España ENTREVISTA | SANTIAGO ABASCAL (2ª parte)

"Putin está envalentonado ante la debilidad de las potencias occidentales"

El presidente de Vox afirma que ahora "se observa claramente la diferencia entre los refugiados de guerra y las invasiones migratorias ilegales"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, afirma en esta segunda y última parte de la entrevista con El Independiente que Vladimir Putin está «envalentonado» y recalca que precisamente «en este momento se observa claramente lo que es la diferencia entre los refugiados que huyen de una guerra y las invasiones de inmigrantes ilegales».

Pregunta.- ¿Qué opina de la actuación de Vladimir Putin que ha supuesto prácticamente una sorpresa para todos?

R.- Lo que opino es que Putin se ha sentido absolutamente envalentonado ante la debilidad de las potencias occidentales y que ha perpetrado una agresión absolutamente unilateral e injustificable contra una nación soberana y democrática como es Ucrania. Y opino que la respuesta internacional tiene que ser muy firme en forma de sanciones, en forma de ayuda humanitaria a Ucrania

Eso es lo que hemos dicho con toda rotundidad. Pero opinamos también que el Gobierno de España no es fiable hoy en el contexto internacional precisamente porque medio Gobierno apoya a los claros aliados de Putin, a la dictadura cubana, al narcogobierno de Venezuela y a todos aquellos que han ido directamente a apoyar esa invasión.

P.- ¿Y le parece bien que la UE envíe armas ofensivas a los defensores ucranianos?

R.- Sí. Lo hemos apoyado y hemos pedido que el propio Gobierno español lo hiciera. Putin no sólo ha invadido un país, sino que además ha amenazado de una manera terrible e inaceptable a toda la comunidad internacional prácticamente con una guerra mundial nuclear. Eso lo ha hecho en términos verdaderamente amenazantes que no conocíamos en estos tiempos, y eso no se puede pasar por alto. Yo creo, lo hemos dicho en el Congreso, que la Unión Europea debe ofrecer ese tipo de ayuda y colaboración a quienes están resistiendo en Ucrania en estos momentos.

P.- Y recibir a los refugiados.

R.- Claro. Nosotros hemos apoyado con claridad que los refugiados puedan ser acogidos. Y hemos dicho que precisamente en este momento se observa claramente lo que es la diferencia entre los refugiados que huyen de una guerra y las invasiones migratorias de inmigrantes ilegales por razones económicas u otro tipo de razones que sistemáticamente está padeciendo el continente europeo y especialmente padece España en su frontera sur.

En este momento se observa claramente lo que es la diferencia entre los refugiados que huyen de una guerra y las invasiones de inmigrantes ilegales»

P.- ¿Por qué a usted le parecen distintos los refugiados ucranianos de los inmigrantes subsaharianos? 

R.- Yo lo que digo no es que sean distintos por su color, por supuesto, que no tiene ninguna importancia. Yo lo que digo es que unos son refugiados y otros son inmigrantes ilegales. Y que un país tiene el deber de controlar la inmigración, de ordenarla y tiene el deber, cuando alguien llama a las puertas de nuestra casa, de preguntar quién es, qué quiere, si tiene la documentación en regla. Y el país tiene el derecho de decidir a quién acepta y a quién no acepta. Sólo eso.

Evidentemente tenemos la obligación moral de aceptar a los refugiados que huyen en estos momentos de una guerra que está a las puertas de Europa. No tenemos ninguna duda sobre eso.

P.- ¿Qué le parece la actitud de la UE en los tres hitos en los que ha intervenido como una instancia supranacional: la gestión centralizada de las vacunas, la aprobación de los fondos económicos de ayuda y en la centralización de las medidas que se están tomando contra Rusia?  ¿lLe parece o no que la Unión Europea sirve para algo más de lo que usted imaginaba?

R.- La UE sirve para muchísimas cosas, entre otras razones porque han sido muchas las competencias que los estados han delegado en la Unión Europea. Otra cosa es que algunos pensemos que los estados no deben entregar tanta soberanía.  Hemos visto incluso cómo tribunales europeos o tribunales de otros países nos decían qué teníamos que hacer con nuestros criminales.

