España

La Guardia Civil desvía a otras zonas vehículos reforzados para el Campo de Gibraltar

El Gobierno admite que parte de los 73 todoterrenos con protección frontal para las embestidas han ido a comandancias que están fuera del plan | AUGC reclama que los coches se destinen a unidades que luchan en primera línea contra los narcos

Los últimos vehículos adquiridos por la Guardia Civil para su uso en el Campo de Gibraltar.

Los últimos vehículos adquiridos por la Guardia Civil para su uso en el Campo de Gibraltar. EP

La Dirección General de la Guardia Civil ha enviado a otros comandancias parte de los todoterrenos que se compraron con cargo al plan especial del Campo de Gibraltar. La particularidad de estos vehículos es que están reforzados en la zona frontal con una defensa especial a fin de incrementar la seguridad de los agentes ante eventuales embestidas por parte de integrantes de las organizaciones dedicadas al narcotráfico que operan en esta comarca gaditana.

En respuesta a una pregunta formulada por el grupo del PP en el Congreso de los Diputados, el Gobierno admite que una parte de estos coches se han distribuido entre dependencias que no están directamente incluidas en el perímetro del citado dispositivo de refuerzo. Es el caso de las de Sevilla, Granada y Almería, así como la Unidad Central Operativa (UCO). Sí han llegado a Huelva, Cádiz, Algeciras y Málaga, provincias a las que en los últimos años se han destinado más medios humanos y materiales para combatir la actividad criminal de las mafias.

En todo caso, el Ejecutivo asegura que dichos medios son movilizados, "en función de las necesidades operativas de cada momento, a cualquier punto dentro del ámbito geográfico del Plan Especial del Campo de Gibraltar". Éste se puso en marcha en agosto de 2018 y ha permitido la aprehensión de una ingente cantidad de droga y el descabezamiento de los principales clanes de la droga.

A finales del pasado mes de octubre, Toyota España hizo entrega a la Guardia Civil de una flota de 73 unidades del todoterreno Land cruiser, una vez reforzados con el protector delantero y equipados con el kit patrulla (puente de luces, emisora, compartimentos específicos para material de uso recurrente de los agentes...). La adaptación se hizo a partir de la versión GX de Land cruiser, según informó entonces la compañía.

En su pregunta, los diputados del PP Ana Vázquez, María José García-Pelayo y José Ortiz querían conocer a qué comandancias de la Guardia Civil se habían destinado concretamente estos 73 vehículos y cuál había sido el coste que había supuesto la compra. El Gobierno ha detallado que se han distribuido entre las siete citadas comandancias y la UCO, al tiempo que ha cifrado el gasto en 2.907.974,85 euros (IVA incluido).

"En primera línea contra el narcotráfico"

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha criticado el reparto y ha defendido que los todoterrenos tienen que asignarse a comandancias cuyos agentes hayan sufrido embestidas. "Deben distribuirse allí donde se está luchando en primera línea contra el narcotráfico y no utilizarse para tapar boquetes por el arcaico modelo de adquisición de vehículos, obsoleto e inoperativo", declara el secretario de Organización de AUGC-Cádiz, Luis Bueno.

La nueva flota se enmarca en el refuerzo de medios que el Ministerio del Interior está poniendo a disposición de la Guardia Civil y la Policía Nacional desde el verano de 2018 para luchar contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar, donde han aumentado en los últimos años las agresiones a los agentes por la acción de los narcos. Cuando éstos se han visto acorralados, no han dudado en embestir a los vehículos policiales para evitar la detención y la interceptación de la droga que transportaban.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En septiembre de 2020, un inspector de policía estuvo a punto de perder un brazo después de que un vehículo cargado con fardos de hachís lo arrollara a él y al policía-alumno que lo acompañaba durante un servicio en Algeciras. Semanas después, en el término municipal de San Roque (Cádiz), tres guardias civiles resultaron heridos de diversa consideración tras ser embestido el vehículo camuflado en el que viajaban por un todoterreno de gran cilindrada que trasladaba 700 kilos de hachís. Son sólo dos ejemplos de la virulencia con la que actúan los clanes de la droga.

Ampliación territorial del dispositivo

Éste es el motivo por el que se ha decidido acoplar defensas en el frontal de los nuevos vehículos enviados a la zona. En el segundo semestre de 2018, la Secretaría de Estado de Seguridad ya sacó a licitación un contrato para el suministro e instalación de un mínimo de cuarenta defensas delanteras sobre vehículos Toyota Land cruiser -propiedad de la Guardia Civil- para su posterior distribución a unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras ante el aumento de las situaciones que sufren los agentes "de gran violencia al realizar el alto". Con un presupuesto de 48.400 euros, la mesa de contratación llegó a proponer como adjudicataria a la empresa TS Tecnove Security (una de las dos que concurrían), finalmente excluida al no cumplir todos los requisitos exigidos. El procedimiento quedó desierto.

Interior no sólo ha venido prorrogando la vigencia del Plan Especial del Campo de Gibraltar, sino que ha extendido el despliegue de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a los municipios de las provincias de Málaga, Cádiz y Huelva más próximos a la citada comarca. Esta medida busca reforzar la detección e investigación y evitar posibles conexiones y vínculos entre los grupos criminales instalados en la zona y otros nuevos que puedan surgir en zonas colindantes ante la presión policial.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar