La tercera reunión de la comisión negociadora entre los vocales conservadores y progresistas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para el nombramiento de dos magistrados del Tribunal Constitucional ha acabado este miércoles, nuevamente, sin acuerdo. Esto, unido a que Gobierno y Partido Popular continúan sin mover ficha para proceder a la renovación del órgano de gobierno de los jueces que venció su mandato en diciembre de 2018, sitúa al presidente Carlos Lesmes al borde de presentar su dimisión.

Después del encuentro mantenido en el CGPJ, el grupo conservador y mayoritario del CGPJ, representado por Carmen Llombart y José Antonio Ballestero, ha manifestado que aún no han encontrado un candidato que proponer al bloque progresista para proceder al nombramiento de los dos magistrados del Alto Tribunal a los que les obliga la reformada Ley del Poder Judicial, aunque continúan buscándolo, según han informado.

Los dos bloques se pusieron una fecha máxima, el próximo jueves 13, para presentar a los candidatos, trasladando que si conseguían llegar a un acuerdo este miércoles, el jueves se convocaría un Pleno para proceder al nombramiento. Sin embargo, y a pesar de que el presidente del Consejo, Carlos Lesmes, ha instado a todos a cumplir con su obligación, la negociación continúa dilatándose.

Los progresistas, representados por Álvaro Cuesta, Roser Bach y Rafael Mozo, presentaron un listado de nueve magistrados del Tribunal Supremo que habrían manifestado su «deseo» de ir al Tribunal Constitucional. Ahora, según han trasladado al bloque conservador, podrían reducir el listado a tres de ellos, aunque tampoco aclaran por qué candidato optarán finalmente.

Los conservadores esperan efectos de la visita de Reynders

Por otro lado, la visita del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, a nuestro país no ha dado frutos de momento puesto que PSOE y Partido Popular no se mueven de sus posturas para renovar el CGPJ, que lleva en funciones desde diciembre de 2018. Los vocales conservadores sí que esperan frutos de dicha visita. Consideran, según han trasladado tras la reunión, que «es tan reciente que hay que dar tiempo para que rinda, sin duda, los efectos que todos esperamos».

La semana pasada, Lesmes vinculó su posible dimisión -de la que ya advirtió durante su discurso de apertura del año judicial- a que los dos principales partidos del Congreso «visibilicen» su compromiso de buscar un acuerdo de renovación. Si no lo hacían en «los próximos días», dijo, renunciará.

Así, el retraso tanto en el desbloqueo del órgano de gobierno de los jueces como en la designación de los magistrados del Constitucional que corresponde a los vocales para que el Gobierno pueda nombrar a los otros dos que le corresponde sitúa al presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo al borde de la dimisión.

Los progresistas hablan de «vías alternativas»

Los interlocutores que representan a ocho vocales progresistas han trasladado después del encuentro que los conservadores les han transmitido que la renovación del Consejo «se está gestando actualmente por los interlocutores políticos competentes» y que, por tanto, no están «en condiciones de ofrecer una nueva fecha concreta de negociación».

Ante esta situación, los representantes de ocho vocales progresistas afirman que han dado cuenta al presidente Carlos Lesmes de lo que ha dado de sí la reunión y desde hoy mismo «iniciarán la exploración de otras vías de acuerdo inmediato a lo largo de hoy, mañana y pasado con la voluntad de cumplir en el plazo más breve posible con el mandato y las funciones que la Constitución Española y la Ley Orgánica del Poder Judicial asignan al Consejo General del Poder Judicial».