Hay claramente tensiones entre los estados-nación y los burócratas de Bruselas fundamentalmente y entre aquellos que apuestan por una deriva federalista de la Unión Europea y los que seguimos apostando por una Unión basada en la soberanía de sus estados nacionales.

P.- ¿Una soberanía total, plena?

R.- La soberanía total es algo matemático. Yo creo que una posición más cercana a lo que era el Tratado de Niza respetaba más la soberanía de los estados que esta UE actual. Pero esto no es algo que plantee sólo Vox. Creo que el gobierno de Aznar ya lo puso encima de la mesa y evitó en aquel momento una deriva federalista de la Unión Europea. Ahora hay algunos líderes del Partido Popular que están de cabeza en esa ofensiva federalista contra los estados que quieren ejercer su soberanía en competencias, por cierto, no delegadas a la UE. Eso es algo que está padeciendo, por ejemplo, Polonia. O Hungría.

P.- Pero es que Polonia pretende someter su Poder Judicial a su Poder Ejecutivo y eso es inadmisible en una democracia.

R.- ¿Pero eso podemos decirlo nosotros en España, con el reparto de los jueces del Tribunal Constitucional por parte del PP y del PSOE?

P.- Nosotros tenemos ese problema, eso está claro. Pero Polonia tiene otro de muy distinta trascendencia. ¿Usted le discute a la UE la opción de decirle a un determinado país miembro que tiene que someterse a las reglas que rigen en todo Estado de Derecho?

R.- Yo lo que sostengo es que la UE no ataca a Polonia por eso. La ataca porque defiende sus fronteras y lo otro es una excusa porque, si no, atacaría a España también.

P.- Bueno, algún toque ya nos han dado.

R.- Me parece que bastante poquitos porque en cuanto se acepta la religión climática y se acepta la ideología de género, la UE molesta mucho menos a los estados. Hay una ideología global que trata de imponerse a través de instituciones supranacionales -una de ellas es la Unión Europea-  y quienes se resisten a eso lo padecen. Todos aquellos que defienden su soberanía, sus fronteras, o que creen que la UE no tiene nada que decir sobre la educación que deciden los padres para sus hijos, que quieren dar libertad a los padres para que niños muy pequeños no reciban determinada información de carácter sexual. 

P.- Bruselas no se mete en eso.

R.- Sí se mete. Se ha metido contra Hungría diciendo que en Hungría se persigue a los homosexuales y en Hungría lo único que han hecho es decir que los contenidos de carácter sexual tienen que decidirlos los padres y no los colegios. Ése es un debate que no está en los medios de comunicación españoles, pero los que tenemos relaciones estrechas con los líderes de Hungría y de Polonia y con esos partidos conocemos también cuál es ese debate, que es soterrado en España, que sólo se ve en las redes sociales o los que tenemos esas relaciones pero no está en los medios de comunicación generalistas.

Bruselas se ha metido contra Hungría diciendo que se persigue a los homosexuales, y allí lo único que han hecho es decir que los contenidos de carácter sexual tienen que decidirlos los padres»

P.- Insisto en preguntarle. ¿Le parece que la UE está haciendo un excelente, un regular o un pésimo papel en estos últimos tiempos? Insisto en que me refiero a las últimas tres cuestiones que han estado sobre la mesa: vacunas, fondos de solidaridad y respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

R.- Respecto a los fondos europeos creo que está haciendo un papel regular porque están condicionados a determinada ideología y no se pueden emplear en cosas que pueden ser de mayor urgencia. Se pueden emplear para cuestiones de género o de transición ecológica y no se pueden emplear, por ejemplo, para ayudar a los españoles que lo ha pasado mal en la pandemia, a los autónomos o a los españoles que no pueden pagar la factura de la luz.

Lo que digo es que la UE limita extraordinariamente el uso de esos fondos en función de criterios ideológicos.  

En relación con las vacuna creo que la gestión ha sido mejor, y en relación con Ucrania creo que ha dejado bastante que desear porque ha dado la sensación de que íbamos a defender a Ucrania de alguna manera y finalmente los ucranianos están mucho más solos de lo que merecen.

