Economía | Empresas

Vodafone se adentrará de la mano de Caser en el negocio de salud

La operadora se suma a Telefónica y MásMóvil en esta vertical para aumentar sus rentabilidades

Tienda Vodafone en Zaragoza

Tienda Vodafone en Zaragoza Vodafone

Vodafone, ante la crisis que vive el sector de las telecomunicaciones en su negocio, ultima su servicio de salud y sigue los pasos de Telefónica o MásMóvil para ofrecer a sus clientes un seguro médico.

Según ha podido saber este periódico, la operadora británica ha llegado a un acuerdo con Caser, que será la aseguradora encargada de gestionar las pólizas de aquellos clientes que quieran tener a través de la teleco el servicio de salud.

Vodafone, en una carta a la que ha tenido acceso este periódico y que va a mandar a sus clientes, califica la oferta de «innovadora, flexible y diferente» de todo el mercado de seguros de salud.

Los clientes de Vodafone que quieran adherirse al nuevo producto pagarán un precio de 6,95 euros por persona y estarán cubiertos tengan la modalidad que tengan bajo las opciones de prepago-copago o todo incluido. Según la compañía, tendrá «acceso sin barreras» y «sin carencias preexistencias ni límites de edad a la proposición de Vodafone Salud».

Las pólizas, tal y como sucede en el resto de operadoras como Telefónica y MásMóvil, también tendrán telemedicina. La gran novedad de la compañía es que ofrecerá también esta opción para las mascotas de los clientes. Por ahora, ambas sociedades trabajan en una prueba piloto de seis meses.

Vodafone ofrecerá a través de su servicio de salud acceso digital a su historial médico, a través de monitorización de autodiagnóstico, receta electrónica, entre otras opciones.

Freno a la pérdida de clientes

La operadora, en este sentido, a través de otros negocios que nada tienen que ver con su sector, quiere afianzarse en el mercado español. Las tres grandes compañías (Telefónica, Orange y Vodafone) siguen perdiendo clientes mes a mes ante los precios y promociones agresivas de las compañías low cost.

A través de estas políticas, las grandes operadoras intentan fidelizar con los clientes y seguir creciendo en otras verticales. Vodafone continúa en la búsqueda de la rentabilidad e intenta posicionarse en segmentos tan importantes como el cine y las series, una vez que decidió abandonar el fútbol de élite ante los altos costes que suponía acceder a los paquetes televisivos.

Por número de usuarios, y si hablamos de pérdida de conexiones fijas -las que van asociadas a los jugosos paquetes convergentes-, Vodafone ha perdido más de 74.000 líneas fijas en lo que va de año, 168.000 en total si se suman las de móvil.

A su vez, Vodafone reiteró este verano que no haría ofertas que lastraran la rentabilidad por cliente de la compañía. Cabe recordar que los ingresos por servicio descendieron en su último trimestre (de abril a junio de 2022) un 3% (con una facturación total de 898 millones de euros). En su último semestre computado superó los 2.000 millones de euros, con una caída en los ingresos por servicios del 0,7%.

La nueva estrategia de Vodafone pasa por eliminar la mayor parte de las continuas promociones que aplicaba la operadora a lo largo del año para ser mucho más claros y no hacer permanentes esos descuentos en las tarifas. “Apostamos por una oferta más sencilla, totalmente flexible y predecible para que los clientes puedan tener el gasto controlado en todo momento”, explicó Hisham Hendi, director de la Unidad de Consumo de Vodafone España.

Te puede interesar

Comentar ()