España

Los policías temen un "verano caliente" de inmigración: "Dos personas no pueden custodiar a 150"

"Los medios materiales son insuficientes, los vehículos son escasos y obsoletos, y las instalaciones están sin terminar o no existen", lamentan los policías

Un grupo de migrantes marroquíes en las inmediaciones de la valla de Ceuta

Un grupo de migrantes marroquíes en las inmediaciones de la valla de Ceuta EP

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) exige refuerzos urgentes ante la llegada de un «verano caliente» de inmigración ilegal, ya que considera que los refuerzos de la ‘Operación Verano’ del ministerio de Interior son insuficientes. «Se está convirtiendo en costumbre algo tan irregular como que dos policías se encarguen de custodiar a 150 inmigrantes durante horas». La asociación señala que «la carencia de efectivos es tal, que en Cartagena seis policías se han tenido que ocupar de desembarcar a 500 inmigrantes»; a su vez, denuncian que en Lanzarote, «como en otros muchos lugares, las patrullas se ven obligadas a dejar sus tareas de seguridad ciudadana para atender la llegada de pateras».

Desde el SUP advierte que «mientras todos los indicadores alertan» de esta problemática, el Cuerpo sufre la «falta de protocolos, personal, medios materiales e instalaciones», para hacer frente a una situación especialmente problemática en la costa este de Andalucía, Murcia, Alicante y Baleares, que se están revelando como nuevas vías de entrada de pateras a Europa. A esta preocupación se añade que los cuerpos policiales tienen el convencimiento de que la llegada de pateras repuntará tras dar Argel por suspendido el Tratado de Buena Vecindad, pese a que el Gobierno no cree que Argelia pueda desestabilizar con la migración como Marruecos.

«Los medios materiales son insuficientes, los vehículos son escasos y obsoletos, y las instalaciones están sin terminar o no existen», lamentan los policías. El Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de Baleares sigue en obras desde el pasado invierno, por lo que «se improvisa el realojo de inmigrantes en condiciones penosas para ellos, y para los policías que trabajan con estas personas», apuntan en el SUP. Además, el sindicato carga contra una supuesta lucha política que impide la apertura del CATE de Cartagena: «Está terminado, pero permanece cerrado por las disputas entre administraciones. Otros centros funcionan, pero al límite de sus posibilidades por culpa del déficit de personal».

La agrupación policial valora el refuerzo de la ‘Operación Verano‘ pero insiste en la falta de efectivos policiales especializados e instalaciones y medios materiales, para hacer frente a la oleada migratoria prevista para este verano. «No se puede seguir detrayendo policías y patrullas de seguridad ciudadana, que dejan de atender sus localidades para acudir a resolver los problemas migratorios. Necesitamos un responsable de servicio en cada lugar, un mínimo de policías para garantizar la custodia de inmigrantes, un protocolo para hacer frente a los desembarcos, instalaciones limpias y adecuadas para policías e inmigrantes, y todo esto, remunerado como servicios extraordinarios» concluye el SUP.

Te puede interesar

Comentar ()