España | Tribunales

Pérez de los Cobos: "ETA ya no existe pero sí una parte de la sociedad que impide decir según qué cosas"

El coronel de la Guardia Civil afirma que "la verdad del relato sobre ETA es importantísima" y que, en este sentido, "los etarras procedían del fracaso escolar, no tenían inquietud intelectual, no eran valientes y tenían una doble moralidad"

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos en el Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo celebrado en Madrid. El Independiente.

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, en el foco mediático los últimos meses por recurrir ante el Tribunal Supremo la decisión del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska de destituirle por negarse a informarle de una investigación que afectaba al anterior delegado del Gobierno en Madrid, ha reivindicado este martes «la verdad» del relato sobre ETA.

Durante el I Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo celebrado en los teatros del Canal de Madrid, el coronel con décadas de experiencia en la lucha antiterrorista ha afirmado que «ETA ya no existe pero sí una base social donde todavía no se pueden decir según qué cosas. Estamos obligados a contar a la sociedad la realidad de lo que hemos vivido para evitar relatos que no son reales. En la ETA que yo conocí todos pensaban igual. Unos cogían la pistola, otros la pancarta y otros se ponían la toga para defender, pero todos tenían que contribuir a la autoridad superior. Algunos han intentado adornar a estos asesinos de inquietud intelectual, pero los etarras de los años 90 procedían casi todos del fracaso escolar. Ni eran intelectualmente sólidos, ni valientes ni tachados de moralidad. Resultó sorprendente con qué frecuencia estaban dispuestos a delatar a sus compañeros, se traicionaban entre ellos», ha afirmado en una mesa de debate compartida con el fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista; el ex comisario general de Información de la Policía Germán Rodríguez Castiñeira y el teniente coronel de Artillería y militar en la reserva Íñigo Prado.

Para el coronel de la Guardia Civil que ha hecho frente en los tribunales al Ministerio del Interior tanto por su destitución como por la negativa de Marlaska de ascenderle a general, «el estado debe velar para que la sociedad crezca en libertad» y dicha libertad, ha considerado, sólo se alcanzará cuando se resarza a las víctimas que «siempre estuvieron a la altura de la circunstancia y no se tomaron la justicia por su mano». Para ello, considera que «es fundamental que en los colegios se trate la realidad de lo que ha sido la lucha contra el terrorismo en España». En este sentido, el guardia civil ha apoyado que la sociedad conozca que «mientras unos vivían con sacos terreros prácticamente en las ventanas, otros disfrutaban de la paz social como si a 20 metros de su casa no pasara nada».

«El terrorismo yihadista ha dejado un rastro en nosotros»

En este sentido, el ex responsable policial Castiñeira también se refirió durante la ponencia moderada por el periodista y director de El Debate Bieito Rubido al distanciamiento de la sociedad vasca y de la clase política: «Una parte de la clase política no acudía a nuestros funerales, el Gobierno no daba medios y una paste de la sociedad vasca miraba para otro lado y aceptaba que las fuerzas de seguridad eran los enemigos. Cuando uno de nosotros moría, decían: ‘Algo haría’. Así trataban de tranquilizar su conciencia».

El fiscal coordinador de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional Carlos Bautista recordó «todos los atentados que se han evitado gracias a un régimen penitenciario estricto y a nuevos tipos penales introducidos en la reforma del Código Penal de 2015» en referencia al terrorismo yihadista y destacó que, más allá de las novedades tecnológicas, que consideró importantes, los investigadores españoles se destacan por «suplir las carencias materiales con arrojo, trabajo, estudio y perseverancia. Somos los mejores en la lucha antiterrorista», reivindicó.

Por su parte, el militar Íñigo Prado recordó que «el terrorismo yihadista y las operaciones internacionales han dejado un rastro en nosotros. Tener compañeros que han caído en esa lucha supone un ejemplo a seguir porque tenemos una deuda con ellos», afirmó.

El I Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo que organiza la Comunidad de Madrid con la Fundación CEU San Pablo se celebra esta semana en los teatros del Canal de Madrid con las ponencias de distintos expertos en el terrorismo de ETA y yihadista.

Te puede interesar

Comentar ()