España En el debate del estado de la nación

Abascal advierte a Feijóo de que no siga el juego a la izquierda y reivindica el pacto en Castilla y León

Le ha afeado que tache las propuestas de Vox como "debates estériles" | "No lo son, solo porque ustedes no quieran confrontar con la izquierda", ha considerado el líder de Vox

El líder de Vox, Santiago Abascal (d), durante el debate sobre el estado de la nación que comienza este martes en el Congreso.

El líder de Vox, Santiago Abascal (d), durante el debate sobre el estado de la nación que comienza este martes en el Congreso. EFE

Después de la intervención de Cuca Gamarra en representación del PP, por la incapacidad de Alberto Núñez Feijoo, al no contar con acta de diputado, ha llegado el turno del Grupo Vox y de su presidente Santiago Abascal. Frente a la estrategia de confrontación exclusiva con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, Abascal ha protagonizado un discurso duro, como ya adelantó El Independiente, contra el PSOE y sus socios de Gobierno, pero también con la formación popular. Desde la memoria histórica, a la economía, el tema predilecto elegido por el PP para su postura de oposición desde la entrada de Feijóo a la dirección de Génova.

Abascal ha criticado que Sánchez haya centrado la mitad de la intervención a hablar de «la nación ucraniana, rusa o de la corte de los EE.UU» y, además, «las formas de totalitarismo» que Sánchez habría impuesto. Primero, por el cierre o la limitación de los debates en la cámara durante el estado de alarma en el momento más álgido de la pandemia. Segundo, por las agendas «globalistas» como la 2030 que condicionan, ha afirmado, el desarrollo de los países. Tras ello, Abascal ha indicado que los pactos con Bildu serán el motivo por el que el presidente del Gobierno saldrá de La Moncloa. «Lamento que Ermua haya servido para blanquear el pacto en Memoria Democrática», ha añadido.

«Esos crímenes que quieren lograr no lo van a conseguir con leyes sectarias», ha trasladado el presidente de Vox, comparando al actual Gobierno con el Frente Popular de los meses previos a la Guerra Civil. Tras esa afirmación, ha comparado los primeros años de la transición que Bildu quiere «borrar» con el asesinato de José Calvo Sotelo «por milicias socialistas» en 1936.

Una vez superado el espacio dedicado a Memoria Democrática, Abascal ha girado el diálogo hacia la temática energética, en la que, desde el inicio de las limitaciones de suministros por la invasión rusa de Ucrania, defiende la soberanía energética: «España cuenta con energía nuclear, carbón, litio e, incluso, petróleo en las Islas Canarias, probablemente». Renuncien a las directrices de las oligarquías que «portan el mismo pin -el de la Agenda 2030- y sean sensatos, ha pedido Abascal; que ha cuestionado la defensa climática con la limitación de recursos de producción mientras se importa energía producida de países terceros con una peor huella climática por su generación.

«Reconstruiremos todo lo que destruyan, desde la economía hasta las cruces», ha reafirmado el líder de Vox por el pacto de Memoria con Bildu. La «ley etarra» la ha designado Abascal. A su vez, como Gamarra, ha incidido en la política exterior con Marruecos. En su caso, ante la defensa de las fronteras y la situación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. «Hay que tener una buena relación con Marruecos, pero cuando reconozca la españolidad de Ceuta y Melilla. Buenas vallas hacen buenos vecinos».

Abascal, tras ello, ha hilado la política exterior con la cumbre de la OTAN. Ha señalado que «dentro del Gobierno» hay socios del Grupo de Puebla que van en contra de la alianza, aunque se ha congratulado del incremento del gasto militar. «Bienvenido a la extrema derecha trumpista«, le ha indicado Abascal a Sánchez tras el anuncio del incremento del 2% del PIB en Defensa. Que ha reiterado sus «avisos» al Gobierno por «la amenaza que supone China» o el acercamiento a países como Polonia, «a los que calificaba de extremistas».

Reivindica el pacto en Castilla y León

Con cierta incomodidad en la bancada popular, y con la mirada hacia abajo ante las alusiones de Abascal, el PP ha intentado alejarse de las demandas del presidente de Vox. Frente al gasto superfluo que las medidas propuestas por e Gobierno y el propio Consejo de ministros genera a los españoles, ha demandado Abascal, el líder del partido verde ha solicitado ahondar en la vía de Castilla y León para recortar el gasto público.

Nuestros debates no son estériles, solo porque no quieran confrontar con la izquierda

Al inicio de su réplica, Abascal ha apelado directamente a Feijóo, disculpándose previamente por su incapacidad para contestar por no contar con acta de diputado. Le ha afeado que tache las propuestas de Vox como «debates estériles». «No lo son, solo porque ustedes no quieran confrontar con la izquierda».

Abascal ha hecho un llamamiento a seguir colaborando entre socios en Castilla y León, precisamente en Memoria. «Dejen de obstaculizar la derogación de la ley» en la región y sustituyámosla por una de «concordia». «Este es un debate importante, no estéril», ha reafirmado.

Sánchez cree que Abascal no desea «la paz social»

En su turno de contestación, el presidente del Gobierno ha reprochado a PP y a Vox que saquen constantemente en el debate político a ETA. No ha incidido en las duras críticas de Abascal y sí ha cuestionado el papel parlamentario de Vox, más centrado en el ‘no’, ha determinado, que en la colaboración de las medidas económicas. No las han apoyado, ha incidido. «A no ser que usted no quiera la paz social» en este país.

Sánchez si ha valorado las «porquerías legislativas» que ha denunciado Abascal en referencia a las críticas al pacto con Bildu o la ley de eutanasia. «Madrid acaba de celebrar la semana pasada una gran fiesta de Orgullo. Y para quien se cuestiona por qué debe seguirse celebrando, la respuesta son ustedes. Hay que devolverles a ustedes al armario, al de la historia.

Vox hace una «lectura rápida»

Abascal considera que desde la entrada del Gobierno de coalición, los españoles están peor en materia económica y social. Frente a la defensa exacerbada de la nación ucraniana, Abascal ha pedido a Sánchez que haga lo mismo con la nación española y con sus socios de Ejecutivo. Y, además, que tome ejemplo ante el incremento de dependencia del gas ruso.

Igualmente que Gamarra, el líder de Vox ha pedido a Sánchez que recorte el gasto público y el número de ministerios. Ha denominado de «leyes ideológicas» y «medidas bolivarianas» la batería de anuncios realizada por el presidente. Unas medidas que beben, ha indicado, de las demandas históricas de sus socios que «ahora asume sin consultarlos y los deja perplejos». Por último, Abascal ha demandado independencia judicial por encima de PP y PSOE y garantizar una inmigración ordenada. Pero especialmente, ha hecho hincapié en la necesidad de que Sánchez se marche.

Te puede interesar

Comentar ()