España

La justicia ordena al Govern implantar el 25% de castellano en las aulas antes de 15 días

La Generalitat anuncia la presentación de un recurso contra la interlocutoria del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Pere Aragonès y Josep González Cambray anuncian cambios en el calendario escolar Rubén Moreno

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha estimado la petición de la Asamblea por una Escuela Bilingüe y ha ordenado a la Generalitat que ejecute en un plazo máximo de 15 días la sentencia que obliga a impartir al menos un 25% de las clases en castellano.

En la interlocutoria hecha pública este lunes el TSJC ordena a la Generalitat hacer efectiva la sentencia más allá del vago compromiso alcanzado por ERC y PSC para incluir en la legislación catalana el reconocimiento del castellano como «lengua de aprendizaje» sin incorporar porcentajes de uso de cada una de las lenguas oficiales.

Recurso de la Generalitat

El consejero de Educación, Josep González-Cambray, ha anunciado poco después que presentará un recurso de reposición a la interlocutoria del TSJC sobre la ejecución del 25% de castellano. Cambray ha tachado de «aberración de los tribunales» la decisión judicial que le insta directamente a cumplir la sentencia. La Generalitat tiene cinco días para recurrirla.

El consejero cree que la Asamblea por la Escuela Bilingüe no está legitimada para instar a la ejecución. Considera además que el tribunal «se extralimita en sus funciones» al definir los tiempos y el porcentaje de horas que deben impartir los colegios en cada lengua.

La Sala Contencioso Administrativo señala además a la Alta Inspección Educativa, dependiente del Ministerio de Educación, para que «verifique» la parte dispositiva de la sentencia. Reclama a la inspección educativa que esa verificación se lleve a cabo «en el conjunto del sistema educativo catalán» y que informe al Tribunal «de la actividad desplegada y de la situación constatada al final del plazo de ejecución señalado».

Efectiva e inmediata

La interlocutoria evidencia que el TSJC está agotando su paciencia con la Generalitat por la aplicación de la sentencia del 25% de castellano, ratificada por el Tribunal Supremo el pasado diciembre. Por ello, requiere al consejero de Educación, Josep González-Cambray, que haga efectiva esa sentencia en 15 días.

El TSJC especifica que Cambray debe dictar las instrucciones y «establecer las garantías de control de las mismas» que sean necesarias para que «todos los alumnos» del sistema educativo catalán «reciban de forma efectiva e inmediata» una enseñanza con el uso «vehicular normal de las dos lenguas oficiales».

Y recuerda que las dos deben utilizarse en porcentajes «no menores al 25% incluyendo «como mínimo la docencia de la misma lengua y otra asignatura de carácter troncal». Además, requiere al consejero para que informe sobre las medidas adoptadas y el grado de cumplimiento de las mismas cuando concluya el pazo de 15 días.

Sí a la AEB, no a Vox

El TSJC atiende así a la solicitud de ejecución forzosa de la sentencia presentada por la Asamblea por la Escuela Bilingüe, a la que reconoce por su carácter de entidad cívica especialmente constituida para trabajar en la educación.

Tras la ratificación de la sentencia del 25% por parte del Supremo la AEB ya anunció su intención de presentar una petición de ejecución de la sentencia, convencidos de que la Generalitat se resistiría a aplicarla. El pasado marzo, la entidad presentó esta petición ante el TSJC con el aval de más de 1.600 padres de alumnos catalanes.

Por contra, el Tribunal Superior de Justicia catalán ha rechazado la petición de Vox. Los diputados de Vox en el Parlament presentaron también una petición de ejecución forzosa, pero el TSJC ha rechazado esta petición «por falta de legitimación» pese a que invocaran para ello su condición de diputados autonómicos.

Te puede interesar

Comentar ()