España

Sectores del PP piden un Congreso de renovación: "Vox está comiendo palomitas"

Desolación dentro del partido ante este "suicidio en directo" que deja "muy tocados" al líder del PP y a la presidenta madrileña

Casado saluda a Rajoy en el Congreso del PP.

Casado saluda a Rajoy en el Congreso del PP. EFE

La desolación y el desánimo se ha instalado en cargos del PP de todos los niveles por el «suicidio en directo» que, a su entender, están protagonizando públicamente el líder de la formación, Pablo Casado, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Cada vez más voces reconocen en privado a Europa Press que la única solución a esta guerra abierta pasa por una «renovación total» en el Congreso Nacional del PP, que está previsto en principio para el mes de julio.

«Casado queda muy tocado y Ayuso también», resume un veterano dirigente del partido, que cree que los errores cometidos por ambas partes en un conflicto de dura varios meses y que estalló de forma virulenta hace apenas 48 horas hace irreconducible la situación del PP, que está en este momento «fracturado».

Con las elecciones andaluzas previstas a partir de otoño y la formación de gobierno pendiente en Castilla y León, en las filas del PP no saben medir en este momento la dimensión y las consecuencias que puede tener en el medio y largo plazo esta «guerra a muerte», pero subrayan que los adversarios políticos del PP están «frotándose las manos» porque le han dado «munición para rato». «Vox está comiendo palomitas», lamenta un presidente regional.

Hay cargos que piden el cese de García Egea

Voces dentro del PP recriminan a la dirección nacional que haya sido incapaz de frenar antes esta lucha interna con Ayuso, dejando que el enfrentamiento se haya enquistado, poniendo fin a una larga amistad de 17 años. La mayoría de los cargos consultados censuran la actuación del secretario general del PP, Teodoro García Egea, porque llevan «meses advirtiendo de que esto iba a explotar».

Es un ‘harakiri’ público, porque Ayuso dice y Génova contesta

«Son muchos los que piden su cabeza, incluidos barones del PP, pero sabemos que Casado no la va a dar», reconoce un exalto cargo del Gobierno de Mariano Rajoy, que subraya que el líder de los populares «no va a traicionar a su persona de confianza, a diferencia de lo que hizo Pedro Sánchez con Ábalos».

Algunos de los cargos consultados sostienen que las intervenciones de García Egea en rueda de prensa y de Casado en la cadena Cope no han sido las mejores decisiones porque, según argumentan, supone entrar en la misma dinámica mediática que se reprocha a Ayuso. «Es un harakiri público porque Ayuso dice y Génova contesta. Esto se soluciona en un despacho y todos cediendo», asegura un dirigente ‘popular’.

«Pablo se ha triturado políticamente. Ha triturado su imagen y su crédito», sentencia un ‘barón’ territorial, que cree que su única opción para «mantenerse al frente del partido pasa por cesar a Teodoro» porque la militancia «está tensa, hasta límites que no son normales».

El pesimismo y el desánimo es el sentimiento general en todo el partido. «Los chats dicen todos que están avergonzados de lo que están viendo, que este partido ha muerto», sostiene un exparlamentario del PP, que denuncia el «cúmulo de torpezas» por las dos partes. «Isabel y Casado morirán juntos. Egea ya no hace de dique de contención y menos después de la entrevista de Casado de esta mañana», añade otro dirigente.

Algunas de las fuentes consultadas expresan su perplejidad por la «investigación interna» a Isabel Díaz Ayuso a la vuelta del verano pasado sin que hubiera ninguna actuación judicial de por medio. «¿Han hecho lo mismo con Feijóo, Moreno o López Miras con los contratos de la pandemia?», se pregunta un histórico parlamentario, que cree que lo que ha ocurrido evidencia que el objetivo de ‘Génova’ era «parar» a Ayuso y sus aspiraciones a presidir el PP de Madrid.

Renovación en el Congreso Nacional de julio

En esta «guerra civil a muerte» de difícil solución, cada vez más voces reconocen en privado que la única solución pasa por una «renovación total» en el Congreso Nacional del PP, que está previsto en principio para este verano. El 21 de julio se cumplen cuatro años del cónclave que ganó Casado, imponiéndose a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

«Se ha hecho un daño que ya es irreparable y solo se puede superar con caras nuevas a todos los niveles», afirma un veterano cargo del PP, una opinión que comparten más miembros del partido que coinciden en que el congreso nacional es «el momento para una renovación pactada con los ‘barones‘» y que permita «un nuevo equilibrio».

Algunos de los cargos consultados no descartan que Ayuso, si logra demostrar la legalidad del contrato sanitario de mascarillas y que no hubo ilegalidad en el papel jugado por su hermano, pueda dar la batalla en el Congreso Nacional del PP disputando el liderazgo a Casado porque «el afiliado de a pie está con ella».

«Si esto sigue así, llegamos a julio y tenemos dos candidaturas, a Ayuso y a Casado», asegura otro exsecretario de Estado consultado, que cree que eso terminaría de abrir más en canal el partido y Pedro Sánchez podría ver una oportunidad de adelantar las elecciones generales.

Una «tercera vía» es el camino que desliza un dirigente regional del PP si Casado no levanta el vuelo en esta crisis. No obstante, algunos cargos apuntan a la posibilidad de que la cúpula que dirige Casado opte por retrasar el congreso nacional -incluso hasta después de las generales- por la situación de debilidad que atraviesa en este momento.

Muchos cargos del PP coinciden en que Ayuso está en este momento «muy tocada» y subrayan que su no prueba la legalidad de su actuación será «carne de cañón», pero no ya del PP, sino de la oposición porque han llevado este asunto a la Fiscalía y van a investigar con lupa todos los contratos de la pandemia, advierten las fuentes consultadas.

Eso sí, también hay quien subraya que, si la presidenta de la Comunidad de Madrid demuestra que todo fue legal, el «problema» lo tendrá Pablo Casado, que tendrá que pedirle «perdón» después de propagar «sospechas» contra ella públicamente.

Te puede interesar

Comentar ()