España

Iglesias marca el camino a Yolanda Díaz: su frente amplio "no basta"

Pablo Iglesias con mascarilla

El exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias. Europa Press

El ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, no ha ocultado sus críticas al exiguo resultado que la coalición de Unidas Podemos ha obtenido en estas elecciones en Castilla y León. Y va aún más lejos al considerar que el llamado frente amplio que quiere armar Yolanda Díaz, independientemente de que reciba o no esta denominación, no es suficiente para dar la batalla ideológica a la derecha. Todo ello en mitad de un silencio que la vicepresidenta segunda ha quebrado a primera hora de la tarde para abogar por «una reflexión profunda».

En declaraciones a Rac1, y tras calificar de «muy malo» el resultado de Unidas Podemos e invitado a hacer autocrítica de porqué se ha pasado de dos procuradores a tan solo 1, ha puntualizado que si bien «es verdad que todos estamos de acuerdo en que hay que apostar en un futuro por fórmulas de frente amplio, por la recomposición, por un liderazgo como el de Yolanda, que llega a muchos más sectores, también es evidente que con la aspereza de la batalla ideológica, sólo eso no va a basta».

Díaz ha apostado por tomar nota del pésimo resultado cosechado por Podemos e Izquierda Unida. «Toca una reflexión profunda. La ciudadanía que quiere cambios y exige ambición de transformación está ahí esperando. Solamente tenemos que mirar al lugar correcto y estar a su altura», ha señalado en Twitter, en su primera reacción pública. «Hay un debate entre la España que crece y la España que mengua: la despoblación, la emergencia climática, las infraestructuras y los servicios básicos son problemas reales y deben ser abordados en un nuevo proyecto de país», ha esbozado.

Desde Podemos, sin embargo, se considera que el «frente amplio» de la vicepresidenta es «el camino», todavía más tras la aciaga noche electoral. Así lo ha manifestado este lunes el candidato de Unidas Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. «Tenemos absolutamente claro que el frente amplio es el único camino posible. Y vamos a seguir de la mano construyendo ese camino», ha indicado el coportavoz de Podemos en rueda de prensa. «No creemos que la marca sea lo importante. Lo importante es poner la herramienta y el espacio político a disposición de ese frente amplio y construirlo», ha apostillado la también coportavoz Isa Serra.

Fernández, que ha obtenido el único escaño de los morados por Valladolid, ha evitado valorar la escasa participación de Díaz en la campaña electoral, con una única asistencia el pasado jueves. «Los tiempos del proyecto de Yolanda los marca Yolanda y los respetamos totalmente. Díaz ha estado centrada y concentrada en dos trabajos extraordinariamente importantes: sacar adelante la reforma laboral que amplía derechos y el incremento del Salario Mínimo Interprofesional», ha justificado. «No toca hacer elucubraciones ahora. Cuando ha podido, ha venido a hacer campaña a Castilla y León». Desde el partido avanzan que «Yolanda se pronunciará en las próximas horas o días».

A propósito de los posibles pactos que se abren ahora, Fernández ha insistido en que «la gran coalición entre PP y PSOE nunca será la solución al auge de la ultraderecha». «A la ultraderecha se la combate y se le hace frente con más políticas sociales y de justicia social y fiscal que se tienen que implementar desde el Gobierno de España», ha opinado el coportavoz morado. Según Fernández, «la ciudadanía necesita certidumbres» frente a «la normalización constante de la ultraderecha».

Para la dirección de Podemos su descalabro, que ni siquiera ha sumado el apoyo que en 2019 cosechó Izquierda Unida, debe servir de revulsivo para que «el Gobierno de España haga política más audaces», en plena ofensiva del socio minoritario centrada en avivar el debate de la reforma fiscal, uno de los asuntos llamados a marcar la recta final de la legislatura. La formación también ha reconocido su escasa implantación en el medio rural como «uno de los retos en los que hay que ir mejorando».

Por su parte, Iglesias considera que «hay razones para que estemos todos muy preocupados con lo que está pasando». En este punto ha recordado que si bien el candidato con el que concurría la coalición, Pablo Fernández, era «bueno y conocido» y la campaña ha coincidido con la aprobación de la reforma laboral -«beneficiosa en términos generales para los trabajadores»- y con la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), no ha servido de mucho porque «se ha llegado a un escasísimo 5 por ciento de los votos».

Además, también ha asumido que la izquierda parece «incapaz de asumir que la batalla ideológica es enormemente áspera» y exhortado al PSOE a que debería «usar su poder para reequilibrar la correlación mediática de fuerzas», lo que no está muy claro qué significa.

Iglesias, que conoció con antelación los resultados del sondeo flash del CIS de Tezanos, que auguraban entre 3 y 5 diputados para su formación, se implicó en esta campaña, a diferencia de Díaz, que tan solo quiso acudir a un mitin.

La misma noche electoral Iglesias escribió en Twitter que «derecha y ultraderecha tienen mayoría absoluta en CyL. El PP depende de VOX. SoriaYa apunta una tendencia estatal inequívoca. PSOE retrocede. UP resiste, pero esto es Weimar. Es evidente lo que eso significa para nuestra democracia. No vuelve el bipartidismo; llega la reacción».

Te puede interesar

Comentar ()