España

Hacienda tendrá que devolver 1.316 millones a Telefónica tras ganar la batalla judicial por la compra de Lycos

La operadora se lleva una indemnización de 526 millones por demoras en los pagos

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en una ponencia de la empresa de telecomunicaciones

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica alvarez-pallete Óscar del Pozo / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 12/5/2016

Telefónica ha recibido una gran noticia en su apartado financiero. Hacienda deberá pagar a Telefónica 1.316 millones de euros por haber pagado de más el Impuesto de Sociedades.

La cifra se dividen en dos: 790 millones de euros provienen de los impuestos satisfechos en dichos ejercicios, así como un importe de 526 millones de euros en concepto de intereses de demora, según ha comunicado la operadora en un Hecho Relevante a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores.

A pesar de que la Abogacía del Estado interpuso una apelación ante el Tribunal Supremo el año pasado, la Justicia española ha dado la razón a la compañía de telecomunicaciones y la sentencia es firme a todas luces.

Anteriormente, la Audiencia Nacional dio la razón a Telefónica y obligó a Hacienda a pagar 903 millones de euros por el mismo caso. Con todo, a cantidad total devuelta en impuestos a la operadora se sitúa en 1.492 millones. La compañía llegó a pedir un total de 1.588 millones de euros por lo que la Justicia le ha dado casi la totalidad del dinero que había demandado.

¿De dónde viene el litigio?

El litigio entre operadora y Agencia Tributaria se remonta a los años 2000 cuando Telefónica, a través de Terra, compró el buscador Lycos por unos 8.000 millones de euros a través del canje de acciones.

Las minusvalías en esta transacción se anotaron como pérdidas para reducir la base imponible de ejercicios futuros a efectos del pago del impuesto de sociedades. Más tarde, la compañía recalculó esto y la base imponible negativa podía haberse calculado según el valor de mercado de las acciones de Lycos recibidas. Así que rehízo las cuentas reclamando a Hacienda un crédito fiscal mucho más cuantioso por la misma operación.

Comentar ()