España

España bate el récord en la expedición de DNI en un año: 7,3 millones en 2021

La mayor cifra de producción se había alcanzado en 2018, cuando se despacharon casi 200.000 documentos menos | El Gobierno acordó que los que caducaban en 2020 tuvieran un año de prórroga para restringir los movimientos por la covid-19

Una de las oficinas habilitadas para la expedición del DNI.

Una de las oficinas habilitadas para la expedición del DNI. POLICÍA NACIONAL

Los equipos fijos y móviles de la Policía Nacional expidieron el pasado año 7.300.874 documentos nacionales de identidad, lo que marca una cota desconocida hasta ahora en España. Nunca se habían despacho en un solo ejercicio tantos DNI. El récord anterior se había registrado en 2018, cuando se contabilizaron 7.106.550 (casi 200.000 menos).

Según se detalla en el Anuario estadístico correspondiente a 2021, recién publicado por el Ministerio del Interior, la producción aumentó un 32,25 % en 2021 respecto a 2020, cuando se expidieron 5.520.670 (la cifra más baja desde 2005). En términos relativos, el año en que se declaró la pandemia se cerró con una caída del 14,92 % respecto al ejercicio anterior (6.489.040).

La razón principal de tal desplome tiene que ver con la decisión que el Consejo de Ministros acordó en su reunión del 17 de marzo de 2020: prorrogar durante un año la validez de los DNI que caducaran desde la entrada en vigor del primer estado de alarma (14 de marzo) a fin de restringir los movimientos para contener la expansión del coronavirus. Dicha medida se incluyó en la disposición adicional cuarta del real decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la covid-19.

Después de dos años de descensos, las cifras de producción volvieron a remontar en 2021. De los 7,3 millones de documentos emitidos, a una media de casi 29.000 al día, el 93,08 % (6.796.003) correspondieron a renovación y el resto a primera inscripción (504.871). Los tramitados de forma gratuita -en caso de cambio de domicilio, modificación de datos, subsanación de fallos en el chip electrónico o cuando se acredita la condición de familia numerosa- ascendieron a 1.987.569, lo que significa que el Estado dejó de ingresar unos 23,85 millones (la tasa vigente es de 12 euros).

Para encontrar la cifra de producción más próxima hay que remontarse a 2018, cuando se alcanzó una punta de 7.106.550 documentos. En teoría, el ‘techo’ tendría que haberse alcanzado en 2016, cuando se cumplieron los diez años de la implantación del DNI electrónico y los cinco -periodos en que está fijada la renovación en España, dependiendo de la edad del titular (más o menos de 30 años)- desde que se alcanzó la cifra de mayor generación hasta entonces (6.768.051 en 2011), pero el colapso de las oficinas y la tardanza en la adopción de falta por parte de la Administración -en numerosas provincias se registraron esperas de más de 60 días- tuvieron su reflejo tanto en las estadísticas de 2017 (6.943.880) como de 2018.

Segmentos de edad

De acuerdo con los datos recogidos en el anuario, 3.714.353 fueron solicitados por hombres (50,87 %), desbancando el segmento de edad que comprende de los 0 a 13 años (1.153.020) al que va de 41 a los 50 años (1.099.879) como el más numeroso. A estos dos siguieron el de 51 a 60 (980.962), de 61 a 70 (868.899) y el de de 31 a 40 (818.997).

En cuanto al punto en el que se llevó a cabo el trámite, el 96,67 % tuvo lugar por parte de equipos fijos (7.057.928) y tan sólo el 3,33 % (242.946) se realizaron por unidades móviles, modalidad que permite atender tanto a los ciudadanos que tienen dificultades de desplazamiento como a los llamados ‘núcleos de cobertura’ (integrados por localidades del interior donde existe demanda de expedición). Con todo, el porcentaje ha aumentado casi un punto respecto a 2020.

Por comunidades autónomas, fue Andalucía un año más donde se alcanzó una mayor producción: 1.294.286, lo que representa el 17,72 % del total. Le siguieron Cataluña (1.199.525), Madrid (1.140.899), Comunidad Valenciana (708.235), Galicia (429.359), Castilla-León (371.082), Canarias (337.889) y el País Vasco (337.264). Por provincias, encabeza el escalafón Madrid por delante de Barcelona (890.921), Valencia (382.416), Sevilla (308.931), Málaga (254.012), Alicante (251.008), Murcia (235.361), Cádiz (206.016), A Coruña (181.574) y Bizkaia (180.143).

En cuanto a las unidades de documentación con mayor producción, el listado lo lidera un año más la de Bilbao con 90.891 (20.891 más que en 2020). A ésta le siguieron en las primeras posiciones Sevilla-Tablada (103.684), Valencia-Hospital (94.016), Palma (84.543), Barcelona-Trafalgar (84.016), Málaga (83.769), Alicante (78.951), Madrid-Ciudad Lineal (78.059), San Sebastián (74.628), Las Palmas (69.431), Pamplona (68.982), Madrid-Tetuán (66.641), Pozuelo de Alarcón (65.578), Vigo (62.268) y Madrid-Santa Engracia (60.636).

Número de pasaportes tramitados en los tres últimos años.

También la expedición de pasaportes registró un notable incremento el pasado año. En total fueron 1.278.325, cifra que representa un aumento del 27,14 % respecto a 2020 (1.005.478). Con todo, la producción fue muy inferior a la registrada en 2019, ejercicio en el que se despacharon 2.260.374.

Por provincias, Madrid encabezó el número de pasaportes tramitados con 276.293, seguido de Barcelona (210.655), Valencia (64.191), Málaga (47.160), Alicante (41.172), Murcia (39.609), Sevilla (37.068), Islas Baleares (36.148), Bizkaia (33.513), Girona (30.631), Zaragoza (25.410), Las Palmas (25.247), Cádiz (24.823), Tarragona (24.513) y Santa Cruz de Tenerife (23.501).

Te puede interesar

Comentar ()