España

Montería a 2.900 euros el puesto en la finca donde Pedro Sánchez se reúne con sus ministros

El Estado ingresará este año 176.144,32 euros por tres jornadas de caza mayor, a celebrar en Quintos de Mora y en otros dos cotos públicos | El Gobierno ha aprobado un anteproyecto de ley "letal" para la actividad cinegética, según los cazadores

Una empresa especializada en gestión cinegética comercializa a 2.900 euros el puesto la montería que se llevará a cabo el próximo 1 de diciembre en Quintos de Mora, la finca que el Estado tiene en los Montes de Toledo desde 1942 y en la que Pedro Sánchez se ha reunido en varias ocasiones con sus ministros para planificar el trabajo en vísperas del inicio del curso político. También otros ex presidentes del Gobierno, como Felipe González y José María Aznar, han utilizado estas instalaciones.

El anuncio se puede consultar en el portal temático Guía de Monterías, donde se detalla el número de puestos que se habilitarán (35), las rehalas que se emplearán (25) y el cupo máximo de piezas a abatir por cazador (tres venados y gamos y jabalíes libres). En concreto, se monteará en la mancha conocida como ‘Umbría’, que ocupa unas 900 de las 6.864 hectáreas de superficie que tiene este monte ubicado en el término municipal de Los Yébenes.

«Las reses son de buena genética, lo que, unido a su cantidad y dureza de sus montes, [la convierten en] una de las más prestigiosas fincas del panorama montero. Debido a las características del terreno también son abundantes los jabalíes, astutos y escurridizos entre sus montes, lo que hace que aparezcan con frecuencia en sus juntas grandes trofeos que suelen sorprender», resalta la publicación. A principios de esta semana, a más de mes y medio de la fecha de celebración, tan sólo quedaban dos huecos libres.

La compañía que organiza esta jornada de caza mayor es Servimontes Haciendo Caza SL, a la que la dirección del organismo autónomo Parques Nacionales -dependiente del Ministerio para la Transición y el Reto Demográfico y que gestiona Quintos de Mora- adjudicó a finales del pasado mes de mayo el contrato para el aprovechamiento cinegético de la finca toledana mediante la celebración de una montería tras presentar la oferta más ventajosa económicamente para la Administración.

La propuesta de esta empresa sevillana ascendía a 72.984,50 euros (a razón de 2.085,27 euros el puesto), casi 15.000 euros más que la de la otra firma que pujaba por el contrato: Bosques y Caza SL (58.038,77 euros). En concreto, el importe ofrecido por Servimontes Haciendo Caza era más del doble del presupuesto base de licitación (35.997,50 euros, lo que equivalía a 1.028,50 euros por puesto). El beneficio que obtenga esta firma será el que obtenga de descontar a los ingresos derivados de la venta de los puestos y de las carnes procedentes de las piezas que se abatan el canon que tiene que abonar a la Administración, las rehalas, los servicios veterinarios y el seguro de responsabilidad civil para cubrir eventuales accidentes, entre otros gastos.

El Estado ingresará 176.000 euros por tres monterías mientras el Gobierno redacta una ley «letal» para la actividad cinegética, según los cazadores

El importe ofertado por la adjudicataria este año ha sido un 10,34 % inferior al propuesto por el mismo encargo en 2021: 81.399,66 euros (al precio unitario de 2.325,70 euros, impuestos incluidos). Esa montería se celebró el pasado 18 de noviembre en la mancha denominada ‘Gil García’ y en ella se abatieron exactamente 130 reses (77 ciervos, 45 jabalíes y ocho gamos), según la información facilitada por Parques Nacionales en respuesta a una información tramitada a través del Portal de la Transparencia.

En las dos temporadas anteriores (2019-2020 y 2020-2021), el Estado adjudicó el aprovechamiento cinegético de esta finca castellano-manchega a la empresa Fortriun SL, cuyo administrador único es hermano del de Servimontes Haciendo Caza. Concretamente, la compañía onubense se hizo con el contrato tras ofrecer 164.266,76 euros por 105 puestos en tres monterías (1.564,44 euros por cada uno).

La gestión del coto de Quintos de Mora dio un giro en 2012, cuando el Ministerio de Ambiente -con Miguel Arias-Cañete como titular- sacó a licitación el aprovechamiento de monterías y recechos durante la temporada cinegética 2012-13 como fuente alternativa de ingresos. Fue después de aplicarle un tijeretazo importante a las transferencias públicas que se hacen anualmente al organismo que gestiona la red de parques nacionales.

Dos cotos estatales más

Junto con el coto de Quintos de Mora, Servimontes Haciendo Caza se ha vuelto a hacer este año con el aprovechamiento cinegético de otras dos fincas estatales con las que el ministerio que dirige Teresa Ribera quiere reducir las poblaciones de especies de caza mayor para mantener su control: Selladores Contadero (Jaén) y Dehesa Cotillas (Cuenca).

En el caso del coto jiennense, la montería está prevista para el próximo 15 de diciembre y los 30 puestos se están comercializando a 3.100 euros, después de que la empresa se haya comprometido a pagar a la Administración 74.457,76 euros. El cupo se ha fijado en tres machos de ciervo, gamo y/o muflón, no habiendo límite ni en jabalíes ni en hembras de gamo y muflón.

En esta finca -localizada entre las localidades de Andújar, Baños de la Encina y Villanueva de la Reina- se abatieron nueve gamos entre 2013 y 2016 homologados como medallas de oro (cinco), plata (uno) y bronce (tres), según se detalla en el último catálogo de trofeos de caza 2011-2017. En El Contadero se mató en 1954 el decimosegundo venado con más puntos (208, 53) que hasta la fecha ha valorado la Junta Nacional de Homologación.

En cuanto a la montería en Dehesa Cotillas, ésta tendrá lugar en la mancha denominada ‘Juanlengua y los Brezales’, donde se ubicarán 24 puestos en varias armadas. El cupo serán dos machos de ciervo y uno de gamo, no existiendo límite para abatir jabalíes y hembras de gamo. La cantidad abonada por Servimontes Haciendo Caza ha sido 28.702,06 euros.

La ley que pone en pie a los cazadores

De esta forma, Parques Nacionales ingresará 176.144,32 euros por las tres monterías (los pagos los recibirá con al menos 15 días de antelación) en un momento en que el Gobierno de coalición tiene enfrente al colectivo de los cazadores a cuenta de la futura Ley de protección, derechos y bienestar de los animales, aprobada por el Consejo de Ministros del Gobierno de España el pasado 1 de agosto y cuya tramitación parlamentaria se inició la pasada semana.

Promovido por Derechos Sociales y Agenda 2030 (uno de los ministerios controlados por Podemos), el mundo de la caza advierte de que la entrada en vigor del texto en su redacción actual sería «letal para la actividad» cinegética, al no excluir a los animales auxiliares (como las rehalas). El PSOE ya ha presentado una enmienda parcial para que los efectos de dicha ley se ciñan a los animales domésticos y no alcancen a los de caza, que se regularían por una legislación específica.

Te puede interesar

Comentar ()