España

Ferraz minimiza el órdago de Belarra: "Siempre tensionan antes de los Presupuestos"

"El Gobierno sigue y lo saca todo", apunta un alto dirigente de la ejecutiva socialista a pesar del malestar de Unidas Podemos

Ione Belarra saluda a Pedro Sánchez en una imagen de archivo EFE

Están las espadas en alto entre el PSOE y sus socios de Gobierno, o, al menos, con un sector de ese tripartito, Podemos, que no ve nada claro el compromiso que Pedro Sánchez ha adquirido con el presidente estadounidense, Joe Biden, para incrementar el gasto en Defensa y ampliar la Bases de uso conjunto de Rota (Cádiz). Pero como en ocasiones anteriores, esto es, en 2020 y en 2021, después de tres años de gobernar con las cuentas del Estado que dejó Cristóbal Montoro, «es habitual de Unidas Podemos lanzar un órdago. Siempre tensionan la cuerda antes de los Presupuestos, pero acabamos sacando los temas adelante», afirman fuentes socialistas.

También desde el Grupo Socialista, uno de los epicentros de la negociación presupuestaria junto con el Ministerio de Hacienda, recuerdan, no sin sorna, cómo el ex vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias «vendió a la opinión pública como un acuerdo de ultimísima hora algo que ya estaba publicado en el texto del acuerdo que presentó al día siguiente» en Moncloa junto a Pedro Sánchez y que recibió el respaldo de 187 votos de la Cámara Baja.

Malestar en Unidas Podemos por el crédito extraordinario de 1.000 millones para Defensa

No será una negociación fácil como no lo fue el año pasado aunque en aquellos momentos Yolanda Díaz hizo frente común con los morados. Y aunque ahora la vicepresidenta segunda ha criticado también el futuro incremento del presupuesto militar y asumido el «no» parlamentario de Unidas Podemos a la ampliación de la Base de Rota, está por ver si quiere llegar con su discurso tan lejos como Belarra. En todo caso, ayer no ocultó su profundo disgusto con la decisión de Sánchez de llevar este martes a la mesa del Consejo de Ministros un crédito extraordinario de 1.000 millones para Defensa con cargo al fondo de contingencia, por lo que no tiene que pasar por el Congreso.

Esta medida no fue comunicado a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, aunque parece que se trató en la reunión de subsecretarios, que preside el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Avisa Podemos que «muy potente debe ser la contrapartida en políticas sociales que proponga el PSOE para que nosotros y los partidos de la mayoría de la investidura» apoyen unas cuentas que, por otro lado, Sánchez no necesita y podría prorrogar.

En todo caso, el primer paso es el de la negociación interna y el partido de Belarra ya ha dejado ver su carta de exigencias antes de sentarse con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En una intervención este lunes ante el Consejo de Coordinación de Podemos, afirmó que éstos deben ser unos Presupuestos «que devuelvan un horizonte político nítido al Gobierno; tienen que ser la prueba del algodón”, del giro a la izquierda iniciado por Sánchez tras los decepcionantes resultados de las elecciones andaluzas.

Carta de exigencias

Por ejemplo, en el capítulo de los cuidados apuesta por “aprobar con carácter inmediato una ley de familias que amplíe los permisos de maternidad y paternidad a seis meses, que incluya una renta crianza de 100 euros al mes para cada niño de cada familia, así como permiso retribuido para el trabajador o la trabajadora de siete días al año para cuidados”.

Y reiteró algunas medidas conocidas como establecer un precio máximo a los combustibles que límite la escalada de los precios y que se compensaría con el impuesto extraordinario a los beneficios de las energéticas, algo a lo que ya se ha comprometido Sánchez a partir de 2023. También recordó el compromiso de reforma fiscal que nunca llega porque la intención del PSOE es dejarla definitivamente aparcada esta legislatura.

Unidas Podemos, que avisa, no sin razón, que los de 2023 son unos «Presupuestos electorales», dio otro toque de advertencia este lunes al socio mayoritario de la coalición a cuenta de la ampliación de la Base de Rota. Anunciaron que votarán en contra cuando la propuesta pase por el Congreso de los Diputados, pero no quisieron poner el acento en que antes debe ser aprobada por el Consejo de Ministros, del que forman parte. Quiere decir que asumirán de forma colegiada los planes de Estados Unidos de llevar a tierras gaditanas otros dos destructores más y un nuevo contingente militar, aún a falta de definir.

«El Gobierno sigue y lo saca todo», apunta un alto dirigente de Ferraz

Porque una cosa en tensar y otra romper. Se prevé un otoño complejo en la negociación presupuestaria, pero el PSOE no ve que la legislatura quede comprometida. «El Gobierno sigue y lo saca todo», apunta un alto dirigente de Ferraz, aunque, en este caso, incluso si no hubiera cuentas para el año que viene, los planes no tienen porqué trastocarse. A fin de cuentas, Sánchez gobernó 2018, 2019 y 2020 con los presupuestos que le dejó Mariano Rajoy y podría hacerlo en 2023 con una prórroga para llegar a las próximas elecciones generales.

Te puede interesar

Comentar ()