Cataluña | España

ERC avisa que "no habrá nuevos acuerdos" en presupuestos si el PSOE no cumple

Pere Aragonès y Marta Vilalta

Pere Aragonès anuncia la ruptura de negociaciones con JxCat junto a Marta Vilalta

El Gobierno ha dado hoy el pistoletazo de salida a la redacción de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023. Y lo ha hecho con una seria advertencia de sus socios habituales de Esquerra, «no puede haber acuerdos» si el PSOE y Podemos no empiezan a cumplir con los compromisos adquiridos previamente, ha advertido la portavoz del partido, Marta Vilalta.

En una semana que se abre marcada todavía por el debate sobre el déficit en infraestructuras en Cataluña, ERC ha utilizado la falta de ejecución de los presupuestos de 2021 para recriminar a los socialistas las promesas incumplidas. También a Podemos. Y ha intentado desvincular la aprobación de los PGE con los presupuestos de la Generalitat, cuyo pistoletazo de salida dio el pasado jueves el consejero Jaume Giró.

«¿Puede contar la ciudadanía con las inversiones que hemos pactado y con el dinero que tiene que venir?» se ha preguntado Vilalta al ser requerida sobre la negociación presupuestaria. «Lo que hemos pactado no está pasando y cuando no se cumple no hay confianza. Sin confianza es imposible llegar a nuevos acuerdos y el Gobierno tendría que ser consciente de ello» ha añadido.

Desde Esquerra recuerdan además que el déficit de ejecución en inversiones es la última gota, la que colma el vaso. Pero acumulan una larga lista de promesas incumplidas que encabezan la resistencia de Pedro Sánchez a reunirse con Pere Aragonès. Un encuentro que debía servir para saldar la crisis generada por el caso Pegasus.

Promesas incumplidas

Tampoco se ha producido la reunión de la mesa de diálogo prometida, precisamente, en la negociación de los últimos presupuestos. Entonces el Gobierno prometió a ERC que se reuniría la mesa «a inicios de 2022». Pero el encuentro nunca ha llegado, postergado por la guerra de Ucrania, la crisis del espionaje y ahora las elecciones andaluzas.

«Cuando nos vengan a buscar» para negociar los presupuestos «diremos que ahora no porque es la Diada, el debate de política general o el aniversario del 1-O» ironizan desde Esquerra para mostrar su hartazgo. También para recordar que el otoño es un periodo especialmente complejo para los independentistas a la hora de llegar a acuerdos con el Gobierno.

Calviño ve normalidad en las relaciones

En este contexto, han molestado especialmente las afirmaciones de la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, de visita este lunes en Barcelona. Calviño ha negado la mayor, asegurando que el Gobierno está «volcado» en los proyectos en Cataluña. Y ha descargado la responsabilidad de los incumplimientos en la Generalitat.

«Más haríamos si tuvieramos el apoyo de algunas instituciones» ha apuntado la vicepresidenta en declaraciones a Catalunya Ràdio, recordando la fallida ampliación del Aeropuerto de El Prat por la negativa del Govern a ampliar la tercera pista.

«Son excusas de mal pagador» le ha respondido Vilalta. «No pueden pretender que callemos» con las inversiones previstas y no ejecutadas, ha añadido, «más de 1000 millones que se han ido».

El modelo de infraestructuras

Vilalta se ha quejado además de que el Gobierno «encima pretende imponer su modelo de infraestructuras en Cataluña» en referencia tanto al aeropuerto como a la carretera B-40, que la ministra de Fomento, Raquel Sánchez, anunció el pasado viernes y que la Generalitat ya ha rechazado.

«Las carreteras, el aeropuerto, los kilómetros de ferrocarril que faltan, todo el modelo lo tenemos que decidir desde aquí, desde la Generalitat y el territorio y todas las organizaciones que tienen algo que decir» ha argumentado la republicana.

En contraste con la beligerancia de Esquerra, Calviño ha asegurado que las relaciones con el Govern son de «normalidad y máxima cordialidad». La ministra ha afirmado que «la disposición del Gobierno es muy favorable a seguir teniendo una colaboración estrecha y leal con el Govern».

Te puede interesar

Comentar ()