como argumenta Casero en otro escrito a Batet, que «no expresa la voluntad popular», y pide a la presidenta que no proclame oficialmente el resultado con su publicación ni ordene su traslado al BOE.

El PP adjunta en su carta a Batet la que le ha remitido también Casero, quien corrobora por escrito la versión que trasladó este jueves la dirección de su partido a la presidenta del Congreso en la reunión que mantuvieron tras la polémica votación.

El relato de la votación

Casero acusa a Batet de quebrantar el «derecho al voto» y hace un relato cronológico de lo sucedido el jueves: que como estaba enfermo solicitó el voto telemático y que votó en contra de la convalidación pero que en «el certificado emitido por la Cámara» su voto aparecía como afirmativo.

Según consta en el registro de votaciones, recogido por Europa Press, en general el sistema informático le funcionó a Casero en las numerosas votaciones del Pleno porque votó con el PP en todas ellas, salvo en las dos de la reforma laboral (que intercambió el sentido de voto) y en un punto de una moción. La protesta del PP se centra en una de las dos votaciones de la reforma laboral, la de la convalidación del decreto ley.

En todo caso, Casero señala que, como «parecía un fallo del sistema», intentó ponerse en contacto con la Cámara antes de que Batet anunciara el inicio de la votación presencial para advertir a la presidenta del «error manifiesto» y de que el sí del certificado «no expresaba» su voluntad. Al no recibir respuesta de la Mesa, se dirigió al Grupo Popular y entonces, todavía antes del inicio de la votación, la vicepresidenta segunda, Ana Pastor, comunicó la situación a Batet.

Siempre según su relato, los dos miembros del PP en la Mesa solicitaron una reunión urgente de este órgano para tratar esta «anomalía», pero Batet «se negó y decidió unilateralmente y de forma arbitraria arrogarse la voluntad de la Mesa en su conjunto, dando inicio a la votación». Dadas las circunstancias, optó por acercarse al Congreso para votar presencialmente pero no le dejaron hacerlo

¿Se reunió la Mesa?

Tanto Casero como su grupo invocan una resolución de Presidencia de 2012 que establece que se debe comprobar «teléfonicamente» el sentido del voto emitido telemáticamente antes del inicio de la votación. Ahora ya no se llama a quienes lo ejercen, puesto que el sistema les permite expedir el citado certificado.

También ven de aplicación otro punto de esa resolución que fija que quien vota telemáticamente ya no puede hacerlo de forma presencial «sin autorización expresa de la Mesa de la Cámara» y que, si se autoriza la votación en el hemiciclo, el voto telemático se declarará «nulo y no emitido».

Por ello, Casero denuncia ante Batet que «se ha visto vulnerado» su «derecho fundamental al ejercicio del voto» establecido por la Constitución y que el resultado de la votación correspondiente a la convalidación del real decreto de la reforma laboral «no expresa la voluntad popular, puesto que uno de los votos emitidos
es contrario» al sentido expresado por él «mediante el sistema telemático».

Te puede interesar

Comentar ()