España

Moho en las sábanas, humedades y goteras: las quejas de los policías del refuerzo de verano en Menorca

Sábanas con moho en las instalaciones militares de Mahón donde se encuentran los policías nacionales de refuerzo para este verano en Menorca

Sábanas con moho en las instalaciones militares de Mahón donde se encuentran los policías nacionales de refuerzo para este verano en Menorca Twitter / @SUPBaleares

Mientras el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska presume de los «necesarios cuidados y atenciones debidas» a los policías de refuerzo para este verano en Menorca, los agentes denuncian -con imágenes- la precariedad en la que se encuentran. «Por lo que sabemos, las instalaciones militares de Mahón (Menorca) llevaban cerradas bastante tiempo. El ejército las ha cedido con buena intención, pero Interior se tiene que asegurar de que el personal de refuerzo va a un lugar decente. Tampoco pedimos un hotel de cinco estrellas», explica en conversación con El Independiente Manuel Pavón, secretario general de SUP Baleares (Sindicato Unificado de Policía).

Los encargados de apuntalar la seguridad de los ciudadanos y turistas de las Islas Baleares durante el verano se han topado con que tienen que vivir en «un lugar indigno». Según manifiesta Pavón, «los policías tienen que dormir en camas con sábanas llenas de moho, sobre literas compartiendo habitación, con goteras y humedades y con taquillas en vez de armarios». Pese a que Grande-Marlaska ha apuntado a que estas condiciones son las apropiadas, Pavón señala que «las imágenes hablan por sí solas».

«Superan las nefastas condiciones del famoso barco Piolín en el que se alojó a los policías en Cataluña durante el golpe de estado secesionista del 1 de octubre», señalaron desde JUPOL, en referencia a la polémica rescatada recientemente por el Gobierno de Pedro Sánchez para criticar la gestión del PP durante el 1-O y el envío de «piolines».

Además, el secretario general del SUP Baleares subraya que «si todo está tan bien como dice Marlaska, ¿por qué están moviendo la reubicación?»; ya que tal y como confirma Pavón, se está gestionando la búsqueda de un emplazamiento adecuado; «La opción es un hotel, lo que pasa es que sin margen de tiempo y a estas alturas todo está completo en Baleares. Es muy complicado encontrar sitio para 30 personas con dietas de 60 euros al día en verano en nuestras islas. Hay algún hotel que nos hace el favor y nos ofrece buenos precios, pero hay que hacerlo con antelación». Esto deja con un escaso margen de maniobra a este primer refuerzo procedente de Alicante y Zaragoza hasta el 17 de junio.

Interior «se olvida» de la Policía

Pavón carga contra la gestión del presupuesto del ministerio del Interior, ya que considera que «hay dinero para cosas insignificantes, pero para solucionar problemas no». «No hay dinero para alojar a los policías en un sitio adecuado, ni para chalecos antibalas, ni para taser, ni para uniformes; sin embargo, sí que lo hay para chorradas sin efecto, como cuando Interior destinó un millón de euros en luces moradas el 25 de noviembre por el Día de la Violencia de Género. Mucha lucecita pero en la UFAM (Unidades de Atención a la Familia y Mujer) sólo hay un agente por cada 150 víctimas de violencia de género. Que se dejen de publicidad y metan más policías para atender de forma adecuada a las víctimas», asevera Pavón.

Esta problemática se une a la huida de policía de Baleares por el elevado precio de los alquileres y del nivel de vida en las islas, que condiciona el poder adquisitivo de los agentes. «Hace unos días escuchábamos a los responsables políticos que la situación iba a mejorar, que habría refuerzos policiales suficientes, hoy vemos cual es la realidad. El gran perjudicado, como siempre, el ciudadano y los turistas que visitan nuestras islas», concluye SUP Baleares en un comunicado.

Te puede interesar

Comentar ()