España

El PNV a Robles, sobre Pegasus: "Estamos cerca de los parámetros de Moscú"

El portavoz del grupo nacionalista vasco, Aitor Esteban, ha instado a la titular de Defensa a dar explicaciones detalladas sobre el uso del 'software' israelí en España

La ministra de Defensa, Margarita Robles. Europa Press

El portavoz del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Aitor Esteban, ha afirmado, durante la sesión de control al Gobierno, que en relación a la utilización de la aplicación informática Pegasus, «estamos más cerca de los parámetros de Moscú que de Madrid». Así lo ha indicado Esteban, en alusión al régimen y las formas de actuar del líder ruso Vladimir Putin, durante su pregunta en el pleno a la ministra de Defensa Margarita Robles, tras invitarle a explicar por qué no da explicaciones detalladas del empleo de este software por parte del CNI.

Robles, en el turno de réplica, ha respondido al portavoz del partido vasco que la responsabilidad y relación con la inteligencia nacional se lo impide. «Hay una ley, la 11/2002, que en su artículo 5 impone el deber al secreto. Sobre todo, sobre los medios que utiliza el CNI. Eso lo hace cualquier servicio de inteligencia. Todo lo relacionado con la inteligencia tiene una protección legal», le ha trasladado.

Asimismo, la titular de Defensa, ha recalcado que no le «consta» que Esteban «haya pedido» en las sucesivas comisiones de secretos establecidas desde 2002 «una modificación de la ley» que ahora parece, dice, desconocer. «Usted me puede preguntar lo que quiera» en sede parlamentaria, «pero ese artículo» me «impide» responder, ha señalado. Robles ha insistido en la necesidad de «construir esa comisión» de nuevo, para que, allí, «la presidenta del CNI dé todas las explicaciones».

Sin embargo, el portavoz del PNV no ha dado por buenas las explicaciones. «Yo he estado allí [en la comisión de gastos reservados] y nunca se ha contado un secreto». Esteban le ha aseverado que con una comisión y «dos preguntas por grupo», «no va a solucionar» nada. En ese sentido, le ha invitado a «desbloquear» los secretos oficiales y a «derogar» la ley de 1968 que los protegen para homologar España a otras «democracias modernas».

«En Estados Unidos o Reino Unido estarían ya bajo una comisión de investigación», ha añadido Esteban. El representante vasco considera que el secretismo «daña» la democracia española, y que este tema, el del espionaje a más de sesenta personas, «interesa a todos los ciudadanos, no solo a los afectados». «Es difícil creer que el CNI ha actuado bajo parámetros legales y que la Justicia haya permitido» tantas escuchas «individualizadas» durante «tres meses».

Esteban también ha cuestionado que Robles, por su actitud respecto a este tema, siga siendo «esa juez progresista» de antaño: «Harán cosas bien y otras mal. Pero siento decirlo, pero es una mera aplaudidora de las fuerzas de seguridad». Robles se ha limitado a responder que «lo único que ataca a los principios básicos del Estado de Derecho son las acusaciones sin fundamento».

Junts pone el foco sobre Sánchez

La portavoz de Junts, Miriam Nogueras ha puesto directamente el foco sobre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación con ese supuesto espionaje «por acción u omisión», y «hasta que no se pruebe lo contrario», «es el máximo responsable». Así lo ha afirmado tras criticar la falta de iniciativa gubernamental para esclarecer los hechos.

«Es el máximo responsable del espionaje al independentismo, del CatalanGate«. De «la intromisión en nuestras vidas, sin límite» y «vulnerado derechos fundamentales como el de la intimidad o de secretos en las comunicaciones».

Tras estas acusaciones, ha pedido a Robles, que afirma que el Gobierno ha actuado de acuerdo a la legalidad, que se deje «de cuentos». «Su gobierno no solo no está limpiando las cloacas del Estado», sino que las está organizando. «No quieren una investigación porque Defensa y el CNI son solo la punta del iceberg», ha dicho Nogueras.

Robles, durante su intervención, le ha pedido respeto para los «miles de trabajadores» de su ministerio y del CNI y que no haga «manifestaciones» infundadas. Y, nuevamente, ha apelado al deber al secreto al que está obligada.

Te puede interesar

Comentar ()