P.- Es que el siguiente paso sería que la OTAN diera un paso al frente. Y eso equivale a una tercera guerra mundial, una guerra nuclear. Ése es un límite.

R.- Pero se le ha dicho a Ucrania que se le iba a defender, incluso que iba a entrar en la Unión  Europea, y habrá que ver si esto en estos momentos se acepta porque Putin ha dicho ya que si Ucrania entra en la UE, eso también será una declaración de guerra.

P.- ¿Y a usted qué le parece?

R.- Que Ucrania debe poder entrar cumpliendo las condiciones pero que se debe abrir el procedimiento. Nosotros lo hemos apoyado, lo hemos votado en el Parlamento europeo.

Vox ha mostrado fortaleza en las relaciones internacionales en un contexto en el que Sánchez tiene cumbres de 30 segundos»

P.- ¿Qué buscaba usted convocando la cumbre de Madrid, con Urban, Morawiecki y Marine Le Pen? Porque al final usted no apareció.

R.- Pero yo no aparezco casi nunca. Yo buscaba mostrar que otra Europa es posible. En primer lugar, considero que esa cumbre ha sido importantísima para Vox y que ha sido un gran éxito. Ha mostrado fortaleza de Vox en las relaciones internacionales en un contexto en el que Pedro Sánchez tiene cumbres de 30 segundos, en un contexto en el que a Pedro Sánchez no se le ponen al teléfono, nosotros hemos logrado que dos primeros ministros europeos estén en Madrid en una cumbre de Vox y representantes de otros 10 países. Con cosas en común y con diferencias entre todos. Pero logramos algo muy importante. En primer lugar, antes de que se produjese la invasión de Ucrania, alertar sobre las amenazas de Putin y condenarlas. Eso está en el documento firmado por todos.

En segundo lugar, decir que estábamos a favor de la soberanía de nuestras naciones dentro de la Unión Europea a favor de la defensa de las fronteras. Y planteamos también la cuestión de la defensa de la soberanía energética, un debate que se ha puesto de rabiosa actualidad en estos momentos y de que nosotros ya estábamos hablando en esa cumbre.

También lo hemos hecho durante las elecciones en Castilla y León. Hemos logrado ya que se lograse una posición común en materia de natalidad y de atención a las zonas rurales. Es decir, que nosotros representamos a partidos que tienen un diálogo con otros partidos que se pueden autodefinir como patriotas en otras naciones pero que tenemos elementos en común.

Creemos que hay mimbres para construir una instituciones europeas en las que podamos  caminar juntos y nos respetemos. Y hay un matiz ideológico, por tanto, es importante mostrar que tenemos elementos en común además de las diferencias que cada uno tenemos porque cada uno defendemos los intereses de nuestro país.

P.- Pero Viktor Orban es muy próximo a Putin y Marine Le Pen también lo es. De hecho, ha tenido que destruir más de un millón de folletos para las elecciones francesas en los que aparecía fotografiada con Putin. Lo cual supone que ella consideraba que esa fotografía le iba a dar beneficios electorales.

R.- Yo no voy a juzgar los motivos por los que alguien destruye unas fotografías, pero esos líderes, y ella también, han formado una declaración frente a la amenaza de Putin contra Ucrania y en estos momentos están entregándose en la ayuda humanitaria al pueblo de Ucrania. Incluso Hungría va a permitir el establecimiento de algún tipo de unidades militares a través de su territorio. Con lo cual se quiere juzgar a unos líderes políticos por haber tenido interacción con Putin. Interlocución con Putin ha tenido Zapatero, ha tenido Aznar. Y ya no interlocución con Putin, sino directamente acuerdos con Putin tienen todos los aliados del presidente del Gobierno, que están en estos momentos en el Gobierno. 

Con lo cual que una persona tenga en un momento dado una foto con Putin y luego la elimine significa que se ha dado cuenta de que lo que ha hecho Putin es una auténtica barbaridad. Pero no es verdad que sean aliados de Putin. 

Te puede interesar

Comentar ()