España

El PSOE retoma la bandera feminista y reta a Podemos a retratarse sobre la abolición de la prostitución

"Si tenemos que luchar solas no será la primera vez", dice la vicesecretaria general socialista antes de presentar su propia proposición de ley

Adriana Lastra en el último congreso del PSOE

Adriana Lastra en el último congreso del PSOE EFE

Era una bandera que los socialistas no podían dejar escapar. De hecho, constituyó el principal compromiso del 40 c0ngreso federal del PSOE, celebrado en octubre del año pasado. La abolición de la prostitución, incluso la que se ejerce de forma voluntaria, ya tiene proposición de Ley. La ha presentado la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra, que ha recordado la voluntad de su partido «de seguir defendiendo algo que estamos convencidas que es justo, que dignifica a nuestra sociedad, que planta cara de una vez por todas a una de las expresiones más extendida de la violencia contra la mujeres».

En una comparecencia desde la sede federal de Ferraz, ha preconizado que el camino hacia el abolicionismo de la prostitución «necesita de un compromiso social y político amplio. Creemos por ello que es una medida que debe contar con el mayor apoyo posible de los Grupos Parlamentarios y lo buscaremos más allá de los vetos cruzados que vimos ayer y que ya carecerán de toda justificación cuando debatamos nuestra proposición de Ley» en alusión al debate en torno a la ley del «sí es sí» que aunque persigue el proxenetismo y la trata lo limita a la prostitución forzada.

En Unidas Podemos hay división sobre la prostitución

De ese modo, ha puesto al pelota en el tejado de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, donde la posición respecto a la prostitución se divide entre los que quieren abolirla y los que quieren regularla. Es el caso de los Comunes, pero también de aliados parlamentarios del Gobierno como ERC y EH-Bildu y de otras formaciones como Ciudadanos.

A juicio de la «número dos» socialista «España no puede seguir mirando hacia otro lado ante esta grave vulneración de los derechos humanos. Vamos a seguir con esta propuesta, abriendo el camino que nos lleve a la abolición de la prostitución». En una democracia, ha añadido momentos antes de presentarse el texto ante el registro del Congreso, «luchar contra la peor forma de explotación no puede ser algo secundario. Para el PSOE no lo es y si tenemos que luchar solas no será la primera vez. También nos quedamos solas cuando llevamos por primera vez la ley contra la violencia de género», ha recordado.

Lasta ha hecho un llamamiento no sólo al resto de los partidos sino, también, al movimiento feminista, a sindicatos, empresarios, «a todos los españoles que han sufrido e indignado ante cualquier forma de explotación. Podemos acabar con la explotación sexual y esa es una lucha que vale la pena».

La ley persigue al proxeneta y al cliente siguiendo el modelo de países como Suecia

Ante el interrogante de porqué perseguir la prostitución que se ejerce voluntariamente, ha calificado de «falso mito» el de la libertad de elección «cuando sabemos que la prostitución lleva a la trata; cando sabemos que sin prostitución no hay trata, que hay miles de mujeres y niñas en este país sometidas a al explotación sexual, pero, además, sabemos que muchas de ellas acaban en la prostitución porque están en exclusión social». En definitiva, «no hay libertad de elección».

En la proposición de Ley se pone el foco sobre el proxeneta, sobre el que se lucra y, también, sobre los clientes que recurren a estos servicios sexuales, siguiendo el modelo de países como Suecia.

Te puede interesar

Comentar ()