Cataluña | España

La Generalitat saca pecho por la recuperación de su red de "embajadas"

Victoria Alsina presenta la nueva red de embajadas de la Generalitat EFE/Marta Pérez

En siete meses la Generalitat ha cumplido el compromiso de creación de las seis nuevas delegaciones catalanas. Lo destaca en redes la consejera de Acción Exterior y Gobierno Abierto, Victoria Alsina, tras la aprobación este martes de la delegación de la Generalitat en Brasil. Una nueva «embajada» que completa la red catalana en el continente, con sedes en Washington y Ciudad de México.

Con la nueva delegación en Brasilia la Generalitat ha pasado de 44 a 63 países con representación institucional propia, entre la red de embajadas y las oficinas comerciales de ACCIO, dependientes del Departamento de Empresa.

En los últimos meses la Generalitat ha ampliado su red de «embajadas» con la delegación en Andorra y oficinas en Irlanda y Eslovenia, además de los «enviados especiales» en Escocia y Polonia. Todos ellos se suman a las delegaciones en Bruselas, Londres, París, Berlín y Roma.

De 14 a 20 «embajadas»

«En 2022 pasaremos de 14 a 20 delegaciones, de 2 a 5 oficinas y dos enviados especiales» anunciaba ufana Alsina el pasado marzo. En estos meses se ha abierto también una Delegación de África Occidental en Dakar y la de Brasil, a la que en breve debe sumarse otra oficina en Quebec (Canadá).

Al margen de la nueva delegación en Brasil, Exteriors ha emprendido una reordenación de su red, que afecta a su delegación en Estados Unidos. A partir de ahora pasará a denominarse delegación de Estados Unidos y Canadá. La sede seguirá estando en Washington aunque cuenta con otra oficina en Nueva York.

Otra de las modificaciones introducidas afecta a la oficina de Túnez que pasa a ser la delegación del norte de África con Argelia y Marruecos como otros centros de interés. También se ha reorganizado la representación en el centro de Europa, con una delegación en Viena Austria, Eslovaquia, Hungría, Liechtenstein, Polónia, la República Checa y Eslovenia.

En los próximos meses, la Generalitat planea desembarcar en Asia con delegaciones en Japón y Corea del Sur.

Apoyo del Gobierno

La ampliación de la red se ha realizado de acuerdo con el ministerio de Exteriores del Gobierno español con el que paulatinamente se ha recuperado la normalidad tras la declaración unilateral de independencia de 2017 y la posterior suspensión de la autonomía en virtud del artículo 155 de la Constitución.

Entonces el Gobierno de Mariano Rajoy cerró todas las delegaciones de la Generalitat, así como el Diplocat. Con el primer Gobierno de Pedro Sánchez siguieron las fricciones por esta cuestión entre el entonces ministro de Exteriores, Josep Borrell, y el titular de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall. Dos viejos conocidos que demostraron su mutua desconfianza en los primeros intentos de recomponer la red de embajadas de la Generalitat.

Tras el relevo de Borrell la Generalitat ha avanzado paulatinamente en la recuperación de su acción exterior, que ha conseguido el impulso definitivo durante el mandato de Pere Aragonès, con ERC como socio prioritario del Gobierno.

Te puede interesar

Comentar ()