3,3 millones de euros durante este mandato. Es el monto de los contratos de la empresa Inipro con el Ayuntamiento de Barcelona en los últimos tres años. Unos contratos que se han seguido adjudicando pese a que esa empresa está inmersa en una investigación por presunta corrupción en el Ayuntamiento de Tarragona.

El ex alcalde socialista de Tarragona, Félix Ballesteros, irá a juicio por corrupción por los contratos de su gobierno con la empresa Inipro. Contratos cuestionados por el juez, que ve en las operaciones investigadas un operativo para desviar dinero al PSC.

El estricto discurso de Colau contra la corrupción no rige en este caso. El acuerdo del Pleno municipal para no contratar con firmas investigadas por corrupción no ha servido para excluir a Inipro de las licitaciones públicas de Barcelona. «Al final vemos la doble moral de Colau» denuncia el regidor de Cs Paco Sierra, «predica una cosa pero hace lo contrario».

Contratos en 2021

Durante el último año Inipro consiguió adjudicaciones del Consistorio por un total de 1.121.500 euros, según el portal de transparencia del Ayuntamiento. Una cifra que se refiere sólo a las adjudicaciones de gerencias de distritos, pero que podría aumentar con tratos con los entes municipales.

Los cuatro mayores son contratos adjudicados por procedimiento abierto, del que la empresa no puede ser formalmente excluida sin una condena firme, alegan desde el gobierno local.

El primero, de gestión de los centros de mayores Can Novell, Pere Quart y Sant Ramon hasta agosto de este año por un monto de 237.119,53 euros. El mayor, el contrato por la gestión del Recinto Fabra i Coats por 580.089, 67 euros, del que ya había sido adjudicataria anteriormente. Inipro ganó también de un tercer contrato de 233.251,73 de los centros de mayores de Vall d’Hebron y Sant Genís y una cuarta adjudicación por 57.089,44 euros.

Contratos a los que hay que sumar las adjudicaciones en contratos menores de las que Inipro también suele beneficiarse. Durante 2021, un total de 31.069,86 euros en cinco contratos.

Más de un millón anual

En 2020 Inipro facturó 1.447.045,43 euros al Ayuntamiento de Barcelona en contratos con las gerencias de los distritos del consistorio. 16 contratos de los que cuatro corresponden a procedimientos abiertos y dos más a los contratos de emergencia por el Covid. Estos últimos sumaron 149.622 euros.

Pero también se adjudicó 4 contratos con Barcelona Activa, incubadora de empresas del consistorio, y uno con Foment de la Ciutat SA, gestora del Plan de Barrios, por cantidades menores. 8.430 euros más.

El año anterior los ingresos fueron algo menores. 766.944 euros por 13 contratos, la gran mayoría de nuevo a cargo de las gerencias de distritos, según el listado de proveedores del Portal de Transparencia del Ayuntamiento. En la mayoría de los casos se trata de contratos con el Distrito de Horta, en manos del PSC, y el de Nou Barris, gestionado por los comunes.

Por contra, 2018 fue un muy buen año para Inipro en su contratación con el Ayuntamiento de Barcelona. 2.119.168 millones de euros en 23 contratos. La gran mayoría, de nuevo, desde las gerencias de distrito -14 contratos por 1.765.764,28 euros-. Aunque el mayor fue con el Instituto Municipal de Servicios Sociales, por un total de 347.228 euros.

Por aquel entonces, hacía tres años que la Guardia Civil entró en los ayuntamientos de Tarragona y Viladecans (Barcelona) ambos gobernados entonces por el PSC, para recabar información sobre la contratación presuntamente fraudulenta con la empresa a la que la CUP señaló como próxima a los socialistas catalanes.

El caso Inipro

El juzgado de Instrucción 1 de Tarragona dictó a principios de este mes auto de juicio oral contra el ex alcalde socialista de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, y a otras ocho personas por el Caso Inipro. Se les acusa de los presuntos delitos de malversación, prevaricación, fraude y falsedad documental. El juez también ha requerido a los acusados que presenten una fianza colectiva de 367.290 euros, y al PSC a hacer lo propio por un total de 276.157 euros.

La causa, abierta raíz de una denuncia presentada por la CUP, se centra en el supuesto desvío de 276.000 euros del Instituto Municipal de Servicios Sociales de Tarragona al partido socialista a través de Inipro. Un desvío de fondos públicos que el juez considera pudo facilitar la financiación irregular de esta formación.

Durante el mismo periodo que investiga la justicia en Tarragona, Inipro era ya adjudicataria de contratos públicos en Barcelona. Iniciatives i Programes Inipro facturó del Ayuntamiento de Barcelona un total de 10,579 millones de euros entre 2007 y 2016, con los alcaldes Jordi Hereu (PSC) y Xavier Trias (CiU).

Ada Colau llegó al consistorio en 2015, y desde entonces Inipro ha seguido contratando con el consistorio barcelonés, pese al avance de la instrucción sobre las presuntas irregularidades en los ayuntamientos de Tarragona y Viladecans.