«La gestión del caso Pegasus, del espionaje a cargos electos, que está haciendo Pedro Sánchez está dinamitando la vía del diálogo y la negociación que impulsamos hace un año» ha advertido Pere Aragonès en la apertura de las jornadas del Círculo de Economía. El presidente catalán se ha saltado el protocolo que exige centrar las intervenciones en este foro en el ámbito económico para lanzar un mensaje al presidente del Gobierno: la paciencia de ERC se agota.

Aragonès ha recordado que hace apenas un año que se abrió esa vía de diálogo en el mismo foro, con su encuentro -singular- con el Rey y el anuncio, dos días después, de la concesión de los indultos a los condenados por el 1-O. Y ha reconocido su «decepción» porque, a su juicio, el compromiso con el diálogo expresado entonces «no es correspondido por el Gobierno».

«Sabemos cual es la alternativa», ha apuntado el también líder de ERC en referencia a una eventual victoria de PP y Vox en caso de elecciones. Pero «lo que está haciendo el Gobierno con el ‘Caso espionaje’ no es aceptable».

Así, Aragonès no ha querido dar por perdida la relación con el PSOE pero ha advertido a los socialistas que para garantizar la estabilidad del Gobierno «tenemos que poder llegar a las votaciones en condiciones diferentes».

Depurar responsabilidades

«Nuestro compromiso con el diálogo es absoluto» ha asegurado el presidente catalán. Pero ha advertido que «si la voluntad de negociación es real» en el caso del Gobierno «es imprescindible que se aclaren todas las dudas» sobre quién ha ordenado espionaje, con qué fin, y quién tiene acceso a esa información.

Aragonès ha insistido además en la necesidad de que «se depuren todas las responsabilidades», exigencia que no ha cambiado tras el reconocimiento de que el propio Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles, han sido también espiados. «Si el Gobierno cree en el diálogo es necesario un punto de inflexión» ha concluido.

En riesgo la investidura

La advertencia de Aragonès llega después de que ERC votara en contra, el pasado jueves, del decreto de respuesta a la crisis de Ucrania. Un paquete de medidas fundamental para el Gobierno. Y de que tanto Gabriel Rufián como Oriol Junqueras hayan advertido al PSOE de que la legislatura está en juego si no atienden a las exigencias del independentismo.

«Es una cuestión muy relevante que puede cambiar el rumbo que empezamos hace un año» ha advertido Aragonès. Una aviso nada menor teniendo en cuenta el foro -una entidad empresarial que fue clave en el deshielo entre Gobierno y Generalitat- y que el presidente catalán siempre ha sido el más medido en sus advertencias a Pedro Sánchez.

La intervención de Aragonès llega poco después de que Robles compareciera en la comisión de Defensa del Congreso. Una comparecencia en la que la ministra se ha reafirmado en su defensa cerrada del CNI, rechazando las acusaciones del independentismo.

Faus reclama el aeropuerto

Por su parte el presidente del Cercle, Javier Faus, ha aprovechado la intervencion inicial para reclamar al presidente de la Generalitat que «vuelva a la mesa de negociación» de la ampliación del Aeropuerto de El Prat.

La ampliación del aeropuerto, que la Generalitat rechazó por las afectaciones medioambientales del proyecto de Aena, «no es un debate sobre más o menos turismo» ha advertido Faus.

«Es un tema de estar o no conectados con América y Asia» para garantizar el crecimiento económico. «Cataluña necesita esta infraestructura» ha concluido.